Concentrados para ganado subirán, pero no solo por el alza del dólar

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Agosto 2019
compartir
Alza dólar 2019, alimentos dólar 2019, costo concentrado ganado, alza materias primeras dólar 2019, precio alimentación ganado, precio concentrado ganado, Materias primas alimentación ganado, materias primas ganado, materias primas ganadería, alimentación ganado, nutrición ganado, nutrición vacas, materias primas alimento vacas, materias primas Colombia, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
En los próximos días, el incremento de la tasa de cambio del dólar ocasionará un alza en el costo de los concentrados para animales. Foto: casaroycia.com.ar - violetastereo.com

Ante el incremento de la tasa de cambio en las últimas semanas, uno de los sectores más afectados es la industria de alimentos balanceados para animales, especialmente porque la mayoría de materias primas como maíz provienen de Estados Unidos.

 

Dagoberto Carpintero, zootecnista de la Universidad de Cundinamarca y asesor nutricional de ganaderías de leche, sostuvo que los concentrados empezarán a subir de precio por un cúmulo de factores que coincidieron con la disparada del precio del dólar.

 

Según el experto, todo comenzó con el incremento del nivel de las aguas del río Mississippi en el país del norte, lo que provocó el cierre de compuertas, evitando el tránsito de barcazas con productos agrícolas. (Lea: Usted puede elaborar su propia fórmula con base en materias primas)

 

Esto trastornó en las operaciones de los buques que vienen de Estados Unidos a Colombia con maíz, torta de soya, gluten, etc. Allí se generó un desabastecimiento en el mercado colombiano por el retraso, por lo cual empieza la especulación y la subida de precios”, subrayó.

 

En aquel momento, hace 2 meses, el dólar era estable. Ante la falta de insumos, las plantas encargaron buques de maíz con Argentina, Brasil y Paraguay, pero al mismo tiempo llegaron los embarques represados de EE.UU., y esto coincidió con el alza de la moneda norteamericana.

 

Los transportadores también empezaron a especular por oferta y demanda. Entonces se subió la materia prima por efecto del dólar, por el desabastecimiento y por el flete”, indicó Carpintero. (Lea: ¿Cómo tener concentrado todo el año para su ganado sin sacrificar el bolsillo?)

 

Esto provocó que el precio del maíz se elevará a $1.000 por kilo, cuando antes se encontraba a $700 e incluso a $600. En estos días de incertidumbre, con un dólar que se eleva de manera constante, este insumo se ha mantenido entre los $800-850, pero los precios siguen cambiando.

 

Lo que han hecho las plantas es utilizar los productos que pueden reemplazar al maíz en la incorporación de la fórmula, como las harinas zootécnicas, la mogolla de trigo, subproductos del maíz, pero que también son altamente demandados. La mogolla, que era de $600, está en $850”, añadió.

 

En efecto, la cadena agropecuaria se resiente por el alza del valor de los commodities. Cuando estos materiales comiencen a escasear, las fábricas de alimentos balanceados tendrán que elevar el precio o recurrir a cultivos nacionales con el fin de mantener el precio y no trasladarlo a los ganaderos, porcicultores o avicultores.

 

De acuerdo con el asesor nutricional, las plantas más grandes tienen la capacidad de mantener el valor del concentrado porque guardan un inventario de materias primas, pero las más pequeñas no tendrán más remedio que subirlo, incidiendo en la economía a los productores pecuarios.

 

Carpintero añadió que si bien hay empresas que tienen cubiertas estas contingencias, la gran mayoría deben acomodarse de forma irremediable al incremento del precio del maíz y otros insumos. (Lea: Usted puede ofrecer galletas, pan y café a sus vacas productoras de leche)

 

Hay un efecto bastante fuerte por el dólar. El mal momento de la llegada de buques evidencia que es muy desafortunado que el país dependa de las materias primas de Estados Unidos y que dependemos de cualquier cosa que pase allá, estamos sujetos a eso todo el tiempo”, lamentó.