El uso del agua estructurada en la ganadería

Por: 
Daniel Ruiz Castilla
16 de Noviembre 2019
compartir
ganaderia, ganaderia colombia, ganaderia colombiana, contexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, Ganadería, agua, agua estructurada, consumo de agua en la ganadería, beneficios del consumo de agua estructurada,  calidad del agua, olor y sabor del agua, la calidad del agua es detectada por los animales por su olor y sabor, aguas duras, Agua estructurada hexagonal, Tecnología para obtener agua estructurada hexagonal, Estructuradores de agua, Daniel Ruiz Castilla, CONtexto ganadero
El agua estructurada permite que los animales estén mejor hidratados y con menores cantidades, logrando un ahorro significativo tanto de agua como de energía. Foto: autor del artículo

El agua es el insumo más importante e indispensable para la conversión en peso del ganado, pues sin una hidratación adecuada se genera una deficiente nutrición y por ende unas tasas de conversión menos favorables. ¿Cómo obtener una mejor calidad del agua en la ganadería?

 

Se estima que el consumo de agua de los bovinos está en el rango de 8.4 a 12.5 litros por cada 100 kg de peso corporal. Teniendo en cuenta esto, el ganadero podrá hacer la distribución de los bebederos de tal forma que se disponga las 24 horas del agua y que el desplazamiento del ganado hacia el bebedero esté dentro de un radio cercano a los 1.000 m de tal forma que no se produzca un desgaste de energía en su recorrido.

 

El libre acceso al agua es muy importante porque cuando el bovino no bebe lo suficiente, el animal restringe automáticamente el consumo de alimento lo cual incide negativamente en la ganancia de peso.

 

La calidad del agua es detectada por los animales por su olor y sabor. La temperatura del agua también es un factor muy importante para mantener en óptimas condiciones de confort al ganado.

 

El consumo de aguas duras

 

El consumo de agua de baja calidad genera pérdidas de peso, una pobre conversión alimenticia y en general graves efectos en la salud del animal.

 

En particular el consumo de aguas duras produce desarreglos fisiológicos e incluso la muerte. La calidad incide tanto en la producción como en la salud del ganado.

 

La calidad debe asociarse también a contaminantes químicos, biológicos y físicos y otros componentes que afectan el sabor, color y olor del agua. Estos componentes inducen al animal a disminuir el consumo del líquido con el consecuente deterioro de la salud.

 

Agua estructurada hexagonal

 

El agua estructurada hexagonal es aquella presente en la naturaleza en su estado más puro sin ninguna intervención del hombre, tiene intacto todo el potencial físico y químico para incidir de la mejor forma en todos los procesos donde interviene bien como disolvente de compuestos químicos, en los procesos fisiológicos y metabólicos de los seres vivos, en el suelo, etc.

 

El agua extraída de pozos profundos normalmente contiene altos contenidos de carbonatos de calcio y /o altos contenidos de hierro que generan una serie de inconvenientes y limitantes en la agricultura y en la industria pecuaria.

 

Para evitarlos se acude, normalmente, al uso de productos químicos, los cuales generan una serie de riesgos para el medio ambiente y para aquellas personas que los manipulan.

 

En las aguas duras y con altos contenidos de hierro sus moléculas se encuentran agrupadas en conjuntos llamados clúster donde muchos de ellos tienen un tamaño mayor al de los orificios de las membranas de las células.

 

Tecnología para obtener agua estructurada hexagonal

 

En Australia fue desarrollada una tecnología basada en campos magnéticos de alta variabilidad que generan resonancia magnética logrando que cuando el agua circula a través de ellos, se desintegren los clúster permitiendo que el agua recupere su ordenamiento molecular natural en unidades básicas de seis moléculas formando hexágonos, (agua estructurada hexagonal) el tamaño de estas nuevas unidades es mucho más pequeño que el de los clúster y por tanto ingresan sin ninguna dificultad a las células. De esta forma se obtiene mayor hidratación de las células con menos agua y un transporte más fluido de los nutrientes por el organismo.

 

Aspectos biológicos

 

El agua estructurada permite que los animales estén mejor hidratados y con menores cantidades, logrando un ahorro significativo tanto de agua como de energía. En los adultos el consumo de agua por cabeza oscila entre 85 y 100 litros de agua por día, esto permite inferir que la calidad y el suministro de agua deben ser un tema de extrema atención dentro de las políticas ambientales de cada compañía.

 

Aspectos físicos y beneficios

 

Con relación a la infraestructura de conducción de agua hacia los bebederos, el agua estructurada elimina y previene la formación de nuevos depósitos de sarro formados por el hierro y las costras o incrustaciones de los carbonatos de calcio. Esto permite reducir drásticamente los inconvenientes generados por disminución de presión al interior de las tuberías y por ende reducciones en el caudal o sea el volumen entregado por unidad de tiempo a cada bebedero. Igualmente se puede disminuir el módulo de consumo de agua ya que el agua estructurada tiene una mayor disolubilidad y permeabilidad.

 

Se reducen los jornales destinados al lavado de las tuberías y el uso de acondicionadores químicos del agua. En lo referente a las calderas, el agua estructurada elimina las incrustaciones y previene nuevas formaciones en las paredes de los conductos, de esta forma se disminuye el costo de mantenimiento, ya que se pueden eliminar los productos químicos usados como medio tradicional de solución y disminuir sensiblemente los tiempos de parada. En las unidades de bombeo se ahorra energía ya que el agua estructurada tiene una menor viscosidad y menor tensión superficial que el agua no tratada.

 

Estructuradores de agua

 

Los dispositivos llamados estructuradores de agua no demandan ningún tipo de mantenimiento pues no tienen piezas móviles, tampoco requieren de una fuente de energía para su funcionamiento ya que de fábrica salen cargados con la energía suficiente y tampoco necesitan de ningún agente externo para modificar el agua. Su vida útil es de 15 años.

 

La implementación combinada de estas dos tecnologías y la automatización de los equipos le va a permitir al ganadero incrementar los rendimientos en producto final y a la vez disminuir los costos de producción al ser más racional con el uso del agua y de la energía, en el marco de las Buenas Prácticas Ganaderas y de la Política Nacional de Producción Más Limpia.

 

 

Daniel Ruiz Castilla es Ingeniero Agrícola

VIPEC S.A.S. 3002408990