¿Es posible el control de costos en lecherías especializadas?

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Octubre 2017
compartir
Control costos lechería 2017, costos lechería Colombia, Evaluación costos empresa ganadera, rentabilidad empresa ganadera, costos empresa ganadera Colombia, costos de ganadería, evaluación de costos ganadería, Costos Empresa Ganadera, empresa ganadera, costos ganadería colombia, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Productores lecheros buscan reducir sus costos, pero a veces parece una tarea bastante difícil. Foto: abc.finkeros.com
Cada vez más disminuye la rentabilidad en el negocio de leche y los ganaderos ya no saben cómo reducir los costos, que van en aumento. Algunos optan por incrementar el volumen de producción para diluir los gastos, pero otros aseguran que eso no es tan cierto.
 
Ricardo Camacho es un ganadero de Facatativá, dueño de una lechería especializada. Para hacer frente a la baja rentabilidad, el productor aseguró que su objetivo es limitar los gastos variables.
 
Mi fuerte es el control de costos, yo trabajo muchísimo en eso. Para comprar un insumo pido 4 cotizaciones, soy muy cuidadoso, aunque hay otros que no puedo manejar”, indicó. (Lea: Comparado con la inflación, precio de la leche ha bajado en los últimos años)
 
Camacho hizo referencia a los costos fijos, aquellos que debe pagar independientemente de su operación y que no son sensibles a cambios en los diferentes niveles de la actividad de la empresa, sino que permanecen invariables.
 
Entre estos, la mayoría están determinados por el Estado, como el pago de la mano de obra, los impuestos (el predial, el IVA), los combustibles y los servicios públicos (agua, acueducto, electricidad, gas).
 
También habló sobre aquellos que no puede controlar, como el transporte de la leche, que viene impuesto por la empresa de acuerdo a la resolución 017 de 2012 que determina el pago del lácteo. (Entrevista: Costos de la empresa ganadera se deben evaluar todos los días)
 
En cambio, como lo explicó Luis Alberto Sánchez, gerente de la empresa Asesorías Financieras Agropecuarias S.A.S., Afagro, hay costos variables como la alimentación, que tiene la mayor carga en las lecherías especializadas, o los medicamentos.
 
La alimentación incluye el forraje, los suplementos y los concentrados, que puede ser hasta el 50% de los costos totales, un 15% para forraje y 35% para los suplementos. Estos se pueden controlar, pero son muy específicos de cada ganadería”, precisó.
 
Según el experto, a pesar de que el propietario de la finca puede limitar el gasto de concentrados o suplementos, las exigencias de la vaca para producir mayor cantidad de leche impiden que pueda hacer alguna reducción.
 
Como se ha acostumbrado a que una vaca entregue una cantidad determinada de litros, para seguir cumpliendo con este tope se ve forzado a gastar mucho más concentrados. (Lea: Costos de producción que años atrás no afectaban la rentabilidad)
 
Por ejemplo, Armando Ayala Peñaloza, gerente de la empresa Alimentos Funcionales Nutrafort, los ganaderos de trópico alto no deberían destinar más porcentaje de sus gastos en suplementos que en pastos, sino todo lo contrario.
 
En ese sentido, Sánchez sostuvo que la idea de producir más para diluir los costos solamente aplica para los fijos, porque los variables, como la alimentación, pueden aumentar de forma directamente proporcional a la cantidad de litros requeridos para lograr una ganancia.
 
Hay gente que incurre en costos que para mí son innecesarios, en especial en sanidad. Hay vacas que tienen mucho problema de mastitis y el ganadero le mete mucha plata a los medicamentos. O también les inyectan hormonas para mejorar la producción o para que preñen más rápido”, aclaró.
 
Para él, los costos sí se pueden controlar, haciendo un proceso de regresión a las bases de una buena ganadería (implementando BPG), con lo cual el alimento principal para el ganado sea el pasto, mientras que los suplementos deben corresponder a un menor porcentaje.