Friogán adelanta inversiones por más de $20 mil millones en sus plantas

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Noviembre 2018
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, friogán, friogán colombia, frigoríficos ganaderos de colombia, friogán villavicencio, friogán corozal, friogán la dorada, friogán cúcuta, carlos roberto patiño, panorama friogán,
Uno de los logros de la planta de Villavicencio es que ya está autorizada en sacrificio Halal. Foto: CONtexto ganadero.
El propósito es mejorar la red de frío y de congelación de todos los establecimientos de faenado, lo cual permitirá duplicar esos dos servicios en marzo de 2019.
 
Los Frigoríficos Ganaderos de Colombia, Friogán, estuvieron a punto de ser liquidados y vendidos a menosprecio durante 2016 y 2017. Sin embargo, y tras demostrar su viabilidad económica y de fuerza de trabajo, la compañía no solo ha ido superando ese riesgo, sino que ha logrado aumentar su capacidad de sacrificio y mejorar su flujo de caja. (Lea: El valor comercial de la Planta de Corozal de Friogán)
 
Hacia el mes de junio y de acuerdo con Carlos Roberto Patiño, gerente de la empresa, fue posible tener los números en negro, hecho que permitió proyectar las utilidades de acuerdo a los presupuestos invertidos en los recintos dedicados al beneficio animal que tienen en el país.
 
Indicó que de acuerdo con el DANE, hasta el mes de agosto, el sacrificio de ganado ha aumentado un 1,3 %, mientras que en el caso de Friogán el crecimiento ha sido de 2,78 %, eso demuestra una participación y respuesta positiva de la empresa en el mercado
 
“Estamos haciendo una inversión de $10 mil millones en frío, adicionales a los $13 mil millones que se han ido inyectando, por lo que vamos a completar recursos cercanos de $22 mil millones este año en las plantas. Para febrero o marzo de 2019 ya debemos tener duplicada casi la capacidad de frío de todas las plantas así como la congelación. Eso lo hacemos de cara a los procesos de exportación”, reveló. (Lea: Conozca el valor de Friogán)
 
Agregó que no solo trabajan por mejorar la infraestructura de la empresa, sino que continúan con la implementación de sistemas de gestión de inocuidad, certificación y habilitación de plantas para exportar con destino a otros países. Es el caso de la planta de Villavicencio que tiene la certificación Halal; mientras que las de Corozal y La Dorada fueron habilitadas por Jordania, eso les abre más posibilidades para nuevos mercados.
 
Para Patiño, hay un tema importantísimo de resaltar cuál es el rol de las plantas de beneficio en las agendas exportadoras y es que la tradición que hay en las plantas es de ser maquiladoras y no hacer posición propia del ganado y la materia prima.
 
“Las plantas tienen que generar unos espacios o un centro suficientemente importante para el negocio de exportación, es decir, las compañías dedicadas al beneficio animal deben tener los sistemas de gestión de inocuidad, las certificaciones y habilitaciones para desarrollar procesos de exportación. Una vez se consolida ese trabajo, ya debe empezar a propender por el negocio de envío al exterior de terceros. Ahí es donde se empieza a interactuar con entidades como ProColombia con el Programa de Transformación Productiva, PTP, con el Fondo de Estabilización de Precios, para lograr buscar las demandas a nivel internacional y presentársela a los clientes”, detalló. (Lea: Este es el valor de la Planta La Dorada de Friogán)
 
Aunque Friogán no tiene dentro de sus expectativas ser un exportador directo, si tiene claro que de crecer el mercado de sacrificio para las plantas de beneficio, es clave prepararse para esos procesos de envío de producto hacia el exterior y estar listo para prestar ese tipo servicios. 
 
El gerente de Friogán calificó de “visión y negocio” ese paso. Reconoció que el mercado local es una fuente importantísima y ha sido el ingresó principal de la compañía. Hay plantas con más vocación exportadora, en el caso de la empresa son los frigoríficos de La Dorada y Corozal, pero es el deber ser de la organización: preparar sus instalaciones para procesos futuros de exportación que es donde al final del camino quieren llegar. 
 
“Necesitamos la implementación del Decreto 1500 muy rápidamente, la generación de una cultura de carne en Colombia, la promoción de carreras técnicas en el área cárnica, promoción de la categoría carne para el consumo interno, la legalización y formalización del sacrificio. Todas estas situaciones que son el aporte que debe dar el Estado como garante para que lo demás se dé, es decir, necesitamos trabajar en equipo para que al final del camino se vea el resultado que quiere el país como potencial exportador de carne”, remató. (Lea: Planta de Villavicencio, una de las joyas de Friogán)