Acceso a créditos para sistemas de riego vence el 31 de diciembre

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Octubre 2015
compartir
Sistemas de riego
Para pequeños la tasa de interés es del DTF + 7 y para medianos del DTF + 10, efectivo anual. Foto: CONtexto ganadero.
El llamado lo hizo Finagro. Pequeños productores tendrán descuento del 40 %, medianos del 30 % y grandes productores del 15 %. Hay disponibles $108 mil millones. Tenga en cuenta los requisitos para subscribirse a este subsidio.
 
El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, anunció el pasado 30 de septiembre que los agricultores colombianos podrán acceder a líneas de crédito agropecuarias con el propósito de afrontar los efectos del Fenómeno de El Niño.
 
Mediante el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro, la cartera agropecuaria ofrece créditos a pequeños, medianos y grandes productores colombianos, quienes se han visto afectados por el cambio climático. (Lea: Se han entregado $17 mil millones en incentivos al seguro agropecuario)
 
El 40 % de crédito no reembolsable es un subsidio para aquellos pequeños productores que quieran establecer cualquier tipo de inversión en sistemas de riego y el 30 % a quienes son medianos productores”, aseguró Iragorri Valencia.
 
Por su parte, Ronaldo Monroy, director de Crédito ICR de Finagro, dijo en diálogo con CONtexto ganadero que los préstamos se otorgan dependiendo del tipo de productor que pueda financiar todo lo que tenga que ver con el manejo del agua con riego, drenaje o control de inundaciones, más maquinaria e infraestructura.
 
“El usuario que esté interesado, accede al crédito y la periodicidad de pago de intereses y del total del capital prestado depende de la negociación que se haga con el banco y del proyecto mismo. Ahora, si son pequeños o medianos productores, podrán acceder a reconocimientos de ICR, sin son grandes, se les dará hasta un 15 %, siempre y cuando esté dentro de un esquema asociativo”, explicó Monroy. (Lea: Créditos del sector agro necesitan mejores tasas y plazos más largos)
 
Las líneas de crédito para pequeños productores abarcan hasta $90 millones, mientras que los medianos agricultores podrán contar con hasta $3.000 millones. En otras palabras, del total del valor del proyecto, el descuento se otorga sobre el porcentaje al que acceda el campesino.
 
Si por ejemplo alguien va a hacer una inversión de $100 y va a solicitar un crédito de $60, el Gobierno le ayuda con el porcentaje restante, si es el caso de uno pequeño, pues con el 40 %, en otras palabras, solo pagaría el 60 %, siempre y cuando cumpla con los requisitos propios del incentivo, como que las obras sean nuevas, que lleve a cabo la inversión, entre otros”, agregó el vocero de Finagro.
 
Para este tipo de créditos el Fondo establece una tasa de interés máxima del DTF + 7 efectivo anual, en el caso del pequeño productor, que se caracteriza por tener activos hasta $93 millones 430 mil; para el mediano es el DTF + 10, con activos entre $93 millones 430 mil y $3.221 millones.
 
“Hay que decir que los créditos de libre inversión están en el DTF + 30 efectivo anual, es decir, que esta es una tasa competitiva y muy agradable. Quienes accedan a este crédito, nunca, recibirán una tasa más alta”, añadió Ronaldo Monroy. (Lea: 89 % del sector rural no accedió a créditos, según Censo Agropecuario)
 
Por su parte, Rafael Mejía López, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, señaló: “este crédito no debe ser visto como una respuesta a la coyuntura, porque hemos venido insistiendo en que el manejo del agua en Colombia no es el ideal. Tenemos es que aprender a manejarla adecuadamente, porque el plan en sí es rescatar todos los distritos de riego que no están en uso. El cambio climático llegó y se va a quedar”.
 
Requisitos
 
De acuerdo con Finagro, quienes vayan a acceder a este crédito, lo primero que debe tener en cuenta son las necesidades: si requiere una motobomba, un sistema de riego o drenaje, entre otros. “Con ese monto, el agricultor debe cuantificar el gasto, acercarse al banco y pedir el crédito por el valor que requiera, luego se verifican los recursos de ICR, que para el caso de manejo y adecuación de tierras es de $108 mil millones”, manifestó el director de Crédito ICR de Finagro.
 
Los documentos que el agricultor presente están sujetos a los requerimientos que realice el banco y las exigencias de la Superintendencia Financiera; también el estado de la vida crediticia, documentos del predio, cotizaciones de las herramientas que va a adquirir, fotocopia de la cédula, entre otros.
 
El llamado es a acceder a este tipo de ayudas, dado que el 31 de diciembre de 2015 se vence el plazo, o hasta agotar los recursos económicos del ICR. (Lea: Arroceros podrán acceder a créditos con más facilidad)