Habrá 300 nuevas palmas de aceite resistentes a la falta de agua

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Octubre 2014
compartir
XII Reunión Técnica Nacional de Palma de Aceite
Crear plantaciones resistentes a cambios climáticos, el objetivo de Cenipalma. Foto: Fedepalma.
En rueda de prensa de la XII Reunión Técnica Nacional de Palma de Aceite, Hernán Mauricio Romero Angulo, PhD. del Centro de Investigaciones en Palma de Aceite, Cenipalma, señaló que hace 23 años se trabaja en el mejoramiento genético de las semillas para que las plantaciones resistan los cambios de clima.
 
“En este momento estamos probando 300 potenciales que pueden tener tolerancia a la falta de agua y esperamos que esta prueba termine en 2 años”, aseguró Romero Angulo, que añadió: "Nosotros empezamos el programa de mejoramiento en Cenipalma en 2003". (Lea: Cambio climático, tema central en Reunión Técnica Palmera)
 
El Ph.D de Cenipalma aseguró que en 2 años se tendrá un buen número de los mejores materiales de la colección africana de palma de aceite. 
 
“Lo que hemos hecho desde hace 5 años, con dineros del Ministerio de Agricultura y el Fondo del Fomento Palmero, es analizar, si con las semillas que se están comercializando, hay tolerancia al déficit hídrico; y la hay, es decir que se pueden usar en regiones en los que sabemos que no se encuentra agua”, dijo Romero Angulo.
 
Por su parte, José Ignacio Sanz Scovino, director ejecutivo de Cenipalma, indicó que el proceso de mejoramiento genético se viene dando desde hace 23 años, teniendo como premisa principal el cambio climático.
 
“En ese momento inicia la búsqueda de palmas que sobrevivan al ataque de epidemias (Pudrición de Cogollo, marchitez letal, entre otras), como al exceso de agua o la ausencia de la misma. En otras palabras, que sean capaces de afrontar el cambio climático”, explicó Sanz. (Lea: Transferencia de información se impone en el sector palmicultor)
 
“El cambio climático se mueve más rápido que nosotros”
 
Alexandre Cooman, gerente de Manejo Sanitario de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma, Fedepalma, agregó que no solo la investigación cumple un papel importante para la protección de la palmicultura, también la educación al productor, ya que dependiendo de la calidad de los cultivos, la producción de materia prima, como el aceite, tendrá uso doméstico, animal e industrial.
 
“La educación inicia desde actividades como la concientización hacia los productores, los funcionarios públicos y hasta los medios de comunicación. Así como se hace con el café, nosotros estamos con nuestra campaña ‘De la mano contra la PC’, con la cual buscamos tener más apoyo, detectar de manera oportuna la enfermedad y tecnificar el campo. El portafolio es amplio porque el cambio climático se mueve más rápido que nosotros, agregó Cooman.
 
Sobre el evento
 
Hasta el 2 de octubre, en el Centro de Convenciones Compensar, en  Bogotá, cerca de 800 personas relacionadas con el sector palmicultor conocerán trabajos de investigación sobre la contaminación ambiental y aspectos fitosanitarios. (Lea: "No vivimos días fáciles, apostamos por la competitividad”: Jens Mesa)
 
En el encuentro se habla de temas como manejo de cuencas, problemas fitosanitarios, aplicación de la tusa fresca, manejo de marchitez sorpresiva, síntomas de plumero, pudrición basal del estípite, experiencias en la generación de energía a partir de biogás, buenas prácticas operacionales para reducir emisiones de material particulado en planta de beneficio, entre otros.