“El agro debe protagonizar una revolución tecnológica”: Hernández

Por: 
CONtexto Ganadero
08 de Diciembre 2013
compartir
34 Congreso Nacional Arrocero
Rafael Hernández, presidente ejecutivo de Fedearroz, hizo un balance de los logros alcanzados con el Amtec. Foto: Prensa - Fedearroz.
El programa de Adopción Masiva de Tecnología, Amtec, liderado por la Federación Nacional de Arroceros cierra un 2013 altamente positivo. Las nuevas tecnologías siguen ganando terreno en el agro y la competitividad del sector se fortalece día a día.
 
Durante la apertura de la edición 34 del Congreso Nacional Arrocero el pasado 4 de diciembre, el gerente general de Fedearroz, Rafael Hernández, dejó ver con claridad que los esfuerzos del gremio que representa y las oportunidades generadas están enfocadas en la gestión y desarrollo del programa de Adopción Masiva de Tecnologías, Amtec, que sugiere que los cultivos de arroz en Colombia tienen el potencial para fortalecer la competitividad con base en la investigación y experiencia adquirida a través del proceso de transferencia de tecnología.
 
“La Federación sigue adelante impulsando programas que les permiten a los arroceros ser más productivos, contar con mejor tecnología, enfrentar los efectos del cambio climático y ser más competitivos gracias a la adopción de nuevas tecnologías”, aseguró Hernández durante la presentación.
 
El objetivo puntual que persigue la Federación es hacer de esta actividad agrícola un modelo sostenible y para esto, se deben disminuir los costos de producción y aumentar la productividad. Algo que durante 2013 fue apalancado por diferentes aspectos dentro de los cuales se encuentra el programa de Adopción Masiva de Tecnología, Amtec. (Lea: Fedearroz adelanta programa de adopción masiva de tecnología)
 
Esta iniciativa busca transferir conjuntamente las tecnologías disponibles de manejo en cada región haciendo énfasis en el uso preciso de las prácticas en los cultivos. “Es nuestro propósito y objetivo puntual socializar y promover el uso del programa Amtec, pues estamos convencidos de que constituye una herramienta fundamental para alcanzar la competitividad a mediano plazo y salvaguardemos la estabilidad de nuestra producción”, señala Hernández.
 
Las metas del programa son ambiciosas, según Fedearroz, se busca disminuir en algunas regiones, hasta en un 20%, los costos de producción por hectárea a través del uso más racional de los insumos, el monitoreo de las plagas y enfermedades y el análisis de suelos.
 
Asimismo, de acuerdo con Hernández, los resultados de la implementación de este programa en 2012 indicaron que en la mayoría de territorios donde se instauró, se alcanzaron costos de producción similares a los de los arroces importados desde EE.UU.
 
Para 2013, los índices de productividad disminuyeron levemente de acuerdo con Fedearroz, debido a que las condiciones climáticas no fueron las más favorables, por lo cual quedó en evidencia que esta variable juega un papel fundamental en el desarrollo del programa. “Debemos afinar las recomendaciones del Amtec, de cara al próximo año, para consolidar el impacto del proyecto en todo el sector arrocero colombiano", dijo el gerente general de Fedearroz. (Lea: Disponen de $10 mil millones para que arroceros implementen Amtec)
 
Durante la presentación también se tuvo en cuenta que la masificación de tecnologías de vanguardia está determinada por la capacitación de un número considerable de agrónomos que lleven el programa a los productores nacionales. En este sentido, Fedearroz ha capacitado a un total de 80 agrónomos. Asimismo, ha venido llevando a cabo un curso para 270 profesionales de esta área que brindan asistencia técnica en las 5 zonas arroceras del país. 
 
A través de Amtec, Fedearroz puso este año a disposición de los productores del país un total de 25 kits de maquinaria apta para la implementación de agricultura de precisión, que fueron  distribuidos en las diferentes seccionales de la Federación en el país y en los distritos de riego y en el tema de adecuación de suelos destinó $9.700 millones enfocados en asistencia técnica y desarrollo.
 
Todo lo anterior muestra el enorme interés de  Fedearroz por generar ciencia y tecnología, así como capacitar capital humano para implementarla. “Las tecnologías son el combustible moderno que necesita el agro para convertirse en una locomotora. Colombia necesita dar un salto muy grande en materia tecnológica para lograr competitividad rural”, indicó Gonzalo Sarmiento, presidente de la Junta Directiva de Fedearroz. (Lea: Fedearroz adelante con éxito cursos sobre Amtec en el país)
 
Con esto, se espera que el proyecto Amtec dinamice el aumento de la producción y la disminución de los costos operativos de manera gradual durante los próximos 5 años hasta alcanzar la cobertura total de la zona arrocera nacional.