La logística, un nuevo freno para las exportaciones de carne de Suramérica

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Septiembre 2021
compartir
precios de la carne, mercado mundial, logística, transporte marítimo, fletes, exportaciones, comercio mundial, puertos, COVID, índice de contenedores de Drewry, contenedores, comercialización, negociaciones, Montevideo, Uruguay, Paraguay, Brasil, Chile, faena, Costa Atlántica, Suramérica, estados unidos, Europa, Asia, commodities, inflación, cereales, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Las dificultades logísticas, principalmente por el transporte y los fletes, han frenado las exportaciones de carne de algunos países. Foto: transportelogisticacomerciointernacional.com

A pesar de los altos precios de la carne en el mercado mundial, problemas de logística como el transporte marítimo y los fletes están poniendo freno a las exportaciones de países suramericanos.

 

El comercio mundial y los principales puertos de exportación están pasando por una de las peores crisis, tras los recientes cierres prolongados de diferentes puertos clave en el mercado, principalmente, en la zona asiática y de Norteamérica.

 

Esto, por cuenta de los brotes de covid, que han obligado a las empresas a aislar estrictamente a sus trabajadores, cerrar operaciones y dejar buques cargados fondeados. Como consecuencia se ha cuadruplicado el costo de los fletes que pagan quienes adquieren este servicio de transporte, según el índice de contenedores de Drewry. (Lea: Agro y minería, con los mayores costos logísticos en el país)

 

Los incrementos son evidentes, pues entre el año pasado y este se estima que los precios en fletes, para un contenedor de 40 pies, pasaron de estar, en julio de 2020 a US$2.000, a un valor de US$10.000 en agosto de este año.

 

De acuerdo con Alejandro Berrutti, broker de carnes de Uruguay, en una nota del portal agromeat.com, “muchos barcos no llegan al puerto de Montevideo, van a mercados donde hay disponibilidad de contenedores. Nos quedamos sin la posibilidad de sacar los contenedores. Esto genera problemas en la comercialización, podemos tener la producción en tiempo y forma pero no podemos dar la garantía de que va a llegar en tiempo y forma. Eso juega en contra de las negociaciones”.

 

Según informó la agencia de noticias Bloomberg los empacadores de carne de Paraguay, país sin salida al mar, probablemente faenarán entre un 20 y un 25 % menos de ganado este mes debido a la falta de contenedores de envío, los costos de transporte y los erráticos tiempos de tránsito, dijo Korni Pauls, vicepresidente del grupo comercial CPC.

 

“Esto va a perdurar durante septiembre y octubre como mínimo”, dijo Pauls en una entrevista telefónica con Bloomberg. “Esa reducción en la faena se reflejará en los volúmenes de exportación en septiembre”.

 

Los comentarios de Pauls surgen después de que los empacadores de carne uruguayos advirtieron de posibles recortes en la producción el próximo mes al tiempo que la carne congelada se acumula en los depósitos debido a que los buques portacontenedores están evitando el puerto de Montevideo en favor de escalas más rentables. Algunos empacadores de carne uruguayos están enviando contenedores por tierra a puertos en el sur de Brasil o tan distantes como Valparaíso, en Chile. (Lea: Tiempos de importación y exportación se reducirán a 48 horas)

 

Esto también obedece a que la escasez de contenedores y los puertos obstruidos en Estados Unidos, Europa y Asia han llevado a las compañías navieras a cancelar las escalas en los puertos de la costa atlántica de Sudamérica. Ni siquiera el mayor exportador de carne roja del mundo, Brasil, es inmune: la carne se está acumulando en los puertos porque no hay suficientes contenedores refrigerados a mano, señaló la agencia.

 

“Las rutas tienen tiempos establecidos que no se cumplen”, dijo. “De 40 a 42 días desde Asunción a Europa, ahora son hasta 60 días”, sostuvo el directivo.

 

Paraguay depende menos del transporte marítimo que Uruguay porque envía alrededor del 45 % de sus exportaciones de carne vacuna a los consumidores de Chile, Brasil y Uruguay.

 

Sin embargo, los costos de los fletes a algunos mercados extranjeros han aumentado hasta un 30 % porque las barcazas que navegan los ríos Paraguay y Paraná, que unen a Paraguay con los puertos de Buenos Aires y Montevideo, están operando al 40 % de su capacidad debido a la baja profundidad del agua

 

Entre tanto, Infobae.com señaló que hace unos meses atrás se alertó que en el mundo comenzaba a existir una crisis por la escasez de contenedores pues solo han aumentado las necesidades en el planeta para la movilización de todo tipo de bienes, incluidos los artículos médicos y sanitarios, también hay incrementos en movilización de productos para el hogar, bicicletas, tecnología y alimentos, entre otros. (Lea: Primer contenedor de carne bovina colombiana zarpó hacia Macao)

 

Con la reactivación económica en el mundo se comenzó hacer más visible esta problemática en países como Estados Unidos, China y los que hacen parte de la Unión Europea pues en algunos casos comenzaron a incrementar los precios de algunos productos debido a que los fletes aumentaron. Sin embargo, los afectados no han sido solo los países de primer mundo, sino que esta situación ha comenzado afectar países en vía de desarrollo como Colombia y esto se ha comenzado a ver en la inflación.

 

Según el gerente del Banco de la República, Leonardo Villar, citado por el portal “todos hemos sido afectados por una tendencia mundial de aumentos en algunos grupos de productos por factores como las subidas en los fletes internacionales o el alza en los precios de los commodities, como el acero o los cereales. Y eso ha redundado en presiones al alza en los precios, que se ha manifestado en distintas formas en cada país”.

 

Añadió que “el crecimiento de precios que se observa con la cifra de inflación de julio está bastante más vinculado con factores diversos, muchos de ellos de origen internacional, y en particular ha habido un aumento en precios de productos alimenticios no perecederos, como los cereales, que afectan de manera importante a sectores que dependen de ese tipo de productos, como el sector ganadero y el avícola, cuyos precios han aumentado”.