Con el inicio del año llegan las heladas

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Enero 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Heladas, heladas en Colombia, prevenir las heladas, recomendaciones para prevenir las heladas, heladas 2021, IDEAM, Fenómeno de la Niña, clima, clima colombia
Conozca algunas medidas para proteger sus cultivos de las heladas. Foto: MinAgricultura.

Este fenómeno no es nuevo, pero su ocurrencia viene aumentando. Desde el año anterior empezaron a presentarse en algunas zonas de la región Andina y en Nariño, afectando a ganaderos y agricultores.

 

Como es usual, al finalizar e inicios del año, es posible que se presenten heladas especialmente en zonas del altiplano cundiboyacense y nariñense, así como en sectores de Santander, Norte de Santander y Cauca. (Lea: Tenga presentes estas recomendaciones ante las heladas)

 

Desde la Mesa Técnica Agroclimática Nacional, liderada por el Ministerio de Agricultura en alianza con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), y con el apoyo de gremios del sector agropecuario, la academia, Secretarías de Agricultura, entre otros actores del orden nacional y local, se mantiene vigilancia sobre este y otras variaciones climáticas para brindar información, recomendaciones y alertas.

De acuerdo con los reportes del Ideam, ya hay registros de descensos de temperatura mínima en algunos municipios del país, ubicados en los altiplanos cundiboyacense y nariñense y también en sectores de Santander, y algunas otras zonas.

 

De acuerdo con la directora Instituto, Yolanda González Hernández, pese a que en el país está presente el fenómeno de La Niña, habrá periodos de altas temperaturas en el día y descensos significativos en las madrugadas, que incluso pueden ocasionar heladas. (Lea: ¿Qué hacer en los cultivos para reducir el impacto de las heladas?)

 

Las recomendaciones y medidas a tener en caso de heladas:

 

El manejo del riego

 

De acuerdo con Agrosavia, algunos métodos de control y manejo de heladas contrarrestan los efectos negativos de las bajas temperaturas en el momento que ocurren, por ejemplo, el riego, el cual en Colombia es el método más común y económico. Sin embargo, se debe tener en cuenta que las prácticas de riego para el mantenimiento de un cultivo son diferentes a las que se deben realizar para el control de heladas.

 

En general, cuando se hace el riego, la capa de hielo que se forma como lámina se debe ver relativamente claro; si hay una mezcla líquido-hielo claro recubriendo las plantas y el agua gotea del hielo, entonces la tasa de aplicación es suficiente para evitar daños.

 

Si el agua se congela y tiene una apariencia blanca lechosa, entonces la tasa de aplicación es demasiado baja para las condiciones climáticas. (Lea: Recomendaciones y medidas para tener en cuenta por los productores en caso de heladas)

 

Adicionalmente la aplicación de agua debe ser mucho más uniforme que la necesaria para el riego para que ningún área del cultivo reciba menos de la cantidad designada.

 

Para máxima protección el riego se debe realizar sobre el follaje, garantizando que se cubra la planta con agua completamente, además de tener funcionando el sistema continuamente durante el evento climático.

 

En ganadería:

 

Por disminución en el consumo de forrajes y el stress calórico e hídrico, se produce disminución en la producción de leche, carne y en la natalidad, por lo cual se recomiendan las siguientes acciones:

 

– Disponer de pequeños diques en depresiones y hondonadas para recoger las pocas lluvias

 

– Construir cambuches o cobertizos para el sombrío del ganado en sabanas o praderas muy descubiertas, que eviten la deshidratación y daño en la piel de los bovinos.

 

– Utilizar bloques multinutricionales.

 

– Disminuir la carga animal por hectárea, haciendo una mejor redistribución de los animales por potrero o secando anticipadamente las vacas de baja producción.

 

– Establecer planes de suplementación nutricional con subproductos como: licor o afrecho de cervecería, vinaza, contenido ruminal (mataderos), tallo o vástagos de plátano, melaza, residuos de cosecha (zanahoria, remolacha, papa, plátano, banano, yuca, etc.), pulpas y cáscaras de frutas, henos, tamos tratados con amoníaco o urea, torta de palmiste y subproductos de la industria de la yuca.

 

– Usar follajes de plantas arbóreas: por ejemplo, acacia forrajera, botón de oro, sauco, "quiebra barrigo" o "nacedero" asociada a gramíneas, p.ej. kikuyo, suplementando con una ración que expresada en forraje verde debe ser el equivalente al 12% del peso vivo del animal.

 

En maíz:

 

– Este cultivo es altamente susceptible a sequía y a heladas, por lo cual debe sembrarse en lotes bajos de las fincas o en aquellos con mayor facilidad de riego.

 

Para disminuir pérdidas en la germinación se debe:

– Aumentar la cantidad de semilla por hectárea

– Sembrar semilla certificada y de variedades mejoradas

– Para cultivos tradicionales se recomienda siembra a "chuzo".

 

Para favorecer la humedad del suelo se debe:

– Evitar el sobrelaboreo del suelo optando por la labranza mínima o cero labranzas o arar con cincel

– Incorporar residuos vegetales o materia orgánica al suelo

– En sistema tradicional considerar el asocio con otros cultivos, de acuerdo con análisis de suelo correspondientes y recomendaciones técnicas, hacer fertilización nitrogenada con base en urea y sulfato de amonio.

 

–Para controlar el ataque de tierreros y trozadores, se recomienda el uso de cebos tóxicos para control de cogollero, se recomienda el uso de granulados e insecticidas biológicos con base en"bacillusthuringiensis".

 

En hortalizas:

 

– Se recomienda transplantar en las últimas horas de la tarde

– Utilización de riego en zonas donde sea posible a primeras horas de la mañana o finalizando la tarde con el fin de evitar la evaporación rápida del agua aplicada.

– Utilización intensiva de materia orgánica.

– Mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo.

– Establecer huertas caseras por cuanto permite un mejor manejo de los semilleros y mejor aprovechamiento del agua.

– Hacer labranza mínima.

 

En papa:

 

Para conservar la humedad del suelo se debe:

– Preparar el suelo con arado de chuzo o de cincel

– Incrementar el uso de abono orgánico

– Mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo

– Para prevenir el efecto de las heladas se debe:

– Procurar las siembras en ladera y en los lotes bajos de la finca o en aquellos con facilidad de aplicar riego.