Los centros de costos, clave para la administración del negocio ganadero

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Septiembre 2021
compartir
Centro de costos, unidad de negocio, información, beneficios, empresa, cedait, universidad de antioquia, procesos, actividades, Producción, responsabilidades, objetivos, recursos específicos gastos, control, toma de decisiones, administración, análisis, Competitividad, utilidad, ventas, proceso productivo, materias primas, transformación, ganadería de leche, reproducción, ordeño, sanidad, suplementación, terneraje, levante, novillaje, vacas en producción, vacas secas, Ganadería, ganadería colombia, noticias
Distribuir los centros de costos de acuerdo con las diferentes etapas del proceso productivo es una buena práctica empresarial y de administración del negocio ganadero. Foto: elabcrural.com

El centro de costos es una unidad del negocio que genera información y beneficios para la empresa por lo que son un factor clave dentro de la ganadería.

 

De acuerdo con el Centro de Desarrollo Agrobiotecnólogico de Innovación e Integración Territorial (CEDAIT), de la Universidad de Antioquia, los centros de costos son ese conjunto de procesos y actividades que van orientando y delimitando la producción de costos, en cada uno de ellos hay responsabilidades, objetivos y recursos específicos que se utilizan; esto sirve para que las empresas evalúen que áreas o actividades generan más gastos, y puedan tener un mejor control y toma de decisiones para la empresa.

 

Los centros de costos permiten conocer con claridad la información requerida para el análisis, la competitividad y utilidad que se da en cada uno de ellos. Cabe recordar que los costos de producción son fuente de información para la elaboración de los productos y quedan incorporados en los bienes producidos, diferente a los gastos administrativos y de ventas, que se gastan en el período pero no se incorporan dentro del proceso productivo.

 

Los mismos pueden clasificarse de diversas maneras, una de ellas es de acuerdo a la producción; en el sistema productivo, las materias primas sufren una transformación para generar el producto final que se ofrecerá al consumidor, dentro de este proceso, se pueden identificar áreas de producción que tienes ciertas características en común: la ubicación, el tipo de recursos que se utilizan, el objetivo que se tiene, entre otros. En ganadería de leche, estos centros de costos, se pueden identificar de acuerdo a las etapas que el animal tiene en su ciclo productivo. (Lea: Estos son los costos de producir heno en las ganaderías)

 

En el sistema productivo de la lechería especializada existen eventos y etapas en el animal. Los eventos que se dan en el ciclo de producción de la leche, son la reproducción, el ordeño, la sanidad, la suplementación, entre otros, estos requieren insumos, infraestructura, y otros recursos que varían de acuerdo al estado o etapa fisiológica del animal. Dentro del ciclo productivo en la cadena de la leche se pueden identificar varias etapas, como lo son el terneraje, el levante, el novillaje, las vacas en producción y las vacas secas.

 

Cabe mencionar que cada sistema de producción es diferente y cada productor puede delimitar estas etapas de acuerdo al objetivo productivo que se plantee, lo importante es que haya claridad en el momento en que se inicia una etapa y se termina, para con esto estructurar de una manera idónea los centros de costos, señala el CEDAIT.

 

Además, el enfoque de los centros de costos ayuda a tener un mayor control sobre los recursos que se utilizan, permite planificar y controlar los ingresos y egresos, y analizar las variaciones que tienen cada centro y su desempeño.

 

Los centros de costos, van en función de los productos que el ganadero quiere evaluar, por ejemplo, si dentro de la finca se destetan terneras, se hace levante o se tienen novillas preñadas, el productor puede escoger delimitar para cada una de estas etapas un centro de costos y así evaluar la utilidad, la competitividad o el precio que tendrían cada uno de sus animales; pero no sólo se podría hacer por etapas, también se puede calcular para otro tipo de “productos” generados en el predio, como son las pasturas, y evaluar cuánto cuesta un kilogramo de pasto para la finca.

 

Cada centro de costos está conformado por los materiales y materias primas, mano de obra y demás elementos que se utilizan en la transformación del producto, por eso es importante contar con un buen sistema de registros contables, que sea oportuno y confiable para el buen monitoreo de los elementos de costos que entran a participar en cada uno de los procesos productivos. (Lea: Fedegán-FNG y CEDAIT capacitan a ganaderos antioqueños en temas de interés)

 

Existen rubros que son costos directos y se pueden cuantificar fácilmente en el bien producido, por ejemplo para una ternera, sabemos cuánto concentrado, leche, y medicamentos se le suministra, pero existen otros rubros que pueden participar en varios de los centros de costos, por lo que es necesario, que estos sean asignados en cada uno de ellos con un porcentaje de participación aproximado; por ejemplo, para la mano de obra, el personal puede trabajar cuidando terneras, novillas, vacas secas, entre otras, por lo que su salario se debe distribuir de acuerdo al tiempo que dedica a cada una de las actividades.

 

Otro aspecto importante, es que cada centro de costos se puede convertir en un insumo para alimentar el siguiente, en el caso de que se delimite por las etapas del ciclo productivo del animal; por ejemplo, el costo de una cría desteta sería el insumo inicial para empezar el levante, una ternera levantada sería el insumo inicial para la novilla preñada, y así sucesivamente; para que al final se pueda obtener el costo total o acumulado del animal preñado o de la vaca parida.

 

El trabajo concluye señalando que los centros de costos son una herramienta útil, debido a que permite tener una clara identificación, cantidad y valor de los recursos realmente utilizados, y a partir de esto, evaluar la competitividad, eficiencia y costo de los productos generados dentro de la finca.