Trabajan para controlar la marchitez letal de la palma

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Octubre 2014
compartir
Cultivo palma de aceite
Quienes estén interesados en asistir a estas capacitaciones deben escribir al correo [email protected] Foto: ICA.
La enfermedad, que perjudica la productividad de 130 mil hectáreas de cultivos de palma de aceite, es tema central en esta región del país. Fedepalma en convenio con el PTP busca concienciar a los productores sobre la prevención, control y erradicación de la enfermedad.
 
La Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, en unión con el Programa de Transformación Productiva, PTP, adelantan un proyecto piloto para reforzar los procesos de concienciación y capacitación de los productores para la prevención, control y mitigación de las principales plagas y enfermedades que afectan este importante cultivo.
 
Para la región de los Llanos Orientales se incluyó en el marco de este piloto la realización de una actividad de divulgación y comunicación del riesgo, enfocada en la Marchitez Letal, ML, enfermedad que está atacando de manera considerable las plantaciones de palma de aceite en esta zona del país. (Lea: Fedepalma y el PTP capacitan a 1.000 palmicultores sobre la PC)
 
“Hemos decidido unir esfuerzos para llevar a los productores los conocimientos que se requieren para enfrentar la Marchitez letal. Es muy importante que nuestros palmicultores se capaciten y conozcan muy bien cómo pueden verse afectados los cultivos y algo muy importante: que sean conscientes de la necesidad de controlar gramíneas como práctica preventiva, realizar detección oportuna de los casos y erradicar las palmas enfermas en un periodo no superior a los 3 días”, dijo Alexandre Cooman, gerente de Manejo Sanitario de Fedepalma.
 
Quienes participan en este evento también harán parte de una gira a plantaciones en el municipio de San Carlos de Guaroa en el Meta, en donde podrán evidenciar la presencia de la enfermedad y conocer las acciones que los productores han emprendido en forma coordinada para evitar que la misma continúe dispersándose por la región.
 
“Nuestro interés es que los productores, que son el primer eslabón de la cadena de producción, puedan tener la información necesaria para tomar decisiones acertadas y en el momento oportuno. Trabajamos por la consolidación de esta cadena y los aspectos fitosanitarios son uno de los factores de éxito clave, de ahí nuestro interés por apoyar esta iniciativa del gremio que busca reducir el riesgo que representan las plagas y las enfermedades para el cultivo”, dijo Juan Viana, gerente (e) del Programa de Transformación Productiva, PTP. (Lea: Habrá 300 nuevas palmas de aceite resistentes a la falta de agua)
 
La Marchitez letal en la Zona Oriental
 
Gracias a un convenio suscrito entre Fedepalma y algunos de los núcleos palmeros presentes en los Llanos Orientales se mantiene vigilancia de la ML en 130 mil de las 250 mil hectáreas sembradas con palma de aceite en los departamentos del Meta y Casanare.
 
“Sabemos, gracias al trabajo realizado a través del convenio empresarial, que en 2013 la ML causó la pérdida de 40 mil palmas y esta cifra, durante el primer semestre de 2014, ascendió a más de 26 mil palmas, solo en las 130 mil hectáreas que venimos monitoreando. El consolidado departamental y regional supera considerablemente estas cifras”, afirmó Alexandre Cooman.
 
Según el experto, para hacerle frente a esta enfermedad los productores deben asegurar un excelente manejo agronómico en sus plantaciones, es decir adecuado manejo de aguas, de coberturas con leguminosas y planes de nutrición óptimos para las condiciones del cultivo. Asímismo, se busca que los palmicultores y los trabajadores sean conscientes de la importancia de los censos sanitarios ya que esta práctica permite la detección oportuna y tomar decisiones a tiempo.
 
Esta enfermedad, considerada con alta capacidad de dispersión de zonas afectadas a zonas sanas, pudre los racimos, también puede provocar el amarillamiento y secamiento en los folios, iniciando en la punta y luego afectando la hoja, hasta llegar al tronco; por ello, según el experto de Fedepalma, se requiere de planes de manejo regionales y de buena coordinación entre empresas para asegurar efectividad en el control. (Lea: Palmicultores proponen reactivar la actividad en varias regiones)
 
La Marchitez letal es una enfermedad que no tiene tratamiento. Al detectarla, el productor debe eliminar de manera inmediata las palmas afectadas para evitar que otras se vean afectadas. Hoy, en los Llanos Orientales tenemos detectadas 5.000 hectáreas con focos de ML”, puntualizó Cooman.
 
El plan piloto que desarrollan Fedepalma y el PTP involucra también las zonas palmeras suroccidental y los municipios de Cantagallo en Bolívar y Puerto Wilches en Santander, que hoy mantienen la declaratoria de emergencia fitosanitaria por la presencia de la Pudrición del cogollo, PC, otra enfermedad de gran importancia para la palmicultura colombiana.
 
El valor de la producción nacional del sector palmero es superior a USD$977 millones, y participa con aproximadamente el 9,2 % de la producción de los cultivos permanentes y el 5,8 % de la producción agrícola del país, empleando a más de 149 mil personas directa e indirectamente, lo cual evidencia la importancia de este sector para la economía colombiana y para la generación de empleo rural de calidad.