Prodigioso, el potro de los 276 saltos a la semana

Por: 
Melanny Orozco Zabala
13 de Mayo 2019
compartir
equitacion, equinos, caballo, competenencias equinas, ganadería colombia, Ganadería, CONtexto ganadero, exposiciones equinas, concursos equinos, prodigioso, caballo campeon, saltos
Prodigioso, el caballo aclamado por los seguidores equinos del país. Foto: Cortesía

Con más de 14 participaciones en concursos y ferias regionales, Prodigioso es el caballo del año en puntuación de la Federación Colombiana de Asociaciones Equinas, Fedequinas y ha montado de forma indirecta a más de 100 yeguas debido a su aclamado semen.

 

Prodigioso del Castell de las Flores, como es su nombre completo, es un caballo criollo de 5 años proveniente de Boyacá, con ascendencia ganadora y reconocida en los concursos equinos de Colombia.

 

La labor de Raúl Castaño, manager de Prodigioso, ha enfocado su trabajo durante 8 meses a convertir al caballo en el ganador de todas las ferias y concursos equinos del país. (Lea: Este año la Feria Nacional Equina llega a su versión 33)

 

“Desde hacen 8 meses, cuando Prodigioso llegó al Criadero Candu, hemos venido trabajando continuamente en la sabana de Bogotá, para convertirlo en el más competitivo y reproductivo del sector. La idea es que sus descendientes tengan los mismos talentos de él”, comenta Castaño.

 

Ha participado en 15 ferias y ha sido campeón en Villavicencio, Duitama, Neiva, El Líbano, Silvania, Moniquirá, San Juan de Río Seco, Medellín como reservado, Facatativá, Villeta como reservado, mejor potro en Chipaque, Manizales, segundo finalista Copa América, Arbeláez como reservado y tercero a nivel nacional.

 

Un caballo campeón

 

Nació en Boyacá en el Criadero del Castell de las Flores. Desde muy pequeño fue vendido a una persona en el departamento del Huila. Luego pasa a un comprador en Medellín, para finalmente llegar a la sabana de Bogotá a manos del Criadero Candu.

 

Desde que nació ha ganado 10 tricolores, quedando de campeón en 7 oportunidades y reservado en 3. Además, tiene el record de más saltos vendidos en una semana en Colombia, llegando a los 276 saltos. (Lea: Informe: Conozca las 5 razas equinas más representativas de Colombia)

 

Unos padres recordados nacional y mundialmente

 

Prodigioso es hijo de Encanto y Nieto de Relicario, caballos campeones fueras de concurso que enamoraron a la afición colombiana. El papá es uno de los caballos más recordados en el país por ser campeón mundial y nacional.

 

Relicario, el abuelo de prodigioso también era de un pedigrí innato. “El caballo viene de una línea campeona, pues no es por azar que está en el lugar donde está. Es uno de los que más se usa para simulación de genealogías en las páginas equinas y es de los favoritos por la afición porque en todas las ferias la gente demuestra su cariño por él”, asegura Castaño.

 

Un futuro promisorio

 

Este caballo ha preñado a más de 90 yeguas, por medio de su semen, que es enviado a muchas partes de Colombia, como también a países vecinos donde lo aclaman.

 

“Para la edad que tiene es algo inusual, pues no todos los caballos jóvenes tienen esa cantidad de yeguas preñadas. En el servicio reproductivo se han vendido alrededor de 400, que es algo para resaltar en él”, indica Castaño

 

Hace pocos meses tuvo su primera cría, una joven con movimientos excelentes y con una clase de familia. Se espera que dentro de 3 o 4 meses nazca su próxima camada.

 

El día a día de un campeón

 

Desde muy temprano, su veterinario de cabecera Juan Carlos Jaramillo llega a la finca para preparar todo para la colecta del caballo. A las 8 o 9 am se envían las neveras con el semen para todo el país.

 

Después de esta ardua labor reproductiva, Prodigioso se reposa y descansa para comenzar su entrenamiento del día.

 

“La rutina del caballo cambia casi todos los días. Unos días camina entre 30 minutos y una hora, al siguiente se trabaja desde el piso con poleas y saltos, otros días se practican los giros y cambios de sentidos. También se trabaja en la pista de resonancia y posterior a esto se reposa, se baña y se ubica en la pesebrera”, señala Castaño.

 

La rutina no es muy exigente porque el trabajo es muy inteligente y va asimilando cada cosa que se le enseña. Los veterinarios creen que es ha madurado muy rápido, teniendo en cuenta la edad del animal.

 

El entrenamiento del número uno

 

En la semana se realizan trabajos de memoria, porque estos animales funcionan mucho con el subconsciente, por lo tanto se le hacen constantes ejercicios de memoria para que al momento de las competencias, puedan sobrellevar cada situación.

 

“El entrenamiento tiene que ver con el acondicionamiento físico, debido a que por ser tan vigoroso y explosivo, Prodigioso gasta mucha energía, entonces antes de las competencias se camina y se hacen unos ejercicios de piso”, precisa Castaño.

 

Cuando el campeón entra en acción

 

Cuando está en feria, el chalán Fabián Cossio trabaja poco con el caballo para no aburrirlo. Se le hacen sesiones de 5 a 10 minutos, para que durante los concursos esté en disposición y feliz.

 

“Es un animal demasiado noble, manso y juicioso. Esas condiciones se prestan para que no sea presionado a la hora de tener que hacer un trabajo con él”, asevera Castaño.

 

En exposiciones equinas, se hacen calentamientos y estiramientos para prepararse para la competencia. “Los ejercicios previos son similares a los de cualquier deportista. Se hace una rutina de ejercicio parecidas a las pruebas que le tocan dentro de la pista”, afirma Castaño.

 

Las pruebas del éxito

 

En la mayoría de las competencias, los caballos tienen que hacer un recorrido conjunto para luego hacer una prueba individual. Si se llegan a presentar empates, se hacen comparaciones de cambio de sentido, tabla de resonancia, licuadora y paralelo.

 

“Prodigioso, en la casi todas las competencias en las que ha participado, ha ganado, casi nunca le ha tocado realizar comparaciones. Por lo general, en su categoría de 48 a 60 meses, el gana”, apunta Castaño.

 

Los planes de un campeón

 

Por estar en su mejor momento, el caballo será llevado al concurso mundial de Puerto Rico en noviembre de 2019. (Lea: Los caballos deportistas ya cuentan con su Pasaporte Equino)

 

“En este momento, queremos seguir su carrera competitiva, porque apenas es un potro. Queremos que sea exitoso en las pistas y a nivel reproductivo, es importante que se empiece a destacar y a ver las crías que están próximas a nacer”, remata Castaño.