Palmicultores analizarán daños ocasionados en Catatumbo

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Agosto 2013
compartir
Producción palma de aceite
Los predios de los productores de palma de aceite serán inspeccionados por un experto. Foto: CONtexto ganadero.
Luego del paro campesino en Norte de Santander, una de las principales preocupaciones de los productores es la aparición de enfermedades fitosanitarias en las plantaciones de palma de aceite. Por eso, 90 expertos examinarán los predios para evitar la pérdida de 18 mil  hectáreas.
 
El sector palmicultor, con la participación de 30 ingenieros agrónomos y 60 tecnólogos egresados del  Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, realizará un estudio sobre los daños que se han generado en las plantaciones de palma de aceite.
 
El análisis se hará debido a temor de los pamilcutores por la posible aparición de enfermedades fitosanitarias en la región. Para ello, los 90 expertos estuvieron en un proceso de capacitación con el fin de evaluar el estado de las plantas y evitar la pérdida total de por lo menos 18 mil hectáreas de palma sembradas en Tibú. (Lea: Nuevas estrategias para mejorar la productividad de palma de aceite)
 
Al respecto, Carlos Alfonso Hernández Mogollón, subdirector del Centro de Atención al Sector Agropecuario del Sena, dijo que este análisis se realizará luego de una reunión con los productores de palma de la región, en la que se concluyó que el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) la Federación Nacional de Cultivadores de Palma, Fedepalma, la Corporación Centro de Investigación en Palma de Aceite, Cenipalma, y el Sena, llevarán a cabo un plan de choque de emergencia fitosanitaria, con el fin de prevenir enfermedades en los cultivos.
 
Se capacitaron hasta el pasado 8 de agosto 60 tecnólogos en temas teóricos sobre plaga y enfermedades. Los llevamos a las plantaciones para que vieran los problemas que se podían presentar y estuvieron en un laboratorio para que identificaran los brotes que pueden tener las plantas”, explicó Hernández, quien agregó que en esta capacitación también estuvieron presentes expertos de instituciones como Fedepalma y el ICA. (Lea: Fedepalma insta a restablecer el orden público en Catatumbo)
 
Julián Fernando Becerra, coordinador de Manejo Sanitario de Fedepalma, comentó que siempre que se registran este tipo de cese de actividades, en este caso por cuenta del paro campesino, es necesario evaluar el estado en el cual se encuentra cada palma de aceite, en especial si hay brotes de enfermedades como la marchitez sorpresiva, la pudrición del cogollo y el anillo rojo, que afectan la producción en cada predio.
 
Desde el programa sectorial de manejo sanitario de Fedepalma estamos mirando cómo se van a realizar los censos, para lo cual ya tenemos a disposición un verificador fitosanitario que estará en cada predio”, indicó el representante de la Federación.
 
De igual forma, el ICA realizará la vigilancia, inspección y control del área fitosanitaria de cada finca, con el fin de realizar un barrido sobre la situación de cada palma y verificar que cada productor también esté cumpliendo con los requisitos necesarios para salir de la crisis que dejó el paro campesino. (Lea: Negociadores esperan concretar el fin del conflicto en Catatumbo)
 
Este tipo de análisis, que tendrán vigencia hasta diciembre de 2013, no tiene ningún costo para los productores de palma de aceite.
 
Siempre que hay paros hay un riesgo muy alto de generar epidemias. Necesitamos el compromiso de todos los palmicultores para poder remediar la situación, porque no podemos darle más largas a este problema”, puntualizó Julián Fernando Becerra.