Ganaderos reciben valor similar al de hace 10 años por el litro de leche

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Septiembre 2015
compartir
precio litro de leche Colombia
El precio de la leche sube al consumidor mientras que el ganadero colombiano recibe un pago por litro similar al de hace 10 años. Foto: www.juventudrebelde.cu / CONtexto ganadero.
Los productores reciben entre $700 y $900 por litro de leche caliente y un máximo de $1.200 por la fría, un valor similar al que recibían en 2005. Por su parte, la industria ha subido el precio del alimento al consumidor en más de $1.000, en los últimos 10 años. 
 
Un colombiano en la actualidad paga un litro de leche entera pasteurizada entre $2.600 y $2.900, costo que depende del sitio donde se adquiera. La deslactosada es $400 más costosa y la descremedada deslactosada puede incluso superar la barrera de los $3.000.
 
Óscar Cubillos Pedraza, economista y coordinador de la Oficina de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, FNG, señaló que el litro de leche pasteurizada se vendía a $1.000 en 2002. (Lea: La Gran Vía se pone al día con pago a 1.800 proveedores de leche)
 
De acuerdo con cifras del Dane, los valores del pago por litro al ganadero han tenido momentos de crecimiento y otros de descenso significativos como ha ocurrido en 2015, pero siempre, se evidencia en las cifras, ha sido la industria la que ha sacado partido al variar el precio pagado, sin disminuir nunca el valor que le cobra al consumidor.
 
La industria acostumbró al consumidor a nunca bajar el precio del litro de leche. Lo mantiene o lo sube y al ganadero siempre es a mantenerle el precio o a bajarlo. Así la materia prima baje, las empresas nunca disminuyen el precio a quien compra”, anotó Cubillos Pedraza.
 
En Estados Unidos y la Unión Europea, zonas con alto consumo de lácteos, la industria define el precio a pagar al ganadero, lo que determinará el valor que el cliente pagará por ella mes a mes.
 
Esto indica que puede un consumidor de leche en Francia encontrarse con un litro del alimento que en octubre próximo se vende a un menor precio respecto de septiembre. (Lea: 3 contradicciones que revelan la inoperancia de Asoleche)
 
“Esa disminución al consumidor en esos países hace que se estimule el consumo de leche y hace que haya mejor encadenamiento del sector con mejores precios”, señaló el economista que resaltó que en esas regiones del mundo el litro cuesta 30 % menos.
 
 El índice de Precios al Consumidor, IPC, por litro de leche, muestra, dijo Cubillos Pedraza, que el valor por el lácteo tuvo una variable al alza entre 2010 y 2012 ante el Fenómeno de El Niño que provocó la escasez del alimento en Colombia. 
 
Desde 2013, el precio por litro de leche pagado al productor comenzó a fluctuar porque aumentaron las importaciones de leche en polvo y porque dejó de existir la estructura de precios competitivos que permitía que cada 6 meses se actualizara el precio a favor del productor con base a una fórmula nacional.
 
Camilo Muñoz, director comercial del Comité de Ganaderos de Zipaquirá, en Cundinamarca, expuso que el precio de leche pagado a los productores nunca se ha sostenido de forma rentable por 3 razones. Una de ellas es la ubicación de los predios.
 
“A las fincas que están en tierras planas les pueden pagar mejor por facilidad de acceso frente a las que están en ladera”, aseguró.
 
En segundo lugar, dijo, en época de receso escolar, principalmente junio – julio y diciembre –enero, la industria baja precio y acopio al argumentar que disminuye la ingesta del alimento en los colegios.
 
Por último, la calidad composicional de la leche genera que el ganadero reciba en un solo año un pago variable por el lácteo que produce. La pérdida en calidad de pasturas puede generar que el alimento pierda puntos a favor en cuanto a grasa y proteína y la industria cobra por ello, entre otros factores.
 
Muñoz manifestó que en la cuenca lechera de Cundinamarca el litro de leche caliente se ha pagado en los últimos 5 años entre los $400 y $900 y la fría entre los $900 y $1.200. La diferencia puede darse además por predios certificados como libres de tuberculosis y brucelosis bovina.
 
Eleazar corredor, ganadero en Cajicá, Cundinamarca, ha estado vinculado al negocio lácteo desde hace más de 3 décadas. Por eso, con propiedad aseveró que en 2005 recibía $700 por el litro de leche caliente y en 2015 le pagan el mismo producto a $860. (Lea: Boyacá, única cuenca con queso que tiene denominación de origen)
 
“En 10 años, el precio solo ha subido $160. Siempre me la han recogido, pero la situación es precaria porque los insumos han tenido un aumento increíble y ya llevamos en eso mucho tiempo”, expresó el ganadero Cajicá.
 
Los colombianos consumidores de leche pasteurizada pagan en promedio $1.400 más que hace 10 años por cada litro del alimento, básico en la canasta familiar.