Conservar e identificar semillas, un beneficio para la ganadería

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Marzo 2013
compartir
Semillas para ganadería.
Las semillas forrajeras son claves para mitigar el impacto que dejan los cambios climáticos en los hatos ganaderos. Foto: CONtexto Ganadero.
Científicos de la Universidad Nacional de Colombia aseguran que si se tienen documentadas las simientes del país, se podría mejorar la utilización de las mismas en diferentes campos productivos como la ganadería.
 
En Colombia, los recursos genéticos están subutilizados. La falta de documentación, las pocas acciones que realizan para su mejoramiento y el desconocimiento de la variabilidad de las colecciones de germoplasma, el conjunto de genes que se transmite por la reproducción a la descendencia por medio de gametos o células reproductoras son las principales razones para que no exista un gran desarrollo al respecto.
 
Otro problema que aqueja a estos recursos, es la existencia de los límites para que sean conservados y utilizados pues no existe una comunicación fluida entre las diferentes instituciones que recolectan las semillas en el país. (Las semillas de arroz podrán ser mejoradas genéticamente). 
 
Es por esto que, para poder conservar las semillas de las especies vegetales requeridas para sostener la producción, se necesita realizar un inventario de las mismas. Adolfo Ligarreto Moreno, docente de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de Colombia, explica que “en nuestro país podemos tener una variabilidad genética excelente en los bancos de germoplasma, pero si no tenemos todo en documentos bien organizados y con datos bien elaborados, no podremos establecer nunca cómo lo vamos a utilizar. En actividades como la ganadería, saber escoger qué semilla sirve para cada hato, sería un beneficio para los productores bovinos colombianos”.
 
La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, y el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, como entidades administradoras, son las encargadas de liderar la consolidación de un inventario 'in situ y ex situ' actualizado de los recursos fitogenéticos, esta última asegunra que tiene un convenio vigente por valor de $4.700 millones para preservarlas e investigarlas.
 
La importancia de las semillas en la ganadería
La Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, realiza en asocio con el Ministerio de Agricultura y Colombia Humanitaria, el programa ‘Suministro de semillas forrajeras de trópico bajo para damnificados de la ola invernal’, con el cual ayuda a mitigar los efectos que los cambios climatológicos dejan en los hatos bovinos. (Semillas importadas de Brasil, un gran beneficio para los ganaderos del país). 
 
Las semillas forrajeras son importadas desde el país vecino de Brasil con un subsidio del 60% para pequeños ganaderos y de un 25% para productores vacunos medianos y grandes. Es decir: un kilo de semilla que en el mercado se encuentra en $25.000, por medio del programa de Fedegán la pueden adquirir pequeños ganaderos a $10.000 y medianos y grandes a $18.750”, asegura Marceliano Acosta, gerente de Proyectos Estratégicos de Fedegán.