Evapotranspiración: cuidando el uso del agua

Por: 
NASA
22 de Septiembre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Esta es una medida que los agricultores pueden usar para estimar la cantidad de agua que absorben o utilizan sus campos y cultivos. Foto: iagua.es

La evapotranspiración es el proceso por el cual el agua se transfiere de la tierra a la atmósfera, por el agua que sale del suelo (evaporación) y el agua que se pierde a través de las hojas y los tallos de las plantas (transpiración).

 

A medida que el suelo y otras superficies se secan, el agua se transfiere al aire en forma de vapor de agua. Eso es evaporación. Las plantas liberan agua activamente, sacándola de sus hojas y tallos hacia el aire más seco. Eso es transpiración. (Lea: El uso del agua estructurada en la ganadería)

 

Combina los dos y eso es la evapotranspiración: el proceso por el que el agua sale de las plantas, los suelos y otras superficies.

 

Esta es una medida que los agricultores pueden usar para estimar la cantidad de agua que absorben o utilizan sus campos y cultivos. Saber cuánta agua se transfiere al aire permite a los agricultores calcular mejor las necesidades de agua de los cultivos, lo que les ayuda a utilizar el agua de un modo más eficiente y a planificar mejor el riego. Esto hace que la evapotranspiración sea una medida crucial para los agricultores y otros administradores de recursos hídricos, especialmente en el oeste de Estados Unidos, donde la mayor parte del agua se destina al riego de cultivos.

 

A medida que ocurre la evapotranspiración, esta consume energía. Es como cuando pasamos por un aspersor en un caluroso día de verano: el agua se evapora y enfría nuestra piel. Del mismo modo, la evapotranspiración enfría la superficie de la tierra, y las áreas con altos índices de evapotranspiración son relativamente más frías que las áreas circundantes con índices más bajos de evapotranspiración. (Lea: 7 buenas prácticas para el manejo del agua en una finca)

 

Estas diferencias en la temperatura de la superficie terrestre se pueden medir con sensores infrarrojos térmicos que funcionan según el mismo principio que los termómetros infrarrojos sin contacto que usan los médicos para detectar si hay fiebre.

 

Dónde entran las misiones de la NASA

 

La NASA tiene una variedad de misiones que monitorean y miden la salud de las plantas y la evapotranspiración; por ejemplo, está el Experimento de radiómetro térmico espacial ECOsystem en la estación espacial (ECOSTRESS), así como instrumentos a bordo de las misiones satelitales de la NASA, Terra y Aqua.

 

Uno de los conjuntos de datos con mayor tiempo en funcionamiento sobre las temperaturas de la superficie en todo el mundo proviene del programa Landsat, con casi 50 años, que es un proyecto conjunto entre la NASA y el Servicio Geológico de EE.UU. Los satélites Landsat 7 y 8 orbitan actualmente la Tierra, y cada ocho días uno de estos dos satélites Landsat hace un sobrevuelo. Cada uno lleva un sensor térmico que puede medir la temperatura del suelo, los cultivos, las ciudades… todo lo que sobrevuelan. La franja, o ancho, de las imágenes es de 185 kilómetros (115 millas) y los datos de estas imágenes son proporcionados con una resolución de aproximadamente un cuarto de acre, o aproximadamente el tamaño de un campo de béisbol. (Lea: Un correcto manejo de pasturas optimiza el uso del agua)

 

Al combinar estas mediciones satelitales de lo caliente o frío que está un campo con otros datos satelitales y meteorológicos, los científicos pueden calcular la cantidad de evapotranspiración que se produce. Esto proporciona una vista desde el espacio de la cantidad de agua que se utiliza a lo largo y ancho del paisaje, y permite obtener información para campos de cultivo y granjas agrícolas en forma individual aproximadamente una vez a la semana.

 

Los datos de Landsat son la piedra angular de OpenET, una plataforma web respaldada por la NASA que utiliza datos disponibles públicamente y modelos de código abierto para proporcionar datos sobre la evapotranspiración. La evapotranspiración es la “ET” en OpenET y es una nueva herramienta que pone estos datos de ciencias de la Tierra de la NASA en manos de agricultores, ganaderos, administradores del agua y otros. La información que proporciona se encuentra en áreas tan pequeñas como un cuarto de acre y en intervalos diarios, mensuales y anuales para 17 estados del oeste de EE.UU. Esta es una región que continúa sufriendo una sequía prolongada y, por lo tanto, poner esta información en manos de los agricultores, los administradores del agua y los grupos conservacionistas puede transformar la gestión del agua en el oeste estadounidense.

 

Fuente: NASA.