Este es el proyecto de maíz transgénico en el que trabaja Corhuila

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Octubre 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, maiz transgenico, hibrido de maiz, hibrido de maiz transgenico, maiz convencional, corhuila, Huila, ganaderos, ganaderos colombia, agricultores, agricultores Colombia
El proyecto busca generar una mejor producción de forraje para épocas se verano con base en el maíz transgénico.Foto: alfa-editores.com.mx

La Corporación Universitaria del Huila realizó un experimento con híbridos de maíz convencionales y transgénicos mediante los cuales demostró la eficacia de los mejorados en el proceso de producción de forraje.

 

4 estudiantes de noveno semestre de pregrado de esta Corporación iniciaron en 2018 un proyecto en el que se busca intensificar la producción de forraje y conservarlo para ser utilizado en las estaciones del año en las cuales no llueve. Para este 2019, 8 estudiantes de unieron al proyecto, que quieren desarrollar en todo el departamento del Huila con ayuda de otras entidades. (Lea: Los cultivos genéticamente modificados aumentaron nuevamente en 2016)

 

Estos aliados son la Universidad del Tolima con su facultad de medicina veterinaria y zootecnia, la Universidad Cooperativa sede Ibagué y se crearon relaciones en Brasil con la Universidade Estadual de Maringá.

 

Frederich Díaz Rodríguez, es un profesor de la facultad de medicina veterinaria y químicas afines de la Corporación Universitaria del Huila, con doctorado en nutrición y producción animal de la Universidad de Sao Paulo y parte importante de este proyecto.

 

“Con este proyecto la Corporación ha conseguido a través del Comité de Ganaderos del Huila, implementar unos embriones y se han conseguido animales que desde pequeño han venido creciendo y los hemos cuidado, entonces necesitamos suplementarlos con ensilaje de maíz y para el ganado lechero también lo hacemos, es aquí que nace la idea de este experimento”, indica Díaz Rodríguez.

 

¿Cómo inicia el proyecto?

 

Lo primero que se preguntaron en la Corporación fue cuáles son los híbridos que se utilizan por lo cual se dieron cuenta que muchos productores no sabían que habían unos maíces que tienen actitud para la producción de forraje, muchas lo desconocían y temían a la tecnología del transgénico, pues es algo que ha causado mucha polémica. (Lea: Con 95 mil hectáreas, transgénicos aportan a la economía del país)

 

A partir de esto se dirigieron al ICA en donde les indicaron 8 híbridos que se comercializan en el Huila para la producción de forraje, de los cuales 2 son convencionales y 6 son transgénico.

 

“Es por esto que nuestro experimento fue centrar varias parcelas y en cada una de estas había un híbrido diferente. Esto fue realizado por medio del riego por goteo y con eso garantizamos el aporte hídrico y también aprovechamos para ser la parte del fértil riego”, asegura Díaz Rodríguez.

 

Resultados

 

La idea de este experimento era que se demostrara cuál era el hibrido más indicado para ensilar.

 

“De los 8 híbridos,  el que más sobresalió fue un híbrido transgénico que produjo 76 toneladas por hectárea-+. Los convencionales llegaron a producir 37-38 toneladas que es una producción aceptable pero lo que esperamos en un futuro es ver la condición bromatológica, porque muy seguramente nutricionalmente van a ser diferentes ya que una de las tecnologías que estos maíces tienen es la resistencia al gusano cogollero, explica Díaz.

 

Se encontraron resultados con plantas que estaban más sanas y que no tuvieron inconveniente del ataque del cogollero, pues las otras no tenían esa resistencia y fueron muy afectadas por las plagas.

 

Uno de los aspectos que más les llamó la atención a las personas que trabajan en este proyecto es el número de aplicaciones de los insecticidas, porque mientras que en los transgénicos tuvieron 4 aplicaciones, en los convencionales llegaron a tener más de 6. (Lea: Vitala, un híbrido de maíz corto, con altos rendimientos)

 

Evolución del proyecto

 

“A partir de esto, este año decidimos evaluar dos híbridos de maíz con los que mejor nos fue el año pasado. Con uno de estos queríamos hacer un buen control de malezas para garantizar que no íbamos a tener las condiciones propicias para la propagación de plagas pero encontramos que uno era resistente al cogollero y el otro no, precisa Díaz.

 

Finalmente, hasta ahora se han tenido unos resultados interesantes y un maíz de 60 días totalmente sanos.