Sector papero se beneficiará con nuevo proyecto

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Abril 2015
compartir
Cultivo papa
Se prevé que el proyecto beneficie a los 10 mil 970 papicultores de Boyacá y Cundinamarca. Foto: MinAgricultura.
Elproyecto cuenta con el respaldo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la Cámara de Procultivos de la Andi, el Banco Agrario y Fedepapa, y busca que los papicultores generen un producto de alta calidad a un precio justo.
 
El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la Cámara de Procultivos de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia y la Federación Colombiana de Productores de Papa, Fedepapa, se encuentran en la formulación de un proyecto piloto con papicultores de Cundinamarca y Boyacá, con el fin de mejorar la productividad del sector.
 
De acuerdo con María Helena Latorre Castañeda, directora ejecutiva de la Cámara de Procultivos de la Andi, esta iniciativa tiene el objetivo de ofrecerles a los productores las herramientas necesarias para que optimicen las condiciones del cultivo. Es decir que, temas como acceso a créditos, semillas de alta calidad, acompañamiento y asesoría técnica, y fomento a la comercialización a precio justo serán los ejes centrales para que se asegure la compra de la papa. (Lea: Cámara de Procultivos de la Andi ha capacitado a 7.000 agricultores)
 
“Todavía hechos no hay, pero estaría impactando a 10 mil 970 papicultores de ambas zonas y la idea es que la papa sea el canal para comprar los insumos y darle asistencia técnica a los agricultores. En otras palabras, queremos garantizarles todo, desde el acceso a la semilla, hasta la compra del producto. Por ello, otro actor que entra a participar en este proyecto es el Banco Agrario, ya que le va a facilitar al papiciultor las formas de financiación. Sin embargo, no hemos podido avanzar mucho, porque nos hace falta establecer el monto necesario para este fin”, indicó Latorre.
 
La directora ejecutiva de la Cámara de Procultivos de la Andi aseguró que uno de los propósitos de este proyecto es otorgarle al agricultor una asistencia integral, “desde la cuna, hasta el final”. Por ello la idea es asesorar a los productores desde que inicia el proceso de preparación de tierras, la compra de la semilla, el uso adecuado de agroquímicos y asesoría en la fertilización.
 
Hasta ahora se lleva a cabo el análisis del monto de la destinación de los recursos para apalancar la iniciativa, teniendo en cuenta el número de papicultores que se verán beneficiados tanto en Cundinamarca como en Boyacá. (Lea: 100 años innovando en la protección de semillas)
 
“El Banco Agrario tendría que revisar qué cobertura monetaria se le podría dar a los agricultores para que puedan comprar los insumos. Pero Fedepapa también ha estado hablando de una inversión cercana a los $10 mil millones para poder generar la compra, las adecuaciones y las ventas. Esperamos que al tema se le dé celeridad, pero toca esperar”, agregó la vocera de la Cámara de Procultivos de la Andi.
 
Según la entidad, el sector papero tiene productores minifundistas y se caracteriza por tener una logística diferente a la de otros cultivos y se espera que con este proyecto piloto, que aún está en fase de planeación, logre dar impacto en otras regiones y actividades rurales. “Primero queremos ver cómo funciona y las fallas que tiene, para hacer las correcciones y así tener mejores resultados”, agregó María Helena Latorre.
 
Por su parte, Héctor José Villarreal, secretario Técnico del Consejo Nacional de la Papa, dijo que esta semana se espera tener una reunión que involucre a los diferentes sectores, para concertar los lineamientos de dicho proyecto, que beneficiará a este sector productivo. (Lea: Tenga cuidado con los fertilizantes que vienen de contrabando)
 
Todo lo que se haga para darle un acompañamiento técnico de alto nivel a los pequeños y medianos productores de papa, es tal vez la mejor forma para lograr mejoramientos sustanciales de la productividad y la competitividad del sector, eso implica que no haya ningún tipo de sesgo en actores como las compañías de productores de insumos, a la industria de procesamiento, que haya una asistencia técnica que otorgue tecnología para producir con la calidad que los mercados demandan”, puntualizó Villarreal.