¿Qué tan afectado ha sido su predio por la cochinilla de los pastos?

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Febrero 2022
compartir
Cochinilla de los pastos, Pasto Pará, pasto brachiaria humidícola, brachiaria decumbens, plagas de los pastos, enfermedades de los pastos, control de plagas en pastos, plagas del pasto kikuyo, control del chinche de los pastos, plagas y enfermedades en los pastos, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
la cochinilla o escama de los pastos extrae la savia de las plantas y hace que se cubran por un polvo negro o fumagina producido por un hongo. Foto: mundo-pecuario.com - researchgate.net
¿Alguna vez ha tenido dificultades en su predio por la presencia de este insecto, conocido también como la escama de pastos o la escama del pará? Aprenda qué otros tipos de gramíneas se pueden ver afectadas por la peste y cómo controlarla.

 

El cóccido Antonina graminis (Maskell) ocasiona graves daños en las plantas, atacando en forma de grandes colonias que se observan como manchas de tamaño variable en tallos y raíces, provocando una detención en el crecimiento, amarilleo e incluso la muerte.

 

Esta plaga fue documentada en Colombia desde hace más de 40 años, según el artículo de Alfredo Saldarriaga, ingeniero agrónomo del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), que data de 1979. (Lea: Nueva tecnología permitirá detectar y evaluar plagas y daños en cultivos)

 

El experto sostuvo que la A. graminis extrae la savia de los pastos “En Colombia, se ha reportado atacando el pasto pará, principalmente; se localiza en los entrenudos de las plantas, causando su secamiento y muerte. El daño es más severo en períodos de verano que de invierno”.

 

Saldarriaga continuó explicando que el desarrollo del insecto comprende los siguientes pasos: “Las ninfas del primer instar poseen patas y antenas y son bastante activas; se les encuentra debajo de las escamas o cochinillas adultas o caminando por el follaje”.

 

Después de la primera muda, la ninfa pierde las patas y las antenas y el insecto pasa a fijarse definitivamente, secreta una sustancia cerosa que cubre su cuerpo. Adopta un aspecto de pequeñas bolas de color blanco o café rojizo, son las comúnmente vistas en el campo.

 

Las hembras permanecen cubiertas con esta cera hasta el estado adulto cuando producen huevos o dan origen directamente a otras ninfas. (Lea: Las 3 plagas de insectos más devastadores en los Llanos orientales y cómo controlarlas)

 

Atacan a las brachiarias mutica (pará) y decumbens, pasto negro y pasto bahía (Paspalum notatum). Los machos se encuentran poco en el campo y son diminutos y alados, en tanto que las hembras ponen sus huevos en una masa de cera secretada por ellas.

 

Cuando se presenta un ataque severo, los pastos se cubren por un polvo negro o fumagina producido por un hongo, que crece sobre una secreción azucarada producida por las escamas. (Lea: El mión llega a donde antes no lo hacía: por encima de 3.000 m s. n. m.)

 

Como medidas culturas de control, Saldarriaga aconsejó el sobrepastoreo o el corte con guadaña, pueden complementar el control biológico. Otros sitios precisan que el pasto no debe rebasar los 20 a 25 cm para que los rayos del sol incidan sobre el insecto y lo deshidraten.

 

El pastoreo continuo se disminuye en parte la población de este insecto. También se deben considerar los enemigos naturales como especies insectiles parásitas. En últimas, tratamientos con Bi-58 38 %, 1,5 l/ha; Malatión 57 % Ec, 1,5 l/ha; Metilparatión 18 % ph, 3 kg/ha serían necesarios.