Proyecto de Ley 103: alta carga ideológica, ausencia de contenido técnico

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Agosto 2022
compartir
Gabriel Vallejo Chujfi analiza los efectos de la prohibición de exportar ganado en pie
Gabriel Vallejo Chujfi, exrepresentante a la Cámara por Risaralda, es una de las voces que ha empezado a exponer en redes sociales y medios de comunicación argumentos contra el Proyecto de Ley 103. Foto: Cortesia

El exrepresentante risaraldense Gabriel Vallejo Chujfi cuestiona la alta carga ideológica que motiva el proyecto de ley que prohíbe la exportación de ganado en pie y la ausencia de contenido técnico, teniendo en cuenta las dimensiones de los problemas económicos y la posible escasez que produciría prohibir la exportación de ganado en pie.

 

Desde que la senadora Andrea Padilla anunciara la radicación de un proyecto de ley que pretende prohibir la exportación de ganado en pie desde Colombia para, según ella, salvaguardar el bienestar animal, son muchas las voces que han salido en defensa de los medianos y pequeños ganaderos que son los principales beneficiarios de este comercio.

 

Gabriel Vallejo Chujfi, exrepresentante a la Cámara por Risaralda, es una de las voces que ha empezado a exponer en redes sociales y medios de comunicación argumentos contra el Proyecto de Ley 103 que busca limitar a 200.000 el número de cabezas exportadas para ir reduciendo el número hasta llegar a cero cinco años después de expedida la norma.

 

 

CONtexto ganadero: Lo hemos visto muy activo en redes y recientemente en medios refutando los argumentos de un grupo de senadores que buscan a través de un proyecto de ley prohibir la exportación de ganado en pie desde Colombia.

 

Gabriel Vallejo Chujfi: Hoy soy la voz de quienes creemos que el Proyecto de Ley No. 103 de 2022 por medio del cual se prohíbe de manera progresiva y total las exportaciones de ganado en pie con destino al consumo humano presentado en su gran mayoría por Congresistas del Partido Alianza Verde es, además de una gran irresponsabilidad con la seguridad alimentaria de todos los ciudadanos, un proyecto de ley altamente anti-técnico y anti-económico, asimilable al control de exportaciones que ha sido un rotundo fracaso donde se ha implementado como por ejemplo en Argentina.

 

Uno de los argumentos del proyecto de ley 103 tiene que ver con las incidencias de las exportaciones en el precio interno de la carne: a mayor exportación, mayor el precio al consumidor en Colombia. ¿Cuál es su percepción al respecto?

 

No es cierto que la única causa del incremento en el precio de la carne sean las exportaciones de ganado en pie. Quien argumente esto le está mintiendo a los ciudadanos. Recordemos que el hato colombiano es de cerca de 30 millones de cabezas de ganado y menos de 1 % es destinado a la exportación de ganado bovino en pie.

 

 

¿Cómo explicarle al colombiano de a pie la disparada en el precio de la carne?

 

No hay que seguirle el juego a quienes le atribuyen esta causa (la exportación de ganado en pie) al incremento del precio de la carne. El incremento del precio de la carne tiene múltiples factores como por ejemplo problemas estructurales en la comercialización y sacrificio del ganado bovino, el alto costo de los insumos agropecuarios de los alimentos, la crisis geopolítica entre Rusia y Ucrania, la lenta reactivación de la flota marítima comercial golpeada por la pandemia, entre otras razones.

 

 

¿Cuáles serían los efectos a mediano y corto plazo de la aprobación de esta Ley y puesta en marcha de la disminución de las exportaciones de ganado en pie desde Colombia?

 

De aprobarse este proyecto de ley, se generarían dos efectos sumamente graves para la economía colombiana: el primero de corto plazo desestimularía a esas 700.000 familias ganaderas a tener ganadería de engorde porque los precios tendrían un retroceso impresionante sin que signifique que se le trasladaría a los ciudadanos, pero el efecto más grave es que ante este desestímulo tendríamos una posible escasez en el largo plazo. Este proyecto tiene un contenido altamente ideológico y político. Es nefasto para todos los colombianos y no deja de ser otra propuesta populista más presentada por algunos congresistas.