3 razones del difícil momento que vive el sector palmero

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Septiembre 2014
compartir
Palma de aceite
MinAgricultura se comprometió a mejorar las condiciones del sector. Foto: CONtexto ganadero.
De acuerdo con Fedepalma, el precio internacional del aceite de palma cayó un 26 % en lo corrido del año. Sumado a eso, la revaluación del peso y la inseguridad han hecho de un 2014 un año difícil para el sector.
 
Los precios internacionales del aceite de palma cayeron significativamente en las últimas semanas, llegando a USD$640 la tonelada, el nivel más bajo de los últimos 5 años. En efecto, estos precios no se observaban desde marzo de 2009”, reveló la Federación Nacional de Cultivadores de Palma, Fedepalma.
 
De acuerdo con el gremio, en lo corrido del año 2014, los precios han caído 26 %, lo cual se ha visto reflejado en Colombia por ser un país tomador de precios del mercado internacional, es decir, la situación ha afectado de una manera importante los ingresos de la agroindustria de aceite de palma en el país. (Lea: SAC y MinAgricultura trabajarán en la Poli?tica Agraria de Estado)
 
Ante esta situación, Jens Mesa Dishington, presidente ejecutivo de Fedepalma, expresó que “si bien gracias al mecanismo del Sistema Andino de Franjas Precios, Safp, es posible estabilizar los precios de los aceites y grasas en el mercado local, la rápida y fuerte descolgada que hemos observado en las cotizaciones de estos commodities, generan condiciones de venta del aceite y del fruto de palma de aceite a niveles de precios muy inferiores, frente a los observados en los últimos años por los palmicultores colombianos”.
 
El dirigente gremial recalcó que si a esto se suma el hecho de que Colombia tiene una tasa de cambio revaluada, el impacto de la caída de los precios internacionales es aún mayor en los ingresos del sector palmero.
 
La inseguridad es el pan de cada día en el sector
 
En diferentes ocasiones el presidente de Fedepalma ha llamado la atención del Gobierno y el Estado para que mejore la seguridad en regiones como Tumaco, un lugar en el cual se tienen todas las herramientas de desarrollo, pero no hay apoyo.
 
“El entorno de Tumaco que ofrece escenarios de violencia, abandono, escepticismo y atraso, requiere medidas extraordinarias. La degradación social del segundo puerto del Pacífico colombiano tocó fondo y por eso, esas comunidades, esperan decisiones sólidas que devuelvan la esperanza a casi 200 mil habitantes”, señaló Mesa.
 
Y a la situación que vive este municipio de Nariño, se suma la amenaza que guerrilleros le han hecho a los campesinos de Tibú, en Norte de Santander. Se viene forzando a muchos palmicutores a sustituir sus cultivos por coca y amenazan de muerte a aquellos que se muestran reacios a hacerlo. (Lea: Palmicultores son amenazados de muerte por no sembrar coca)
 
Las trabas de la PC
 
Al iniciar el año, Fedepalma y el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, firmaron un convenio llamado ‘De la mano contra la PC’, el cual busca erradicar la enfermedad de la Pudrición de Cogollo en varias regiones del país.
 
En el mes de abril, con una inversión que asciendó a $3.500 millones, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Madr, y Fedepalma, establecieron un área de aislamiento, erradicando más de 1.900 hectáreas de palma de aceite afectadas por la PC en Santander.
 
Pero para el mes de julio Fedepalma indicó que en la zona centro del país habían 27 mil hectáreas del cultivo muertas y moribundas a causa de la enfermedad. Ahora, en el mes de septiembre el gremio recurrió a otra alternativa con el fin de erradicar la PC: la capacitación de 1.000 productores con la ayuda del Programa de Transformación Productiva, PTP.
 
“Hemos decidido unir esfuerzos para llevar a los productores los conocimientos que se requieren para enfrentar la Pudrición del Cogollo. Necesitamos que cada vez más nuestros palmicultores conozcan esta enfermedad y sepan cómo actuar efectivamente para controlarla”, dijo Alexander Cooman, gerente de Manejo Sanitario de Fedepalma. (Lea: Fedepalma y el PTP capacitan a 1.000 palmicultores sobre la PC)
 
El compromiso de Iragorri
 
El pasado 10 de septiembre el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, en reunión con el gremio palmicultor señaló que desde esa cartera se trabajará en una política sectorial que permita mejorar la productividad del cultivo de palma.
 
Según Iragorri Valencia, la base para lograr el desarrollo del sector se encuentra en la investigación, la asistencia técnica y el desarrollo rural. “Vamos a realizar un plan de trabajo conjunto con el sector que se base en la investigación, para dirigirla hacia lo que los productores necesitan; y en la asistencia técnica, para consolidar un política integral que permita fortalecer la productividad en el campo”.