INFORME: Lactosueros, un derivado con muchos contradictores

Por: 
Diego Castrillón Franco
30 de Agosto 2013
compartir
lactosueros en colombia
Aunque la situación es complicada, esta es una pelea que la leche no piensa perder. Foto: CONtexto Ganadero.
Cada vez es más frecuente encontrar productos que aunque aseguran ser 100% leche, utilizan lactosueros en su composición. Los ganaderos exigen que se controle el tema y se eviten posibles engaños al consumidor.

La actual crisis láctea que enfrentan los ganaderos del país tiene varias causas. Una de ellas son las importaciones de varios derivados como lo son la leche en polvo, concentrada y líquida, quesos, mantequillas, yogures, leches ácidas y los lactosueros. Este último artículo, es uno de los que más críticas ha generado, ya que su elaboración le resta las características propias al lácteo extraído de la vaca, pero está siendo comercializado como si fuera el mismo líquido blanco que todos conocemos. (Lea: Fedegán exige controles frente a leches adulteradas y de baja calidad)

Según explica Ignacio Amador Gómez, Médico Veterinario y Zootecnista, MSc y subgerente de Cadenas Productivas de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, este elemento es un residuo abundante, obtenido durante el proceso de elaboración de quesos, pero que al someterlo a una bioconversión con productos de valor agregado se convierte en una alternativa alimentaria. Algunas de sus ventajas son su contenido de lactosa, proteínas y sustancias de importante valor nutritivo, minerales, vitaminas y grasa.

“Aproximadamente el 90% del total de la leche utilizada en la industria quesera es eliminada como lactosuero, el cual retiene cerca de 55% del total de ingredientes de la leche como la lactosa, proteínas solubles, lípidos y sales minerales”, argumenta Amador Gómez. (Lea: El lactosuero y su uso como producto)

Según expuso el funcionario de Fedegán, los usos más comunes del derivado son concentrados naturales, azucarados, sueros en polvo, extracción de proteínas, obtención del ácido láctico, panadería, pastelería, manteca de suero, alimentos infantiles, píldoras farmacéuticas, cerveza y alimento para animales.

Por su parte, Diego Castiblanco, ingeniero de Alimentos, aseguró que un alimento elaborado con este subproducto nunca tendrá el mismo valor nutricional de uno que fue hecho con leche puramente de vaca, ya que sus ventajas alimenticias y propiedades nutricionales serán inferiores comparadas con el que producto hecho con el líquido extraído del animal. (Lea: En Boyacá se vende leche con publicidad engañosa)

“El hecho de que la industria esté buscando alternativas para aprovechar este residuo que resulta a la hora de elaborar quesos, está bien, porque están en el camino de aprovechar toda las materias primas, pero no se puede decir que lo que hace con lactosuero es igual a lo que se hace con la leche que proviene del animal, porque no es así”, afirmó el Ingeniero.
 
Debido a que son más los perjuicios que beneficios los que tiene manipular esta clase de subproductos, desde la Federación Colombiana de Ganaderos, en cabeza de su presidente, José Félix Lafaurie, se le ha hecho un insistente llamado al Gobierno, para que prohíba el ingreso al país de este artículo, el cual llega de naciones como Argentina, Chile, Uruguay y Ecuador. El año anterior, según cifras de la entidad, ingresaron a Colombia cerca de 4.000 toneladas, aun cuando el cupo máximo establecido en 2009 solo permite 3.000. (Lea: Uribe culpa a Santos por la quiebra de los lecheros del país)

Según explicó Augusto Beltrán, secretario técnico del Fondo de Estabilización de Precios, FEP, desde Fedegán se vienen haciendo múltiples esfuerzos para proteger a los productores y evitar que esta clase de derivados afecten la producción nacional. 

“Nosotros queremos proteger a los pequeños productores y darles todas las herramientas necesarias para que sean competitivos frente a este artículo, porque sabemos que es un elemento que no posee todo el contenido proteínico ni vitamínico como si los tienen la leche que producimos en el país”, argumentó Beltrán. (Lea: Ganaderos de Risaralda denuncian venta de lactosueros)

La política no es amiga de los lactosueros

Diferentes voces se han pronunciado fuertemente frente a la utilización de este residuo que ha venido siendo vendido como si fuera leche, pero no lo es. El vicepresidente de la República, Angelino Garzón, ha evidenciado su descontento con la llegada de esta clase de productos al país, ya que con los sobrados de la leche se hacen diversos productos que no tienen las mismas propiedades de aquellos que se hacen 100% a base del lácteo.

“Yo voy a proponer que prohíban el ingreso de ese tipo de productos, porque son una estafa y los niños y las niñas colombianos que los consumen están quedando mal alimentados”, afirmó Garzón. (Lea: Proponen crear movimiento por la defensa ganadera en el país)

Por su parte, Jorge Robledo, senador del Polo Democrático y fuerte defensor del agro colombiano, aseguró que el ingreso de estos derivados al país no solo perjudican a los niños que los consumen, sino a cerca de 350 mil familias que viven de la producción láctea en el país, quienes deben competir con los subproductos que ingresan al país, convirtiéndolos en un enemigo más del ganadero colombiano.

“Grandes compañías están engañando a los consumidores haciendo pasar la leche por bebidas elaboradas con lactosueros, lo que es una desvergüenza, además la situación de los productores va a ser cada vez más grave por cuenta de los TLC”, señaló Robledo. (Lea: Precio de leche y contrabando afectan en Norte de Santander)

No obstante esta situación tiende a ser más grave, ya que varias empresas dedicadas a la producción han venido incluyendo estas sobras de la leche, perjudicando seriamente tanto al sector, como a los miles de ganaderos que viven de la extracción del líquido blanco.