7 buenas prácticas para el manejo del agua en una finca ganadera

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Julio 2019
compartir
buen uso del agua, consumo de agua en bovinos, fuentes de agua en fincas, protección de fuentes hídricas, calidad del agua, análisis del agua
Todos los ganaderos sin excepción deberían implementar las buenas prácticas ganaderas y ambientales. Foto: vinculando.org

El uso eficiente de los recursos ambientales, en este caso el agua, contribuye a lograr una mejoría en la productividad del negocio ganadero. Hoy en día es cada vez más importante realizar una actividad pecuaria amigable con el medio ambiente.

 

Si bien algunos ganaderos ya conocen muchas de estas recomendaciones, vale la pena recordar prácticas que pueden ser de gran ayuda en zonas donde el verano está golpeando fuerte.

 

Para el médico veterinario Andrés Sinisterra, todos los ganaderos sin excepción deberían implementar las buenas prácticas sobre todo cuando todos saben acerca de la importancia de ahorrar agua y conservar el medio ambiente. (Lea: Guía del manejo del agua en la producción ganadera)

 

A continuación les presentamos 7 buenas prácticas ambientales con respecto al buen uso del recurso hídrico:

 

  1. Siembre árboles de rápido crecimiento o arbustos a la orilla de las fuentes de agua: nacimientos, ríos, quebradas, lagunas, reservorios y bebederos.

 

De acuerdo con el profesional, se recomienda tener una cerca de protección en las fuentes de agua de 10 metros a lado y lado de la ribera y en esa zona sembrar árboles que ayudan a la preservación de esa zona.

 

  1. Canalice el agua hacia los bebederos para que los animales no contaminen las fuentes al consumir directamente.

 

Asimismo dijo que es fundamental hacer aislamientos para proteger las fuentes de agua con cercados, llevar el agua a ciertos puntos estratégicos de la finca para de esta manera evitar que los animales lleguen a consumir el líquido de manera directa. (Lea: 14 opciones para tener agua en fincas ganaderas)

 

  1. Recuerde que algunas personas, vecinos y conocidos utilizan el agua más abajo de las fuentes cercanas para su consumo.

 

La práctica inadecuada de permitir que los animales ingresen a las fuentes de agua genera contaminación, por eso es importante mantener separados a los bovinos y pensar en el bienestar de los demás habitantes de la región.

 

  1. Instale flotadores en los bebederos y tanques de reserva para evitar desperdicios.

 

Sinisterra indicó que una de las principales recomendaciones que se les hacen a los ganaderos o a los encargados de las fincas es instalar bebederos con flotadores, ya que estos ayudan a que no haya un desperdicio del agua y no se presenten encharcamientos que pueden generar problemas sanitarios y podales.

 

  1. Prevenga fugas teniendo en buen estado las mangueras, tuberías y llaves.

 

El médico veterinario también mencionó que es importante revisar todos los implementos y herramientas que se utilizan para canalizar o transportar el agua para que no se presenten riegos inadecuados. (Lea: Consumo de agua y confort animal)

 

  1. Haga un análisis anual del agua que utiliza en la finca para verificar su calidad.

 

Las aguas contaminadas pueden enfermar o matar a los bovinos y con ello afectar el bolsillo de los productores. Por esta razón, es primordial asegurarse de brindar a los animales un líquido en óptimas condiciones.

 

En el caso de los pozos profundos se recomienda realizar análisis previos para identificar qué minerales contiene el agua porque el exceso de sales puede llegar a ser tóxico para los bovinos.

 

  1. Aproveche las aguas lluvias ubicando canales en el techo para recogerla en tanques y manténgalos tapados.

 

Recoger el agua de los aguaceros puede ser de gran ayuda ya que esta se puede utilizar en labores domésticas diferentes a las de la cocina como riego y lavado de instalaciones, pisos, cisternas, remojo de ropas, herramientas de trabajo, etc. (Lea: Aprenda como recolectar y almacenar aguas lluvias)