Con apoyo de FedEx, la empresa colombiana Café Devoción conquista a los neoyorquinos

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Abril 2021
compartir
Café, Café 2021, Café Devoción, Fedex, Café Devoción Fedex, Café Colombia 2021, café nacional, envío café, Federación Nacional de Cafeteros, Juan Valdez, café Buendía, Día nacional del café, consumo, PIB, recolectores de café, Producción, cosecha, beneficio, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
La empresa Café Devoción cumple 15 años en 2021 y, gracias a la ayuda de FedEx, lleva su café de la granja a la mesa de los habitantes de Nueva York. Foto: @devocioncolombia - laprensalatina.com

El equipo de FedEx en Colombia trabaja con productores locales de café para ayudarlos a expandir su presencia internacional, como es el caso de Café Devoción, una marca creada en 2006 por el antioqueño Steven Sutton, que en 2014 amplió su cobertura a Brooklyn, en Estados Unidos.

 

Teniendo en cuenta la relevancia de este mercado, la compañía ha reforzado la colaboración con los agricultores locales para exportar el producto insignia desde las rampas de Bogotá y Medellín, con precios especiales y nuevas alternativas de envío puerta a puerta.

 

Todo esto permite que el café colombiano vaya directamente de la finca a la taza en pocos días, con lo cual se conservan las condiciones organolépticas de los granos, especialmente los lotes de café especiales. (Lea: En el Día Nacional del Café, la invitación es a aumentar el consumo)

 

FedEx Express recoge el envío y se asegura que los documentos requeridos por las aduanas estén completos. Luego envía los granos a destinos en Asia (recientemente China), Europa y Estados Unidos, brindando a los productores la posibilidad de rastrear sus envíos en tiempo real.

 

En el caso de Café Devoción, la compañía amplió su cobertura a Brooklyn a partir de 2014 priorizando el nivel de frescura de sus productos. La clave de Devoción es evitar el deterioro de los sabores y aromas que posee el grano desde que sale de la finca.

 

Devoción compra el grano a caficultores nacionales de las regiones más remotas y aventuradas del país. Después los trilla y los tuesta aún en su estado verde y una vez empacado, se envía desde Colombia a Estados Unidos por FedEx en un tiempo de 10 días.

 

Se trata de un emprendimiento familiar colombiano fundado en 2006 con el objetivo de promover el abastecimiento de los cafés más exclusivos del país. (Lea: Caficultores de Colombia serán los primeros en el mundo en usar esta solución para sus cultivos)

 

Nació con la filosofía de encontrar el mejor café y a su vez apoyar a los productores de las regiones más remotas y aventuradas del país, ayudado así a las comunidades cafeteras a tener una vida más digna y segura devolviéndoles el orgullo de su noble labor.

 

De este modo, impulsan programas sociales y ambientales para el bienestar y desarrollo de los agricultores, sus familias y comunidades, así como los clientes de Devoción, con programas de educación integral para cafeteros, relevo generacional, reforestación y apoyo a la mujer, entre otros.

 

En reconocimiento a las mujeres que lideran la producción en finca, lanzaron una edición especial llamada el “Café de la mujer”, que proviene de departamentos como Huila y Cundinamarca, y son comercializados en Colombia y en Estados Unidos.

 

Para FedEx Express, las pequeñas y medianas empresas como Devoción son un segmento crucial para la economía latinoamericana y brindan una gran oportunidad de crecimiento a la industria. (Lea: Residuos de café sirven para alimentar al ganado de leche)

 

En Colombia, el café es uno de los productos de exportación por excelencia. Se produce en más de 590 municipios, abarcando 844 743 hectáreas donde se obtienen 14 millones de sacos de 60 kg al año, lo que representa mano de obra de unos 137 500 recolectores.

 

Según la Federación Nacional de Cafeteros (Fedecafé) la expectativa para el primer semestre del año en términos de producción es alcanzar los seis millones de sacos de café recolectados, y de mantenerse la cosecha, podrían representar alrededor de $9,5 y $10 billones.