Los temas que debe priorizar Santos según los gremios

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Junio 2014
compartir
sector rural en colombia
Según los gremios, con la construcción de una política agropecuaria, el campo estará a la vista de nacionales e internacionales. Foto: blogspot.com
Representantes de varios sectores productivos indicaron que temas como contrabando, créditos, tecnología, institucionalidad e infraestructura, deben ser prioridad para el reelecto presidente.
 
El pasado 15 de junio el país tomó la decisión de reelegir al actual presidente de la República, Juan Manuel Santos. Luego de 4 años en los que el sector agropecuario ha sido protagonista, en los que ha alzado su voz reclamando mayor atención y de los diveros compromisos que se hicieron en campaña, CONtexto ganadero habló con varios dirigentes dirigente gremiales que le recordaron las necesidades que tiene el sector agrícola y pecuario del país.
 
Henry Vanegas Angarita, presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, asegura que el Gobierno nacional ya conoce los problemas que el agro tiene, sin embargo reitera que es necesario realizar una inversión en infraestructura y tecnología, con el fin de alcanzar la competitividad. (Lea: Alto costo de insumos aumenta el costo de la producción agropecuaria)
 
Necesitamos infraestructura para el secamiento y almacenamiento en todas las zonas productoras, porque este país tiene más bodegas en los puertos que en las zonas de producción, por lo tanto se requiere una alianza público privada para construir toda la infraestructura. También necesita medidas contracíclicas para cuando las condiciones del mercado cambian; de políticas de administración del riesgo; una línea especial de crédito para cultivos agroalimentarios; y el fortalecimiento de la investigación en maíz y soya, para lograr genotipos”, aseguró Vanegas Angarita.
 
Por su parte, Álvaro Ernesto Palacio Peláez, gerente general de la Asociación Hortifrutícola de Colombia, Asohofrucol, ratifica que el sector necesita un apoyo económico. “Colombia requiere con urgencia sembrar no menos de 500 mil hectáreas en frutas para salir a los mercados con todos los requisitos, pero para ello se necesita dinero para el fomento de producción y consumo de frutas y hortalizas”.
 
Entre tanto, Jorge Bendeck Olivella, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Biocombustibles de Colombia, Fedebiocombustibles, hizo énfasis en la necesidad que tiene el sector para que se aumente el porcentaje de la mezcla del uso de carburantes a base de palma de aceite y caña de azúcar.
 
“A través del incremento de las mezclas tendremos una señal para poder aumentar la producción en los cultivos de palma de aceite y caña de azúcar, y así para poder realizar las inversiones que buscan ampliar la capacidad de las plantas productoras y la construcción de otras. En la medida en que el Gobierno nos dé las señales, nosotros podremos hacer todas las tareas, que se traducen en mayor empleo, desarrollo y paz en las regiones colombianas”, afirmó el presidente de Fedebiocombustibles. (Lea: 3 aspectos que estancan el uso de biocombustibles en Colombia)
 
De igual forma, Patricia Martínez, vicepresidente ejecutiva de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Asoporcicultores, comentó en diálogo con CONtexto ganadero que el agro necesita ayuda en varios frentes, que son los más importantes para sacar adelante al sector.
 
“Necesitamos que se renegocien los TLC con Estados Unidos y Canadá, que se solucione el tema del contrabando en las zonas de frontera, porque el ingreso de carne en canal y ganado en pie nos tiene azotados considerablemente; se necesita mejorar la institucionalidad por parte del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, y el Invima para que el sector salga adelante; y también la inyección de recursos a fondos parafiscales, porque así se podrían reforzar otros frentes”, agregó Martínez.
 
De acuerdo con Andrés Rafael Valencia Pinzón, presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia, Fenavi, aunque el sector ha mejorado en aspectos como modernización y productividad, se necesita una mayor inversión en temas como la seguridad alimentaria, entre otros.
 
“Son varios los temas que nos preocupan. Uno de ellos tiene que ver con el uso del suelo. Los Concejos de varios municipios del país están modificando el POT (Plan de Ordenamiento Territorial), con el fin de darle cabida a otras actividades, desplazando a las agropecuarias. La seguridad alimentaria debería tratarse como asunto de seguridad nacional, y debe tener instrumentos que garanticen a quienes producen alimentos el derecho a estar en los suelos que han venido ocupando desde siempre”, explicó Valencia Pinzón. (Lea: Colombia expide un decreto cada 20 horas, pocos favorecen al agro)
 
La SAC pide una política agrario de Estado
 
Mientras tanto, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, Rafael Mejía López, dijo que el país necesita una política agraria de Estado que incluye 2 componentes: desarrollo rural y política productiva. Indicó que se debe conservar el presupuesto de los $5,2 billones para el sector, es decir que se deben destinar a la formalidad de las actividades productivas del sector agropecuario.
 
“Colombia necesita seguir mirando los bienes públicos y los subsidios directos; tiene que abordar una tasa de cambio competitiva y la protección a los instrumentos de política sectorial; hay que mirar el desarrollo rural con enfoque territorial, pero no confundir el crecimiento con la rentabilidad; no hay inversión extranjera ni nacional entonces toca ver cómo tratar la seguridad jurídica; la educación que es un desastre para el sector rural; y se debe fortalecer la institucionalidad pública y privada, hay que buscar la formalización de todos los sectores del agro”, apuntó Mejía López.
 
Por último, José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, señaló que hay una dualidad entre tener un sector empresarial competitivo de cara a los TLC o una visión minifundista de agricultura campesina.
 
“Ambas cosas pueden existir, pero si el país no hace un gran esfuerzo por girar los bienes públicos al sector agropecuario, para que pueda ser competitivo con vías, tecnología, capacitación, teniendo en cuenta una serie de costos que van ligados a la rentabilidad, el crédito y la energía, es muy difícil que el sector salga adelante. El Gobierno tiene que evaluar con claridad cómo hacer que esas 2 visiones coexistan, sin perjuicios para el desarrollo de otras políticas”, puntualizó Lafaurie. (Lea: “Necesitamos que el Estado genere la posibilidad de competir”, Unaga)
 
Según los dirigentes, son muchas las expectativas que hay con el nuevo periodo presidencial que tendrá Santos; esperan todos que sean 4 años de un mayor reconocimiento para el sector y de nuevas oportunidades en los mercados internos e internacionales.