En el Día Nacional del Café, la invitación es a aumentar el consumo

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Junio 2020
compartir
Café, Federación Nacional de Cafeteros, Juan Valdez, café Buendía, Día nacional del café, consumo, PIB, recolectores de café, Producción, cosecha, beneficio, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
En el Día Nacional del Café se destaca el papel que cumple este producto en la economía nacional siendo el 12 % del PIB agropecuario y el principal renglón de exportación. Foto: facebook.com/fedecafeteros

Con una invitación a incrementar el consumo, este 27 de junio se celebra el Día Nacional del Café, fecha que rinde homenaje al producto insignia de Colombia y a quienes lo producen.

 

Según la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), a finales de 2019 el consumo interno alcanzó 2,2 kg por persona, con potencial para crecer. En mayo y, aparentemente por el confinamiento, el consumo creció 26 % en comparación con el mismo mes de 2019, según cifras de la firma Raddar.
 

Para Colombia en su conjunto, el café representa 22 % del PIB agrícola, 12 % del PIB agropecuario y es el principal producto agrícola de exportación, lo que se traduce en importantes ingresos de divisas y generación de empleos (730 mil directos aproximadamente). (Lea: Juan Valdez le apuesta a la transformación digital para aumentar el consumo)

En la actual coyuntura sanitaria, el sector cafetero cobra mayor relevancia, pues ha demostrado ser poderoso motor de la economía e incluso tabla de salvación para quienes habían perdido su ingreso y hallaron en la recolección del grano una alternativa. En más de la mitad del país (23 de los 32 departamentos) se produce café y en muchas regiones es el principal producto agrícola.

 

En 2019 la producción de café alcanzó 14,8 millones de sacos, equivalentes a 7,2 billones de pesos que dinamizan otros sectores como alimentos, vestido, vivienda, salud, servicios públicos, comunicaciones y transporte, entre otros.

 

Este año se estima que la cosecha superará los 14 millones de sacos, para completar seis años de cosecha récord gracias al trabajo de la FNC para mantener una caficultura joven y productiva, y al compromiso de los propios caficultores.
 

 

Algunas cifras que dan cuenta de la importancia del sector cafetero y de la ardua y comprometida labor de la FNC son: 541.228 familias cafeteras y 656.906 fincas; 853.809 hectáreas en café; 83 % del área sembrada con variedades resistentes a enfermedades como la roya; productividad de 21,4 sacos/ha, densidad de 5.243 árboles/ha (con corte a 2019), las mayores de la historia; y, 1.8 millones de visitas a finca realizadas por el Servicio de Extensión entre 2015 y 2019. (Lea: Futuro de la caficultura colombiana está en la calidad)

 

Por su eficacia y transparencia en la ejecución de proyectos, cooperantes nacionales e internacionales ven además a la FNC como un aliado clave para impactar la calidad de vida de los hogares rurales. En 2019, la FNC ejecutó proyectos por $265 mil millones, apalancados en una relación de 1 a 3,7 con fuentes de otros actores públicos y privados y nacionales y extranjeros.

 

Con más de nueve décadas de historia, la FNC es una organización resiliente que ha sabido adaptarse a los desafíos del momento y hoy es un ejemplo, reconocido a nivel mundial, de unión gremial. El grano de excelente calidad que producen los caficultores colombianos es reconocido como el mejor café suave del mundo.

 

En años recientes la FNC ha articulado su hoja de ruta en torno a los cuatro ejes de su estrategia: económico, ambiental, social y de gobernanza, que no son otros que los pilares de la sostenibilidad, procurando siempre el bienestar del caficultor. (Lea: Se abren importantes oportunidades para cafés especiales colombianos)

 

Además este 27 de junio también se cumplen 93 años de la Federación Nacional de Cafeteros, gremio que nació gracias a un grupo de caficultores visionarios que se unieron para crear una organización gremial que los representara nacional e internacionalmente, impulsara las exportaciones, velara por su bienestar y mejorara su calidad de vida.

 

Fiel a su misión de procurar el bienestar de los caficultores y sus familias desde su creación en 1927, la FNC ha ido diversificando su labor institucional desde la semilla hasta la taza, no sólo optimizando la logística o agregando valor al café colombiano, sino poniendo a disposición de los productores programas, esquemas y herramientas que faciliten al máximo su labor y los ayuden a reducir costos para mejorar su rentabilidad.

 

En estos 93 años de historia, el gremio ha creado empresas insignia como la fábrica de café liofilizado Buencafé, cuyas utilidades se reinvierten 100% en los bienes y servicios públicos cafeteros tales como el centro de investigaciones en café de mayor renombre mundial (Cenicafé) y el servicio de extensión.

 

Gracias a la FNC como institución, los caficultores cuentan también con la garantía de compra (el servicio público más valorado), el brazo logístico y de control de calidad Almacafé, la educativa Fundación Manuel Mejía y las tiendas Juan Valdez. (Lea: Tomadores de café tienen menos probabilidad de morir de algunos males)

 

Todos estos bienes y servicios públicos cafeteros ponen a Colombia a la vanguardia en la industria con respecto a otros países productores, con una FNC que además lidera la vocería nacional e internacionalmente en favor de los productores para dignificar su calidad de vida.