En 2020, el acopio formal de leche subió pero no alcanzó los niveles de otros años

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Febrero 2021
compartir
acopio formal leche 2020, leche Colombia, compra leche, Acopio leche diciembre 2020 Colombia, producción leche, Acopio formal leche Colombia 2020, Acopio formal leche, recolección de leche en Colombia, producción leche Colombia 2020, precio leche cruda Colombia 2020, precio pagado al productor 2020, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
El acopio formal representa apenas el 50 % del total de la producción de leche de Colombia. Foto: agriculturayganaderia.com

En el cierre del año pasado, el acopio formal de leche cruda fue más alto que en 2019 pero inferior al de 2017 y 2018. El precio nominal del litro también subió, pero los ganaderos siguen preocupados por las exageradas importaciones de leche en polvo.

 

La Unidad de Seguimiento de Precios de Leche del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural reveló que en 2020 las empresas acopiadoras de leche reportaron la compra de más de 3347 millones de litros, un 5,6 % más que los cerca de 3171 millones de 2019.

 

Esto quiere decir que en promedio se acopiaron 279 millones de litros mensuales o 9,1 millones diarios, más que los 264 millones y los 8,7 millones respectivamente del año anterior. (Lea: Recolección de leche cayó en noviembre y el pago al productor se mantuvo estable)

 

Contrariamente a otros sectores, el mayor crecimiento se observó en la cuarentena: mientras que en el primer trimestre subió 3,61 % con respecto al mismo periodo del 2019, en el segundo trimestre este porcentaje fue de 11,62 % (el más alto desde el cuarto trimestre de 2012).

 

Para el tercer trimestre, la diferencia fue de 6,66 %, y en el cuarto la distancia se recortó y se mantuvo igual a los últimos tres meses de 2019, con apenas un incremento de 0,75 %. Para los expertos, esto se explica porque la gente se aprovisionó de leche líquida al iniciar la pandemia:

 

“La venta de derivados como quesos y yogures se estancó porque cerraron restaurantes, hoteles y colegios. El acopio fue impulsado por el consumo de leche líquida, la gente sí quiere consumirla. En la cuarentena, los productos más demandados fueron leche, arroz y huevos”.

 

Así lo explicó Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Investigaciones Económicas de Fedegán–FNG, argumentando que esto es una señal para los agentes transformadores. (Lea: Nuevo pacto por el crecimiento del sector lechero debe incluir más compromisos de la industria)

 

“Este es un llamado a la industria para que ofrezca mejores precios, porque la gente sí está comprando leche. En abril y mayo, la gente demandó más leche por el encierro, pero luego se normalizó el acopio, probablemente porque la gente empezó a vigilar más sus gastos”, dijo.

 

Sin embargo, como observó el analista, el repunte del acopio en 2020 no fue tan significativo si se compara con 2017 y 2018, que fueron años con mejores resultados, el primero con 3380 millones de litros y el segundo con 3146 millones (la cifra más alta en la historia).

 

 

El precio y los stocks de leche en polvo

 

A lo largo del año, el precio nominal creció, pasando en promedio de $1060 en enero a $1137 en el último mes sin bonificaciones voluntarias, y de $1187 a $1222 con el pago adicional. (Lea: Acopio al alza y precio a la baja: el primero subió más de 6 % en el 3er trimestre)

 

Este valor de más, que se ha convertido en un mecanismo para atraer la producción de los ganaderos en época de escasez, como ha señalado Cubillos, llegó en febrero al promedio más alto ($141 por litro), pero en noviembre se ubicó en $75 y en diciembre subió a $85.

 

Dado que el pago al productor sin bonificaciones bajó y el total se mantuvo en el último bimestre del año, es probable que la industria empleó los inventarios de leche en polvo que acumularon en el segundo semestre de 2020.

 

El 31 de diciembre pasado fueron 16 148 t de leche en polvo entera y 894 t de leche en polvo descremada, mucho más que las 4208 t con las cuales cerró el 2019. Para Cubillos, este es un indicio de que el precio pagado al productor no mejorará en el primer trimestre de 2021.