Más allá de la trazabilidad y sus objetivos

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Julio 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, trazabilidad, importancia trazabilidad, aspectos de la trazabilidad, objetivos de la trazabilidad, objetivos para lograr la trazabilidad, mercados internos de la carne en colombia, mercados externos de la carne
El profesional asegura que los objetivos de trazabilidad deben ser dinámicos y nunca estáticos, debido al cambio de los mercados. Foto: cdn-www.lanacionpy.arcpublishing.com

La trazabilidad es un tema que aún genera mucha confusión en las personas del sector agropecuario. Esta herramienta tiene unos objetivos, alcance, profundidad y precisión, que es como está siendo evaluada hoy.

 

Hugo Durán Martínez, ingeniero agrícola, indica que “hay que entender por alcance como la cantidad de información registrada en el sistema, cuanto más información registro, más valor va a tener”. Esto quiere decir que la trazabilidad es un término en el que se requieren de datos que muestren el origen del animal y sus subproductos. (Lea: Hábitos de consumo)

 

El profesional menciona la profundidad, que es entendida como “qué tanto hacia atrás y hacia delante se mantiene la trazabilidad. Una cosa es desde que nace hasta la góndola y otras en pasos intermedios. Me refiero a la trazabilidad en la vida del animal, porque generalmente es un bien público, lo que sucede después de faenado hace parte de la actividad privada”.

 

En cuanto a la precisión, el experto lo referencia como la habilidad del sistema de ubicar con exactitud el origen de un problema. Es decir, que si hay un inconveniente sanitario, se debe tener como resolverlo con prontitud. “Para hacer eso, la única manera viable es que la identificación sea electrónica”, expresa Durán Martínez.

 

Los objetivos de trazabilidad hay que verlos como algo dinámico, no es algo estático sino que ha ido sumando objetivos”, explica Durán Martínez, quien dice que el primero y más grande es la salud animal, pues repercute en la humana.

 

Luego del énfasis que se le hace al cuidado animal, aparece el factor mercado como elemento clave en la trazabilidad. De acuerdo con el experto, esto surge como exigencia para todos los exportadores de carne, quienes deben cumplir los mismos requisitos que el mercado interno de un país.

 

En palabras de Durán Martínez, el tercer elemento que aparece entre los países productores y exportadores de carne es la diferenciación, “el ejemplo claro es Uruguay, un país pequeño limítrofe de dos gigantes que producen lo mismo a escalas superiores. Por eso dijo que si yo no hago algo diferente me hundo con ellos porque me absorben”. (Lea: Por qué Colombia necesita de la trazabilidad para apertura de mercados)

 

Este país tiene un sistema de trazabilidad que es ejemplo ante el mundo, que aún no es llevado a cabo por los países que lo rodean como Argentina y Brasil.

 

De acuerdo con Durán Martínez, otro de los objetivos de la trazabilidad de forma dinámica debe ser el “medio ambiente, pues no es lo mismo un animal criado en campo natural donde el productor busca mantener muchas especies de gramíneas y leguminosas que bebe agua pura comparado con otro animal que creció en una pradera que se desarrolló después de talar un bosque autóctono y quemado”.

 

En conjunto, si la base de datos o el sistema son consistentes y sólidos, debe responder claramente al requerimiento del medio ambiente en el trabajo con la ganadería. 

 

“El otro punto es el tema del bienestar animal, que según la OIE está basado en tres partes. Una adecuada sanidad y alimentación, adecuado comportamiento y un manejo que evite sufrimiento. Hoy en día una base de datos e un buen sistema de trazabilidad debería estar en condiciones de responder estas preguntas de los consumidores más exigentes”, concluye Durán Martínez. (Lea: Trazabilidad: camino para garantizar la seguridad alimentaria de nuevas generaciones)