Carne colombiana a EE. UU.: un sueño que lleva 10 años aplazado

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Marzo 2022
compartir
carne colombia eeuu
El país debe hacer un trabajo exigente que permita llegar a uno de los mercados más importantes a nivel mundial. Foto: mincit.gov.co - nicepng.com

Este 15 de mayo se cumplen 10 años de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos, tiempo en el que Colombia no ha podido enviar un gramo de carne a territorio americano.

 

El acuerdo suscrito entre Colombia y Estados Unidos el 15 de mayo de 2012 no escapó a la controversia, pues si bien se defendió argumentando que traería resultados favorables para la economía, diversos grupos (académicos, políticos y sociedad civil) lo rechazaron por considerarlo un acuerdo asimétrico y en desventaja para nuestro país. (Lea: 8 años del TLC con EE.UU.: 161 000 t de lácteos importadas, cero de carne exportadas)

 

Uno de los sectores que saldrían más afectados era el agropecuario, especialmente los pequeños y medianos productores que temían competir contra sus homólogos estadounidenses, que reciben más subsidios y ayudas del Gobierno para vender sus productos.

 

En estos 10 años, pese a los esfuerzos de toda la cadena cárnica, desde los ganaderos por implementar mejores prácticas en la producción de carne, los frigoríficos para modernizar sus plantas y la gestión gremial en cabeza de Fedegán y el Gobierno, Colombia aún no ha enviado un solo gramo de carne en suelo estadounidense, mediante el TLC.

 

Ante esos evidentes retrasos, en días pasados el Gobierno colombiano confirmó, tras la reunión del presidente Iván Duque con su homólogo, Joe Biden, la posibilidad de lograr la admisibilidad de la carne. (Lea: Así está la balanza comercial cuando se cumplen 7 años del TLC con Estados Unidos)

 

A eso se le sumó que durante la semana del 9 de mayo del año en curso, miembros de APHIS (autoridad sanitaria de EE. UU.) van a estar en el país, en donde verificarán las zonas exportadoras de Colombia, especialmente la de la costa Atlántica.

 

En esa visita, los funcionarios conocerán las medidas diferenciadas aplicadas en las zonas de frontera con Venezuela para disminuir el riesgo de focos de fiebre aftosa y el funcionamiento de frigoríficos para la comercialización de carne al exterior.

 

Posibilidades, pero el trabajo es extenso

 

Oscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de Fedegán-FNG, resaltó la posibilidad de que se logre la apertura del mercado de Estados Unidos para la carne colombiana, pues es uno de los mayor exigencia sanitaria, al igual que la Unión Europea. (Lea: Colombia reemplazaría el mercado de Rusia por EE. UU.)

 

Recalcó que son compradores de alto valor, por lo que van a pagar el kilo o la tonelada con un margen superior, lo que al final es rentabilidad tanto para el ganadero como para la industria frigorífica, por lo que es una buena noticia.

 

Sin embargo, Cubillos recalcó que Colombia debe tener la oferta suficiente oferta en animales disponibles como en capacidad de transformación, eso no quiere decir que se vaya a acaparar todo el mercado, pero si debe aspirar a ganarse el 5 % del mercado americano, lo que sería una cifra muy interesante y muy positivo para el país.

 

Agregó que los ganaderos deben enfocarse en la llegada al mercado americano, por lo que es neceasrio que se preparen con anticipación para que cuando una vez se abran las puertas, Colombia tenga la oferta necesaria y los animales con los estándares que exige Estados Unidos. (Lea: Otros productos agropecuarios que llegan de EE.UU. por cuenta del TLC)

 

“Por supuesto en muchos casos los ganaderos decidan apostarle a genética y mejoramiento genético para lograr mejores animales; pero el país deberá tener cumplidos unos requisitos sanitarios y de manejo de identificación de los semovientes para poder lograrlo”, expresó.

 

En ese sentido, Colombia debe trabajar con celeridad en todo lo relacionado con trazabilidad animal, que aunque hay avances en los últimos años, no podrá quedarse en lo que se está haciendo, sino que tendrá que implementarlo en todo el hato, para que una vez nos haya luz verde, ese procedimiento esté operando sin contratiempos.

 

También destacó lo que va a verificar la comisión de APHIS y es el tema de la zona Caribe, que tendrá que dar el paso adelante que el país ha esperado por muchos años, y se convierta en la región libre de aftosa sin vacunación. (Lea: Por TLC con EE.UU. y UE desaparecería 53 % de la ganadería colombiana)

 

“Estados Unidos, dentro de lo que exige, pide que la carne de bovino provenga de hatos libres de aftosa sin vacunación. Allí tendremos que hacer una tarea importante, para que esa zonificación que ya hizo el ICA en 2020, se vea reflejada en que son territorios libres de la enfermedad sin vacunación”, destacó.

 

Colombia, sin falsas expectativas

 

Augusto Beltrán Segrera, secretario técnico del Fondo de Estabilización de Precios, FEP, de Fedegán-FNG, fue prudente al consultarte frente al tema, pues considera que aunque el anuncio hecho por el Gobierno fue positivo, es un proceso que debe cumplir muchos requisitos.

 

“Ese es un proceso que va a demorar, la gente cree que la entrada a ese mercado es pronto y no es así. La visita por parte de la autoridad sanitaria es en mayo, de ahí vendrán intercambios de documentos, pero lo más seguro es que no se logre esa admisibilidad este año”, apuntó. (Lea: Estados Unidos, receptivo a la propuesta de zona exportadora ganadera)

 

En ese mismo sentido se refirió Cubillos, quien reconoció que toda la cadena debe hacer un trabajo por para aprovechar ese posibilidad que brinda la administración de Joe Biden.

 

“Siendo juiciosos, en un par de años podríamos ya estar aprovechando ese mercado. Si el trabajo se hace de forma acuciosa, en 2023 se podría lograr”, remató el jefe de la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de Fedegán-FNG.