Probabilidad de tener fenómeno de la ‘Niña’ se eleva a 93 por ciento

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Octubre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, fenómeno de la niña 2021, fenomeno de la nina que es, el fenomeno de la nina, cual es el fenomeno de la nina, que es un fenomeno de la nina, fenomeno de la nina imágenes, que es el fenomeno de la nina, en que consiste el fenomeno de la nina, fenómeno de la Niña colombia, IDEAM, ideam colombia, fenomeno de la nina ideam, fenomeno de la nina 2022, fenomeno de la nina 2022 colombia
El aumento de las lluvias entre octubre, noviembre y diciembre podría estar entre un 10 y un 50 % por encima de los valores históricos. Foto: jrecolombia.blogspot.com.co

Los análisis adelantados por el Ideam y los centros internacionales indican que las probabilidades de que se presente un nuevo fenómeno de La Niña llegan hasta un 93 % y mantendrían su evolución hasta final de año.

 

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) viene alertando a los colombianos que desde septiembre las condiciones oceánicas y atmosféricas siguieron evolucionando hacia el fenómeno de La Niña, debido al enfriamiento de las aguas superficiales en gran parte del océano Pacífico Tropical, incrementándose las probabilidades de desarrollo de estas condiciones climáticas entre el 87 % y el 93 % para lo que resta del año. (Lea: Probabilidad de un nuevo fenómeno de La Niña llega al 69 por ciento)

 

El Centro de Predicciones Climáticas (CPC, de NOAA de Estados Unidos), el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI, de EE.UU.) y el BOM (de Australia) elevaron el nivel de vigilancia a nivel de alerta de La Niña, en los últimos días.

 

Respecto a la predicción de lluvias, el Ideam estima que para lo que queda de esta segunda temporada de lluvias de los meses de octubre, noviembre y diciembre, la precipitación en Colombia estará por encima de los valores históricos, estimando lluvias entre un 10 % y 50 % por encima de la climatología de referencia en las regiones Caribe, Andina y Pacífica, sin descartar algunos eventos extremos de precipitaciones diarias significativas.

 

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través del Ideam, ha venido monitoreando desde el mes de marzo e informando que el segundo semestre del año estaría influenciado por el enfriamiento del océano Pacífico Tropical, en atención a estos cambios, que ahora es de nivel de alerta de La Niña y a los análisis de los modelos de predicción climática que genera permanentemente el Ideam. (Lea: Ideam le hace seguimiento al fenómeno de La Niña)

 

El Gobierno nacional, a través del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos, previo a la llegada de la segunda temporada de lluvias, ha presentado al país el ‘Plan Nacional de Contingencias segunda temporada de lluvias 2021’, así como el desarrollo de comités de gestión de riesgos nacionales y la socialización en todo el territorio nacional de los pronósticos y predicciones mediante talleres, encuentros y conversatorios con las comunidades.

 

Impacto de La Niña para el sector ganadero

 

De acuerdo con la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de Fedegán – FNG, los cambios tan impredecibles de las condiciones climáticas en el país han generado diversos efectos en la ganadería colombiana, un ejemplo claro es que hoy todavía se ven las consecuencias de los fenómenos anteriores reflejados en el inventario bovino, y en los niveles de producción de carne y de leche; temas de los cuáles aún no se ven políticas públicas estructurales que permitan mitigar cada año los efectos causados en cada fenómeno.

 

Siendo así, es preciso que se diseñen políticas públicas relacionadas con el repoblamiento ganadero y que incluyan el cambio climático como una de las principales barreras. De no ser así, el hato bovino colombiano estará condenado a su pronta disminución, lo que incluye unos grandes riesgos para la seguridad alimentaria del país.

 

Sostiene que el cambio climático es una realidad que cada vez se vuelve más difícil, llegando a ser una amenaza medioambiental que tiene efectos directos en la producción agropecuaria. Los veranos e inviernos actualmente son impredecibles, presentándose en periodos más largos, y con mayor fuerza, los cuales ocasionan que los productores no puedan planear su producción.

 

La producción de carne y leche esta ligada directamente con las condiciones climáticas, por esta razón hoy en día se pueden evidenciar las consecuencias de fenómenos anteriores reflejados en el inventario bovino, y sobre todo en los niveles de producción de carne y leche; temas que siguen siendo muy complejos para el sector ganadero por la carencia de políticas públicas estructurales que permitan la mitigación de los efectos causados en cada fenómeno.