Promover más agentes de crédito en el campo: José Antonio Ocampo

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Agosto 2017
compartir
credito,creditoagropecuario,promover,agentes,asistencia tecnica,mas bancos,CONtextoganadero
“La asistencia técnica y la comercialización, pueden ser los 2 cuellos que se deben mejorar para dinamizar el crédito en el sector agropecuario”, José Antonio Ocampo. Foto: Presidencia de La República.
El crédito debe ir más allá de Finagro y del Banco Agrario. Recomendó que muchos otros agentes deben hacer presencia incluyendo asociaciones de productores y cooperativas. Recordó varias recomendaciones de la Misión Rural entre ellas mejorar asistencia técnica y la comercialización.
 
El sector financiero ha reducido ostensiblemente el crédito para el sector agropecuario y por lo tanto debe trabajarse en la promoción de nuevo agentes que atiendan este mercado en el sector rural.
 
Según José Antonio Ocampo, quien fuera el director de la Misión Rural en Colombia, el crédito en el sector agropecuario adolece de fallas de mercado que incluso fueron contempladas en las conclusiones de la Misión y que destaca nuevamente para dejar el atraso y avanzar en el desarrollo de la ruralidad del país.
 
“Las fallas de mercado básicas que debe enfrentar el mercado son: acceso, inversión y  aseguramiento”, advirtió el economista y exministro de Estado.
 
Acceso
 
Al referirse al tema del acceso al crédito, calificó de excelente el sistema de los corresponsales financieros porque ha permitido la presencia de servicios en el sector rural. “El estado transfiere los diferentes subsidios mediante las cuentas financieras y los habitantes de los municipios más apartados y lejanos acceden a estos mediante dicho formato”, agregó Ocampo.
 
Aseveró que la realidad es que las cuentas de ahorro permanecen inactivas lo que indica que la gente saca la plata una vez se la giran.
 
“Seguimos muy atrasados en el acceso a crédito. Solo el 14 % de los productores agropecuarios tienen acceso al crédito, es decir, que todavía tenemos las 4/5 partes del sector para trabajar el acceso a financiamiento”, dijo. (Lea: Colombia y Canadá trabajan para mejorar acceso al crédito agropecuario)
 
Según él, muchos de los que acceden al crédito lo tienen una vez cada 10 años. “El 55 % de la población sujeta de crédito tuvo acceso solo una vez al mismo entre el 2004 y el 2014”, aseguró.
 
Crear nuevos agentes de crédito
 
Añadió que lo que hay que pensar es cómo se expande el crédito en el sector rural.
 
Consideró que el Banco Agrario hace su tarea y es importante, sin embargo, propuso que se constituyan otros bancos. “Hay una tarea importante en la promoción de nuevos agentes financieros de acceso al crédito”, aseveró.
 
Opinó que las instituciones financieras redujeron ostensiblemente el crédito para el sector agropecuario a la vez que recordó la importancia que tenía la especialización de los bancos Cafetero y Ganadero, precisamente por lo útiles que eran en cada uno de sus sectores.
 
Dijo que el crédito debe ir más allá de Finagro y del Banco Agrario y recomendó que las asociaciones de productores y cooperativas, deben hacer una presencia más fuerte. (Lea: 5 quejas de los productores frente a los créditos para el sector)
 
Nuevas formas de crédito
 
Afirmó que el sistema más solidario e incluyente en crédito agropecuario es el de los fondos rotatorios de las asociaciones de productores. “Cómo logran un sistema de crédito colectivo a una cooperativa o a una asociación de productores, que ellos mismos sean los que lo manejen”, agregó, y al mismo tiempo, explicó que en esos sistemas el incumplimiento es bajo porque hay una solidaridad implícita del sistema.
 
"¿Cómo lograr esas nuevas formas no sé si de redescuento o cualquier otro mecanismo, para ampliar significativamente el crédito hacia los productores que por lo demás permitiría promover ese tipo de organización?", se cuestionó.
 
Argumentó que en la Misión Rural se hizo énfasis en que la esencia del desarrollo de la agricultura familiar es la asociatividad y la misma estaría relacionada con asistencia técnica y acompañamiento integral.
 
Inversión
 
Sobre inversión dijo que el apoyo del crédito es necesario. La inversión es una actividad para pequeños y grandes productores rurales. “El punto es promover la agricultura empresarial. Ha habido éxitos como la renovación cafetera”, indicó el que fuera asimismo Secretario Ejecutivo de la Comisión Económica parAmérica Latina y el CaribeCEPAL.
 
Sugirió promover la inversión en distintos cultivos, y reiteró que el ICR es el mejor instrumento de financiamiento en el sector agropecuario. “Para eso fue creado en la Ley 101 de 1993 y ha demostrado ser un buen instrumento especialmente en los últimos diez años”, replicó Ocampo. (Lea: Tasas de interés de fomento son del 15,5 % anual mientras que en EE.UU. y UE son del 1 %)
 
Recalcó que las condiciones crediticias no necesariamente son las apropiadas para la promoción de la inversión y el costo sigue siendo muy elevado, "por tanto, como reducirlo, es importante”, agregó.
 
Resaltó que cuando la misión rural estaba trabajando el ICR tenía recursos de $350 mil millones y en 2017 estos son $91 mil millones. “El recorte ha sido masivo y sospecho que lo mismo viene del presupuesto que están entregando al Congreso”, replicó.
 
Promover el ICR
 
Manifestó que el ICR es el instrumento más importante de apoyos específicos. “Si el Estado tiene recursos escasos para promover la inversión agropecuaria, este es el instrumento al cual hay que dedicarle más capital”, recomendó.
 
Como complemento señaló que otro de los problemas que enfrenta el crédito agropecuario, y que es positivo, es el rápido crecimiento de los préstamos en general en Colombia, pero vio con preocupación que el dinero de Finagro sean cada vez más limitado, situación que se la atribuyó al dinamismo de la financiación sustitutiva.
 
Es así, que propuso revisar las condiciones de esos créditos sustitutivos y verificar cuántos efectivamente se usan en la compra de Títulos de Desarrollo Agropecuario. “Decíamos que los créditos que no fueran estrictamente agropecuarios, o sea que no sean para entidades del sector, no se contaran para ese propósito”, afirmó.
 
Agregó que la idea es salvar los recursos dinámicos que necesita Finagro para el fomento y el crédito de inversión.
 
Apoyo en el posconflicto  
 
Según Ocampo el posconflicto es el escenario para contribuir en la deficiencia de crédito, ya qe las agencias creadas por el Gobierno, como la Agencia de Desarrollo Rural, la Agencia Nacional de Tierras y la Agencia de Renovación del Territorio, están llamadas a crear proyectos viables para que los pequeños productores de las zonas más alejadas del país sean competitivos.
 
De acuerdo con el experto, la clave es buscar como es el acompañamiento integral. “El crédito va ser unos de los instrumentos pero primero hay que tener proyectos viables. La tarea es ayudar a crear esos instrumentos”, replicó.
 
Hizo un llamado a mejorar la competitividad y dijo que este año ha repuntado la producción de arroz, de maíz y de la palma –esta última de tiempo atrás porque es un cultivo de tardío rendimiento–. La pregunta es cómo esa producción va a ser competitiva hacia adelante. Ahí el tema de ciencia y tecnología y de asistencia técnica, es esencial.
 
Subsidios en el tema de financiación
 
“En última instancia todo lo que se gasta el Gobierno es un subsidio”, dijo Ocampo.
 
Insistió en los 2 instrumentos de crédito básicos: Finagro e ICR. El primero como sistema de redescuento que tiene un componente subsidiado porque es una inversión forzosa, menos costosa de lo que muchos banqueros piensan porque de todas maneras les deja un rendimiento.
 
Asimismo que el ICR es importante para los cultivos de tardío rendimiento, de hecho el 60 % del CERT se utiliza para eso. "Ese es un subsidio”, agregó.
 
Para Ocampo hay otros auxilios importantes y se debe establecer cuáles funcionan y cuáles no.  Explicó que lo que se va a canalizar a través de las nuevas agencias en el sector rural es muy importante para la agricultura familiar.
 
Hay que preguntarse qué hacer en ese tema para los territorios más atrasados ya sea a través de los programas de desarrollo integral con enfoque territorial o a través de los proyectos específicos de la Agencia de Desarrollo Rural”, replicó.
 
Recordó que en investigación se ha mejorado en el país al tiempo que destacó como positivo el renacimiento de Corpoica, y también el papel que juegan en este tema varios gremios a través de las cuotas parafiscales. Manifestó que el eslabón que no ha funcionado es el las Umatas, es decir, el tema de asistencia técnica directa a los pequeños productores.
 
Para él es urgente apoyar el desarrollo de empresas de comercialización de productos agropecuarios. “Crearlas y preferentemente que sean de propiedad de los productores grandes y pequeños, tanto para el mercado interno como en el internacional”, concluyó Ocampo.