Precio de la carne aumenta como consecuencia del verano

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Septiembre 2015
compartir
Aumento precio carne y ganado
Fenómenos climáticos, contrabando y sacrificio clandestino, razones del aumento en los precios de ganado gordo y carne. Foto: CONtexto ganadero.
El valor que se paga por el producto sube como resultado de los fenómenos climáticos. De igual manera, el precio del ganado gordo presentó un aumento significativo entre enero y junio de este año y se prevé que para el segundo semestre se mantenga la tendencia.
 
De acuerdo con cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, entre enero y junio de 2015 el precio del novillo gordo y la carne de res registraron un aumento significativo que corresponden a 6,2 % y 2,1 %, respectivamente. Expertos aseguran que el incremento se ha dado por el verano y que incluso anteriores efectos climáticos en el país han incidido en ello.
 
“En los últimos meses de este año ambos precios subieron, especialmente desde el mes de marzo, de acuerdo con las cifras del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del DANE de este año. Las razones se deben a menos animales, algunos de ellos muertos a causa del Fenómeno de El Niño, también hubo reducción del inventario a razón de cambios climáticos anteriores; es decir, si hoy se mueren 10 vacas, las consecuencias se ven en los siguientes años: no se reprodujeron los primeros bovinos y tampoco sus crías”, explicó Óscar Cubillos Pedraza, economista y jefe de la Oficina de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, FNG. (Lea: Sustituir importaciones)
 
En diálogo con CONtexto ganadero, el economista también indicó que en los Fenómenos de El Niño (2010) y La Niña (2011 – 2012), más la muerte de 30 mil animales y el desplazamiento de 620 mil como consecuencia de la sequía de este año, están las explicaciones por las cuales los precios del novillo gordo y la carne aumenten.
 
Al no haber agua, no hay pastos y por ende los ganaderos desplazan a los bovinos a otras zonas en donde los puedan alimentar, pero hay que decir que por esa falta de nutrientes el bovino deja de ser productivo tanto en crías, como en leche y carne”, agregó Cubillos, quien recordó que en el primer semestre de este año el sacrificio cayó 3 %, como consecuencia de la escasez de animales, el contrabando y el sacrificio clandestino.
 
Con lo anterior, hay que anotar que las cifras del DANE revelaron que en este primer semestre el precio de la carne de res subió 2,1 %, mientras que en el caso del novillo gordo se registró un incremento del 6,2 %. (Lea: Producción de leche se redujo hasta en un 60 % por cuenta del verano)
 
Para este semestre se prevé que siga la tendencia al alza en ambos productos porque parece que el verano se prolonga, entonces los ganaderos tienen que prepararse y los consumidores deben estar alertas a las especulaciones, puede haber uno que otro comerciante que le suba el valor a la carne”, afirmó el vocero del FNG.
 
Por su parte, Ignacio Amador Gómez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Cárnicas, Asocárnicas, explicó que el precio del ganado gordo en el país fluctúa, según la ciudad, entre $3.500 y $4.000, “para ganado de primera calidad puede estar en los $3.500”.
 
En las estadísticas que nosotros tenemos está demostrado que el sacrificio ha disminuido y una de las razones por las cuales eso sucede es el verano, dado que no hay suficientes animales que ingresen a las plantas de sacrificio como consecuencia de la falta de alimentos. En la Costa se han reportado muchas muertes de bovinos por ese aspecto”, comentó Amador Gómez. El experto indicó que en grandes superficies el kilo de carnes finas oscila los $14 mil o $15 mil.
 
Finalmente, Pedro Milton Botero Bernal, gerente de la Cooperativa de Mercadeo Cárnico del Sur, Comercasur, en Bolívar, ratificó que el precio del valor de la carne al consumidor ha subido, principalmente por el verano. (Lea: 5 temas que preocupan a los ganaderos colombianos)
 
Eso pasa también por el sacrificio de hembras en años anteriores, entonces la cría disminuyó y hay poca reposición de ganado en este momento. Lo ideal es que el consumidor compre carne en mejor calidad, tal vez no con la misma frecuencia, para que el precio no lo afecte tanto. De otra parte, el ganadero tiene que prepararse porque es evidente que día a día la demanda del producto crece”, puntualizó Botero.