Cámara de la Leche y Analac rechazan acciones de la industria

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Julio 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, precio de la leche, recolección de leche en Colombia, industria de la leche, medidas industriales de la leche, Cámara Gremial de la Leche, Analac
Ambas entidades rechazaron las medidas adoptadas por la industria láctea. Foto: freepik - cortesía.

A través de dos comunicados de prensa, la Cámara Gremial de la Leche de Fedegán y la Asociación Nacional de Productores de Leche, condenaron las medidas adoptadas por las empresas procesadoras de leche, pues consideran inexplicable la presunta sobreoferta de leche en el país.

 

El pasado viernes, los miembros que integran la Cámara Gremial de la Leche de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, se reunieron para hablar sobre la situación de la lechería del país y las medidas que han venido tomando algunas empresas procesadoras durante las últimas semanas. (Lea: Casi 150 mil litros de leche se están dejando de recoger en Cundinamarca)

 

A través de un comunicado de prensa, la entidad manifiesta que es inexplicable la excusa de una sobreoferta de leche en el país, para justificar las decisiones arbitrarias que han tomado las empresas procesadoras de leche, al reducir hasta en un 5 % el precio final de compra a los ganaderos y fijar cupos de entrega un 10 % por debajo de su volumen habitual, disminuyendo así, en más de un 14,5 %, el ingreso neto de al menos 300 000 pequeños productores.

 

En la misma comunicación, la Cámara recuerda que durante los primeros cinco meses del año las importaciones superaban las 40 000 toneladas; además, trae a colación que Colombia produce 7.300 millones de litros al año, pero la industria solo procesa 3.241 millones, dejando de comprar más del 50 % de la leche fresca producida por los ganaderos.

 

“La industria procesadora, apoyada en su condición oligopsónica y su posición dominante, busca insistentemente la reducción y liberación de los precios de compra, mientras los precios de venta al consumidor de leche y sus derivados aumentan de manera incontrolada, como se advierte la gráfica siguiente, donde se evidencia que en la última década el precio de venta al consumidor ha subido 4,1 % por encima del incremento del precio al productor, profundizando la brecha que no solo empobrece al sector primario, sino que reduce el consumo nacional”, señala. (Lea: El desánimo reina entre productores de Facatativá, afirma Asoganaderos)

Por su parte, la Asociación Nacional de Productores de Leche, Analac, también mediante un comunicado de prensa, condena el modus operandi de la industria  que “lanza un feroz ataque” para debilitar más la estructura productiva del sector rural, con presiones indebidas que rayan en la ilegalidad sobre el eslabón más débil de la cadena, planteando una crisis artificial. No hay sobre producción ni hay reducción del consumo, tal y como lo demuestran las cifras presentadas en mayo de 2020 por el mismo Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, MADR, y generadas por la Unidad de Seguimiento de precios, USP.

 

Analac rechazó lo que hizo una compañía como Alpina, que inicialmente anunció la reducción del precio por litro pagado a los productores y, luego, con la disminución de un 10 % en la compra total de leche al productor, poniendo como excusa la pandemia para conseguir la consolidación de sus intereses económicos y generando una enlechada totalmente artificial.

 

“Es evidente que la jugada de la industria no obedece a la realidad del sector y pone en riesgo la estabilidad laboral en el campo. Se trata de una jugada que pone en jaque a los productores de leche, en donde no solo hay un daño económico, sino, también un impredecible y profundo efecto social”, lamenta la entidad. (Lea: 15 empresas importaron cerca del 80 % de la leche en polvo y demás lácteos)

 

Finalmente, para la Cámara Gremial de la Leche, la reactivación económica nacional, que el país necesita en la actual coyuntura y en la que están comprometidos los ganaderos, no puede soportarse en la preservación de los márgenes de la industria a costa de la quiebra de los más de 300 000 pequeños productores, que no han dejado de “madrugarle al ordeño” y que han puesto el pecho en primera línea durante esta pandemia, garantizando el abastecimiento de leche en los hogares colombianos.

 

“En consecuencia, es urgente realizar esfuerzos conjuntos entre el Gobierno Nacional, la industria procesadora y los productores, para incrementar el consumo de leche en estratos medios y bajos, retomando la propuesta del sector primario de la creación de un Fondo Tripartita, que promueva el consumo de leche en el, dirigido precisamente a estos estratos de más bajos recursos”, propone la entidad.

 

Ante los motivos expuestos, la Cámara hace un nuevo llamado a corregir las ineficiencias de la cadena, que no son responsabilidad de la producción primaria, sino que se presentan en los procesos posteriores de acopio, transporte, distribución y procesamiento, en los que la industria colombiana tiene un sobrecosto de más del 39 % con respecto a los costos internacionales, y así́ consolidar una visión de cadena que permita superar los retos hacia el futuro. (Lea: Cambios en el pago de la leche por cuenta del Covid-19)