Acopio de leche siguió cayendo y pago al productor alcanzó un nuevo récord en julio

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Septiembre 2021
compartir
Acopio 2021, acopio formal leche 2021, leche Colombia, compra leche, Acopio leche julio 2021 Colombia, producción leche, Acopio formal leche Colombia 2021, recolección de leche en Colombia, producción leche Colombia 2021, precio leche cruda Colombia 2021, precio pagado al productor 2021, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contex
El declive del acopio de leche continuó en julio, luego de meses de graves caídas como mayo y junio, en tanto que el precio pagado subió por una escasez de oferta del líquido. Foto: upra.gov.co

Al igual que abril, mayo y junio, el séptimo mes del año también presentó una caída en la cantidad de litros de leche cruda recolectados en comparación con los mismos meses de 2020. En lo corrido del año, este registro ha disminuido casi 6 % a nivel nacional.

 

La Unidad de Seguimiento de Precios de Leche (USP) del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural reveló que en julio las empresas formales reportaron la adquisición de 264 606 426 litros, un 11,25 % menos que los más de 298 millones de litros en el mismo mes de 2020.

 

Mientras que el primer trimestre de 2021 registró un mejor comportamiento (aunque leve) de casi 2 % y el segundo presentó una grave caída por cuenta de los bloqueos en el paro nacional de abril a junio de -10,65 %, el tercer trimestre inició con un declive significativo.

 

En consecuencia, a lo largo del año el acopio ha disminuido un 5,6 % frente al mismo periodo de 2020, pasando de más de 1936 millones de litros en ese entonces a 1827 millones en el último informe. (Lea: Recolección formal de leche en segundo trimestre de 2021 cayó más de 10 %)

 

Comparado con el 2019, el último año normal antes de que la pandemia del nuevo coronavirus ocasionara la crisis económica y social que ha afectado al país y al mundo entero desde marzo de 2020, este registro está casi igual, superando al de hace dos años en apenas 1,1 %.

 

Solo en julio, el acopio cayó 12,3 % en la región 1, donde la producción de leche es más alta, y en la región 2 se redujo en 6,1 %. Tomando las cifras de los siete meses, en la primera región fue 6,9 % menor a la de 2020, en tanto que en los demás departamentos ha subido 1,6 %.

 

De nuevo, si se miran los resultados mensuales de julio, las reducciones más graves se presentaron en Putumayo (-42 %), Arauca (-39 %), Valle del Cauca (-37 %), Huila (-34 %), Tolima (-32 %), Norte de Santander (-31 %), Quindío (-28 %) y Sucre (-23 %).

 

En lo corrido de 2021, estos departamentos han sufrido los mayores declives, con porcentajes entre -24 y -34 %, salvo Sucre, que mejoró, y Cauca en lugar de Quindío (con -13 %). (Lea: ¿Qué tan grave fue la caída del acopio de leche en mayo debido a los bloqueos?)

 

Récord en precio pagado al productor

 

Estas caídas pueden explicarse por las más altas temperaturas que se registraron en este mes, lo que hizo disminuir la oferta y, a su vez, aumentar las bonificaciones voluntarias de empresas que buscaban acopiar el líquido disponible pagando estos adicionales.

 

Mientras que en el primer semestre se pagaron $81 de más en promedio por cada litro, en el séptimo mes se ofrecieron $100, una barrera que no se había franqueado desde agosto de 2020. (Lea: Lecheros del Cauca tuvieron que botar más de 12 millones de litros por el paro)

 

De este modo, el pago promedio nacional fue de $1275 con bonificaciones voluntarias, superando el récord alcanzado en mayo de 2020 de $1267, en tanto que sin bonificaciones fue de $1175, el segundo valor más alto después del alcanzado en abril de este año, de $1184.

 

Si bien el precio promedio de julio es el más alto que se ha registrado en los informes de la USP, cabe recordar que este es un valor nominal y que no ha sido comparado con la inflación y el alza de insumos y otros costos que hacen que este récord sea menos representativo en las ganancias reales del ganadero.