Así ha variado la producción de proteína animal en los últimos 10 años

Por: 
Pedro Fonseca
12 de Abril 2019
compartir
producción de carne en Colombia, histórico producción carne Colombia, producir carne bovina, producción carne bovina Colombia, producción carne porcina Colombia, producción carne ovina Colombia, producción carne caprina Colombia, producción carne bufalina Colombia, producción piscícola colombia, carne de res, pollo, cerdo, cordero, ovino, producción pescado Colombia, Ganadería, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
En los últimos 10 años, todas las producciones de proteína animal en el país han crecido, salvo la carne bovina que ha quedado rezagada. Foto: CONtexto ganadero - Kienyke - Fedegán

CONtexto ganadero se dio a la tarea de analizar la producción de proteína animal de las especies más importantes para el consumidor colombiano en los últimos 10 años, incluyendo bovinos, porcinos, pollos, ovinos, caprinos y pescado.

 

En los últimos 5 años, la producción de carne bovina en Colombia ha venido decreciendo, cada vez más afectada por problemas estructurales como el contrabando y el sacrificio clandestino, que perjudican en gran medida al sector formal.

 

Esto contrasta con el reporte de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) en 2013, cuando sostuvo que este rubro se había incrementado un 30% en la década precedente pasando de 746 mil 426 toneladas en 2002 a 973 mil 287 en 2012.

 

Mientras tanto, segmentos como la producción avícola y porcina han ganado terreno, con un crecimiento sostenido en los últimos 10 años, por factores como un menor precio con respecto a la proteína roja, campañas de fomento al consumo y fortalecimiento de la cadena.

 

En cambio, si bien el consumo de carne bovino registró una leve recuperación al menos desde su origen formal, la producción de origen ilegal ha ganado espacio, lacerando gravemente la industria cárnica. (Lea: ¿Cómo producir carne de res al mismo nivel del pollo y el cerdo?)

 

CONtexto ganadero se dio a la tarea de comparar las cifras de rendimiento de las proteínas más consumidas por los colombianos, entre las cuales se encuentran res, pollo, cerdo y pescado. Aquí también mencionaremos otras, como los ovinos, los caprinos y los camarones, así como la proteína del huevo, muy ligada a la industria del pollo.

 

 

Producción de carne bovina

 

Para este análisis se compararon las cifras aportadas por la Encuesta de Sacrificio de Ganado del Departamento Nacional de Estadística (Dane), junto con las de Fedegán, la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) y la Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua).

 

En producción bovina, existen 2 datos: el degüello formal que arroja el Dane, así como los resultados del gremio cúpula de la ganadería, que suma el sacrificio informal estimado, a pesar de que es un fenómeno difícil de medir.

 

Por ejemplo, mientras que en 2009 el organismo registró 809 mil 636 toneladas de carne del beneficio en frigoríficos certificados, Fedegán con datos del Fondo Nacional del Ganado (FNG) estimó que ese año se obtuvieron 901 mil 578 t. (Lea: Las tendencias del consumo de carne en Colombia)

 

Para mayor claridad, este informe tomará los datos de producción total de carne bovina, que incluyen tanto sacrificio formal como clandestino. Como anotó el economista Óscar Cubillos, la ilegalidad corresponde de un 10 y 17%, un porcentaje considerable que no puede ignorarse.

 

Así las cosas, en 2010 se observó la más grave caída en rendimiento cárnico en la última década, tras la catástrofe provocada por el fenómeno de La Niña, que ocasionó cuantiosas pérdidas en el sector rural. Ese año, el total de toneladas bajó en cerca de 37 mil, alcanzando las 865 mil t.

 

No obstante, en los años siguientes el sector tuvo una notable recuperación, con una producción récord de 973 mil t en 2012. Desde allí comenzó un declive que se acentuó en 2016 y 2017, con 910 mil y 906 mil t, respectivamente.

 

Aunque el 2018 concluyó con una recuperación de 935 mil t, se estima que más de 162 mil tienen procedencia ilegal, que equivale al 17% de todo el rendimiento en carne bovina. Este porcentaje ha venido en aumento de 9,3% en 2015, a 13% en 2016 y 16,3% el año pasado.

 

 

Las demás proteínas crecen cada año

 

En tanto que el comportamiento de la carne bovina ha sido irregular, las demás proteínas, especialmente el pollo y el cerdo, han subido en la última década con considerable ventaja. (Lea: Sector avícola creció 3.6 % en el primer trimestre de 2018)

 

Sin duda alguna, el pollo es la proteína reinante en la mesa de los hogares colombianos. Desde 2009, su ritmo de crecimiento es en promedio de 5%, con una variación mínima de 0,8% en 2011 pero totalmente disparada en 2013, con 14,6%.

 

En 2008 franquearon la barrera del millón de toneladas, y como lo reportó Fenavi, el año pasado superaron 1,63 millones, un incremento del 4,2% con respecto al año anterior, cuando se totalizaron 1,56 millones.

 

Al igual que el pollo, el huevo ha tenido una progresión sostenida y, de seguir así, en un par de años podría rebasar a la carne bovina. El 2018 se obtuvieron 876 mil toneladas, lo que quiere decir que el sector avícola produjo más de 2,5 millones de toneladas, 4,5% más que en 2017.

 

Por su parte, el sector porcino ha tenido una tendencia al alza y también alcanzó una cifra récord cuando culminó diciembre pasado, al reportar 383 mil toneladas de producción. (Lea: "Esperamos crecer más de 9 % en producción de carne": Porkcolombia)

 

Consultado por CONtexto ganadero, Jorge Alfredo Ostos, presidente ejecutivo de Porkcolombia, el sacrificio de cerdos en Colombia subió un 9%, con un consumo disparado y un buen nivel de penetración, gracias a los esfuerzos de la asociación y a campañas de fomento al consumo.

 

Este es un sector que está creciendo y que está generando mucho dinamismo y empleo aquí en Colombia, pues la cadena porcícola genera 135 mil empleos directos”, aseguró.

 

Del mismo modo, la piscicultura se ha elevado. Hasta 2017, reportaban una producción de 120 mil toneladas, 10% más que en el periodo precedente, y casi el doble desde 2009, cuando se contabilizaron 64 mil.

 

 

Otras carnes

 

La carne de búfalos, que no se contabilizó con la bovina, ha tenido un comportamiento favorable en los últimos 10 años. Al igual que las otras proteínas, su alza es sostenida y pasó de 1.049 t en 2009 a 7.424 en 2018, lo que demuestra que su demanda es cada vez mayor.

 

En cuanto a los ovinos y los caprinos, ambos han sufrido declives en la pasada década, pero la ovina viene repuntando desde 2012 y la caprina desde 2016. (Crónica: El sueño de vender sándwiches de jamón de cordero y queso de cabra)

 

Así pues, la carne de ovejas pasó de 252 a 935 t en 10 años, mientras que la de cabras registró 244 a 651 toneladas, aunque esta ha sido la de mayor comportamiento variable, con resultados negativos en 2010 y 2015.

 

Finalmente, el camarón es la única proteína que supera a la bovina por sus pobres registros. En 2009 se contaron 12 mil 432 toneladas que bajaron a 2.852 en 2015, con una caída de hasta el 58% en un solo año. En 2016 y 2017 repuntaron, pero a menos de 5 mil t.

 

 

Sector bovino necesita apoyo

 

Es claro que se requieren medidas urgentes para mejorar la producción de carne de res, y por eso desde Fedegán se ha solicitado apoyo para potenciar este sector. Afortunadamente, el Gobierno ha respondido a este llamado y en conjunto se están impulsando varias iniciativas para potenciar este segmento, como la apertura de más mercados para exportación.

 

No obstante, también se requiere una estrategia de esfuerzos mancomunados para mejorar el consumo interno, pues para nadie es un secreto que la carne de res es una de las proteínas preferidas por los colombianos, así como contrarestar delitos como el contrabando y el sacrificio ilegal.