Semillas forrajeras: clave para contrarrestar invierno en Putumayo

Por: 
CONtexto Ganadero
04 de Diciembre 2012
compartir
Semillas forrajeras. Foto: Claudia Castillo.
Carlos Toro mejora sus forrajes mediante sistema silvopastoriles. Foto: Claudia Castillo.
Cerca de 3.800 kilos de semillas han sido subsidiadas con descuentos del 60%, para que los ganaderos puedan mitigar los efectos del invierno.
 
Carlos Eduardo Toro perdió cerca de 32 hectáreas de forrajes por el invierno, ahora, gracias al Programa de Suministro de Semillas Forrajeras, pudo comprar  10 kilos de semillas y su hato ha reverdecido. “Es un apoyo para fomentar a los pequeños ganaderos, poco a poco estoy mejorando mis praderas”, indicó.
 
Carlos Eduardo Toro adquirió  10 kilos de semillas, aunque perdió cerca de 32 hectáreas de forrajes por el invierno, sus campos se están recuperando, “es un apoyo para impulsar a los pequeños ganaderos, poco a poco estoy mejorando mis praderas”, indicó.
 
Con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, las campañas radiales que promovió el Comité de Ganaderos de Putumayo y la administración de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, más de 100 productores han sido beneficiados con este programa que permite reabastecer de forrajes los campos afectados.
 
Se trata de la venta de una semilla a precio subsidiado para ganaderos afectados por la ola invernal. Debido a las frecuentes precipitaciones, los campos se pueden inundar con facilidad, lo que dificulta la producción de pastos para el consumo animal.
 
“Nosotros hacemos la visita inicial donde se hacen recorridos a las fincas y se establecen las áreas y la necesidad de la semilla, después se hace la compra de la semilla por parte del productor y meses después se hace una segunda visita, que la hace otro profesional para verificar el uso de la semilla”, explicó Claudia Castillo, profesional adscrita al Comité de Ganaderos de Puerto Asís.
 
Normalmente el tiempo de germinación de las semillas Branquiarias de cumbre, brizantha piatá, que toleran la humedad, son de 3 días. Sin embargo, las semillas que son suministradas con este programa están recubiertas con capas de polímero plástico, lo que hace que el proceso de germinación sea de 15 días aproximadamente.
 
Semillas forrajeras. Foto: Claudia Castillo.
 
Asesorías técnicas en campo
Adicionalmente, con la compra de estas semillas, se llevan a cabo visitas técnicas con el fin de verificar la forma en que los productores están sembrando, así mismo las asesorías para la siembra de árboles en praderas y el aprovechamiento de los abonos, hacen parte de este programa.
 
“Ellos me ayudan a escoger el tipo de semilla que necesito, de acuerdo al suelo que tenga, también me asesoran sobre el manejo del suelo y tengo que esperar de 4 a 6 meses para ver los resultados”, asegura Toro.
 
Mientras 1 kilo de semillas está costado en el mercado externo, entre $30.000 y $35.000, el costo que ofrece este programa está alrededor de los $11.000, generando un ahorro del 60%, “me he beneficiado bastante porque he comprado sal, semillas y estoy implementando cercas eléctricas, entonces hay más rendimiento de potreros y mayor control de pastoreo”, comentó Carlos Eduardo Toro.
 
Desde el pasado mes de marzo y hasta el 12 de diciembre los ganaderos podrán beneficiarse de este programa, dirigiéndose al Comité Ganadero de Puerto Asís. “Lo que se le pide al productor es que traiga el certificado de que ha sido afectado y los documentos de la finca acompañado del registro de vacunación”, sostuvo  Castillo.