Jaime García lidera la empresa agropecuaria colombiana que produce yogures y biofertilizantes

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Octubre 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, entrevista Jaime garcia patiño, hacienda chicamocha, yogures zorba, biofertilizante geochic, proyecto agroindustrial, empresa ganadera sostenible, sostenibilidad ganadera, sustentabilidad ganadera, biertilizantes
Jaime García Patiño desde hace cuatro años está desempeñando el papel de líder de Geochic. Foto: Cortesía

Los proyectos agroecológicos son una realidad en Colombia. La hacienda Chicamocha es el ejemplo de esta, razón por la que CONtexto ganadero entrevistó a Jaime Andrés García Patiño, quien hoy es el gerente de este importante y reconocido negocio.

 

Esta hacienda ganadera que tiene su sistema de producción basado en la estabulación, es reconocida en el país no solo por su manera de trabajar, sino también por los productos que han logrado sacar al mercado gracias a su esfuerzo, dedicación y compromiso con la sostenibilidad del ambiente a nivel mundial.

 

CONtexto ganadero (CG): ¿Quién es Jaime Andrés García Patiño y cuál ha sido su trayectoria en el sector ganadero?

 

Jaime Andrés García Patiño (JAGP): Soy un ingeniero agrónomo de profesión, un apasionado por el tema de la agricultura orgánica, por lo que mi experiencia en el sector ganadero se ha dado aproximadamente hace unos 10 años, de los cuales hace siete estoy dentro de la compañía donde he sido administrador y gerente de la empresa ganadera Hacienda Chicamocha.

 

Desde hace cuatro años estoy desempeñándome como el líder del proyecto Geochic, que es el biofertilizante que venimos comercializando hacia el sector ganadero en su gran mayoría, viendo los mayores resultados y bondades en el manejo de las praderas.

 

CG: Teniendo en cuenta que este es un sector bastante amplio, ¿cómo termina trabajando con la ganadería y convirtiéndolo en un proyecto de vida?

 

JAGP: El proyecto de la ganadería lo vemos dentro de tres perfiles. El primero es en la conformación del hato, pues cuando se sale a comercializar la leche normalmente es una tarea difícil porque se tiene que comercializar toca venderlo al mejor postor, entonces fue uno de los principales inconvenientes que encontramos, por eso se generó la otra empresa del grupo que es Zorba Lácteos.

 

Decidimos que esa leche había que transformarla y darle un valor agregado, por lo que da origen al yogur griego zorba. Por otro lado, teníamos el problema de estiércol, por lo que estar en una zona de reserva forestal debíamos darle un manejo a este, generando el proyecto y la investigación del biofertilizantes como tal.

 

Vemos que el negocio no es solo la leche y la carne, sino que el estiércol entre a jugar parte fundamental dentro de los ingresos que tenemos con la ganadería.

 

CG: Entrando en materia, ¿cómo se desarrolla este modelo de negocio sostenible llamado Hacienda Chicamocha que puede ser ejemplo para muchas empresas del país?

 

JAGP: Una ganadería convencional sufre mucho en el mercado para dar una rentabilidad por eso hay que buscarle alternativas, por eso digo que cuando empezamos en el proyecto de la ganadería con la traída de unos embriones simmental fue difícil porque vender la leche al mejor postor, después de haber hecho una inversión en alta genética, no es viable ni rentable. (Lea: Así ayuda la tecnología a revolucionar el campo colombiano)

 

Por eso se genera la necesidad de buscar qué hacer con la leche para llegar a tener un punto de equilibrio o rentabilidad dentro de la ganadería. Esta empresa nos proporciona una leche de alta calidad con un porcentaje de grasa y proteína alto, lo que nos llevó a establecernos con el yogur griego, que tiene unas propiedades y bondades altas con el contenido de proteína natural.

 

Cabe resaltar que tener estas características de alta calidad no es nada sencillo, por lo tanto no es un yogur económico. Pero preferimos mantener la calidad del producto y posicionarnos con esto para tener una rentabilidad y abarcar un porcentaje mínimo del negocio de los lácteos en Colombia.

Dentro de estos parámetros de calidad tenemos una ganadería de alta calidad, una genética de alta calidad, una leche y yogur de alta calidad, por lo que buscamos dentro de las políticas de la compañía que el abono también sea de excelente calidad, siendo el manteniendo de la calidad transversal en toda la compañía.

 

CG: ¿Cómo ha sido el posicionamiento de estos productos en los diversos sectores a los que llega?

 

JAGP: No es nada sencillo porque ha habido personas y asesorías que nos dicen que le bajemos la calidad al yogur para así reducir el precio y abarcar un público más amplio en el mercado. Pero la política ha sido mantenernos con la calidad del yogur, con una proteína netamente natural lo que nos ha posicionado en el mercado de las personas ‘fit’, grandes deportistas y personas que cuidan mucho su nutrición, por eso hemos logrado posicionarnos ahí, teniendo en cuenta que no ha sido nada fácil pero que nos ha permitido estar llegando a unos puntos de rentabilidad bastante interesantes. (Lea: Los primeros pasos para ser mejores ganaderos)

 

CG: Hablando de los biofertilizantes, ¿cuál es el valor diferenciador que tiene Geochic?

 

JAGP: Con respecto a Geochic también es un mundo nuevo en el que nosotros iniciamos una investigación de un producto basado en bacterias, lo que nos hicimos construir un laboratorio de microbiología al lado de la planta de producción, con unos estándares definidos dentro de las normas de calidad necesarias para estos espacios.

 

Ese laboratorio cumple una función primordial dentro del proceso que es aislar nuestras cepas de las bacterias, aplicarlas durante todo el proceso, hacer ese control de calidad, pues cada lote que sale de nuestra finca tiene un control de calidad en el contenido de sus bacterias. Además, la cuarta función es ese acompañamiento al cliente, por lo que le demostramos que haciendo unos análisis antes y después de la aplicación, en los suelos colonizamos microorganismos.

 

Es importante resaltar que todo esto está enmarcado en un manejo integrado de plagas, enfermedades y fertilización. Esto quiere decir que no es solo nuestro producto, sino que debe haber una asistencia técnica permanente al lado del productor, indicándole muy bien todo lo que debe hacer para obtener unas buenas producciones.

 

En resumen nuestro producto es un excelente complemento de la fertilización, pero siempre debe estar de la mano de un acompañamiento permanente que es costoso porque se debe estar capacitando a los ganaderos, agricultores acerca de la tecnología de punta con respecto a los microorganismos.

 

CG: Está demostrado que son una empresa sustentable y sostenible, por eso cuéntenos ¿cuál cree que es la clave del éxito?

 

JAPG: Definitivamente es la calidad de los productos y como decía anteriormente, es un parámetro transversal en nuestro grupo empresarial porque debemos tener una genética de alta calidad en nuestra ganadería, un yogur de excelente calidad tratando de mantenerlo y respaldarlo para todos los consumidores, así como un mantenimiento de la calidad del biofertilizante, tratando que las personas vean los resultados.

 

Además, el voz a voz entre una persona y otra es la que nos ha venido posicionando y haciéndonos crecer en el mercado.

 

CG: ¿Cómo ve el sector agropecuario actual y futuro de Colombia?

 

JAGP: Actualmente el ganadero se ha convertido en un gran empresario gracias a que ven las fincas como una empresa, ven todos los sistemas que funcionan en sus fincas, mano de obra, insumos y ahora realmente veo a muchas personas manejando las ganaderías como una empresa.

 

Esto nos ha llevado a que evalúen qué sirve y qué no sirve, qué tecnologías pueden aplicar, ser pioneros en muchas cosas, lo cual ha sido muy beneficiado en estos momentos tanto por el precio de la carne como de la leche, por lo que estoy muy contento con el manejo que se le está dando a las fincas.

 

A futuro nos vemos posicionándonos día tras día más en el gremio de los ganaderos y enseñándolos y acompañándolos en el ese proceso, pues para ser buen ganadero tiene que ser buen agricultor.

 

CG: ¿Cómo ve el futuro a mediano y a largo del proyecto Hacienda Chicamocha, teniendo en cuenta que es un mercado cada vez más competitivo?

 

JAGP: Una de los aspectos que más nos gusta de la compañía es beneficiar a las personas, entonces con la leche tratamos que las personas se nutran mucho mejor, que el yogur sea de excelente calidad para que mejore las condiciones de vida del consumidor.

 

Por el lado del biofertilizante sentimos que estamos ayudando al ganadero a que introduzca mejores pasturas y a que su finca sea día tras día más rentable, pero no podemos detenernos ahí por lo que dentro del sistema empresarial estamos evaluando proyectos relacionados con la emisión de los bonos de carbono, producción de biogás a base de nuestro biofertilizante, estamos pensando en el lado agroturístico del complejo agroindustrial ya que las tres compañías están dentro de una zona de reserva forestal muy atractiva y paisajísticamente muy agradable.