Industria sigue acumulando toneladas de leche en polvo en el final de 2020

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Diciembre 2020
compartir
Inventarios leche en polvo Colombia octubre 2020, acopio formal leche octubre 2020, leche Colombia, compra leche, Acopio leche octubre 2020 Colombia, producción leche, Acopio formal leche, recolección de leche en Colombia, producción leche Colombia 2020, precio leche cruda Colombia 2020, precio pagado al productor 2020, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
El inventario de leche en polvo sigue subiendo con el paso de los meses, una señal de que la industria se viene preparando para la eventual temporada seca. Foto: agritotal.com

Las empresas han acumulado más de 17 000 toneladas de leche polvo entera y descremada (165 % más que en 2019) como precaución para la temporada seca que suele presentarse a comienzos de cada año, lo que quiere decir que el precio pagado al productor bajará aún más.

 

Mientras que en octubre de 2019, la Unidad de Seguimiento de Precios de Leche del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural registró 6192 toneladas de leche en polvo, en el reporte del mismo mes de este año se contabilizaron 16 381.

 

Si bien corresponde a un incremento de 165 % con respecto al año anterior, es un 5 % menos del total de octubre de 2018, con 17 204 t. (Lea: Si sigue creciendo stock de leche en polvo en el resto de 2020, pago al productor podría caer)

 

Pero, en esencia, la tendencia al alza iniciada en la segunda mitad del año revela la estrategia de las empresas para acumular leche en polvo y guardar reservas que utilizarán cuando se presente la temporada seca a finales del año y principios del siguiente.

 

Normalmente, desde diciembre y hasta marzo, en gran parte del país las lluvias se hacen más esporádicas y se intensifican las altas temperaturas, lo que impacta en la disponibilidad de alimento para el ganado y, por consiguiente, en la producción de leche. 

 

Ante baja la oferta del líquido, las acopiadoras pagan un precio más alto para captar el producto, por lo cual incrementan la compensación al productor. (Lea: Más de 16 000 toneladas de leche en polvo ha acumulado la industria en 3er trimestre)

 

Sin embargo, en los últimos años han aprovechado las facilidades para importar leche de los TLC, adquiriendo cada vez un mayor número de toneladas antes de que comience la temporada seca, para sacarlas en época de escasez y evitar pagar un precio más alto.

 

Una rápida revisión al promedio pagado al productor desde 2016 permite comprobar esta tendencia: el precio sube hasta noviembre o diciembre, y cuando llega enero, se mantiene al mismo ritmo o experimenta una caída pronunciada que se prolonga hasta febrero.

 

Luego en marzo, cuando se han agotado las reservas, este valor se dispara. Esto se debe a que la industria empieza a utilizar las reservas de leche en polvo que guardó desde el año anterior, por lo cual, aunque hay escasez de leche, el pago al ganadero no crece.

 

Compruébelo usted mismo mirando estas cifras: en febrero de 2016, el precio del litro sin bonificaciones estuvo en promedio en $853, pero en marzo se trepó a $893. Al año siguiente, pasó de $919 a $965 (febrero y marzo de 2017).

 

En febrero de 2018, se ubicó en $979, mientras que en marzo llegó a los $1012. En 2019, pasó de $1013 a $1056, y este año en febrero estuvo en $1063, y al mes siguiente en $1127. (Lea: El crecimiento del acopio de leche en 2020 es positivo mas no sobresaliente)

 

Así pues, los ganaderos deben prepararse para recibir un menor precio de leche en esta época decembrina y hasta bien entrado el 2021, pues la industria utilizará sus propios stocks y los contingentes que se renuevan el 1º de enero para mantener el pago a la baja.