Presidente de Fenalce criticó la falta de políticas para el sector

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Septiembre 2013
compartir
Producción de arroz Colombia
Vanegas dice que para el Gobierno han sido más importantes las relaciones comerciales que el campo. Foto: CONtexto ganadero.
En un artículo de opinión, escrito por Henry Vanegas Angarita, presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, analiza la actual situación agrícola, el cambio de actividad, la falta de política estatal, entre otros temas.
 
Henry Vanegas Angarita, presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, hace un análisis sobre la situación agrícola del país, el cual fue dado a conocer mediante un editorial en la página de la institución. El texto titulado “El inconformismo rural” explica las dificultades por las cuales ha pasado el sector y critica la postura de los Gobiernos, que solo prestan atención a los agricultores cuando estos se toman las vías de hecho.
 
El presidente de Fenalce dice que los cerealeros se fueron quedando sin opciones de cultivo debido al clima frío y la situación actual, “el trigo, la cebada y la avena que antes se sembraban en toda esa zona alto andina, hoy prácticamente son 100% importadas”. Según las cifras preliminares de la Federación, la adquisición de estos cereales a corte del mes de junio de 2013 fue de 692 mil 654 toneladas para trigo, 133 mil 674 toneladas en cebada y 570 toneladas de avena. (Lea: Desde Boyacá, el sector agrícola también hace sentir su voz)
 
Al dejar de sembrar esos cereales, todos se pasan a sembrar papa o cebolla, o producir leche, presentándose cíclicamente temporadas de producción excedentaria, en los cuales por sobreoferta se bajan los precios y con lo que percibe el productor por su cosecha no alcanza a salvar costos”.
 
En el texto, el líder gremial explica que con la acumulación histórica de la deuda social con el campo, el tema agrario estaba dentro de la agenda gubernamental, sin embargo, este quedó de lado por la necesidad de los diferentes Gobiernos de ampliar sus relaciones comerciales con otros países. (Lea: El TLC más grande del mundo tendría un impacto negativo en Colombia)
 
No se trata de rechazar la inserción del país en los mercados internacionales, sino de pedir que se generen condiciones internas adecuadas para competir con los países, que logran un tratamiento excepcional de desgravación arancelaria para participar preferencialmente de nuestro mercado nacional”.
 
Vanegas Angarita también criticó la falta de política del Estado, para que se pueda definir el modelo de agricultura, de tal manera que el sector sea rentable e incluyente. “Se necesita una política en seguridad alimentaria y que dé apoyo a los sectores agro-ganaderos, que competimos con importaciones de alimentos”.
 
Sumado a lo anterior, el dirigente gremial menciona que las condiciones de producción, que se supone pretenden mejorar la productividad y competitividad, deben estar en las mismas condiciones con los países con los cuales Colombia tiene acuerdos comerciales, y para ello se necesitan programas que mejoren la infraestructura de vías, riegos, drenajes y subsanen las fallas del mercado en la cadena de comercialización, “en las que el campesino suele ser el eslabón más débil”. (Lea: Precios de los fertilizantes podrían ser intervenidos: MinAgricultura)
 
El Gobierno ya conocía de tiempo atrás, a través de los gremios de la producción y de múltiples estudios, todos estos problemas que han aflorado con este paro y hubiera podido aplicar hace mucho tiempo las soluciones para mitigar los efectos previsibles de la crisis”.
 

Henry Vanegas Angarita finaliza diciendo que el principal reto que enfrenta la agricultura colombiana sigue siendo el generar las condiciones para producir lo que el país y el mundo está demandando y si no es así, “la próxima revuelta popular agroalimentaria podrá llegar a ser aún más fuerte”.