Sector lácteo debe integrarse como cadena para competir con innovación, dice Juan Navia

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Septiembre 2020
compartir
Celema, cadena productiva, sector lácteo, itegración, innovación, valor agregado, colaboración, compartir, conectar, cocrear, industria de alimentos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Desde Celema se promueve la integración de la cadena productiva con el fin de poder competir en los mercados internacionales con productos innovadores. Foto: Imagen de Wolfgang Ehrecke en Pixabay

El sector lácteo tiene mucha oportunidad de crecimiento tanto a nivel nacional como internacional pero para ello se requiere la integración de la cadena y la innovación, afirmó el gerente de Celema, Juan Navia.

 

Durante una charla organizada por Colganados, el directivo manifestó que se requiere dicha unión que permita mostrarnos como país de cara al mundo y donde toda la cadena de valor colabora por un beneficio común. “Todos debemos estar unidos construyendo país”, dijo.

 

Señaló que hay una metodología que se llama la innovación abierta que tiene cuatro pilares: la colaboración, el compartir, el conectar y el cocrear, y esto es lo que se requiere en el país. (Lea: Es el momento de integrar la cadena láctea para posicionar una marca país)

 

Esto es algo que se da en el sector tecnológico pero que se pueda llevar a la industria de alimentos. Celema trabaja por desarrollar a los ganaderos de forma individual pero qué pasaría si toda la industria láctea unida con el gobierno trabajara un programa real para que todos los ganaderos del país tuvieran una mayor productividad o acceso a más conocimiento.

 

Eso le permitiría a la industria poder crecer, tener leches de mejor calidad e impulsaría al país a tener propuestas de valor de cara al exterior.

 

El siguiente nivel de la innovación está en esos cuatro pilares mencionados anteriormente.

 

El directivo quien lleva pocos meses al frente de Celema manifestó que cuando llegó de otra industria al sector lácteo se encontró con una industria que compra leche para vender leche y “es ahí donde nos deberíamos unir. Como industria deberíamos comenzar a ver oportunidades en el exterior, a compartir y a mostrarle a nuestros ganaderos qué es lo que está pasando afuera de Colombia y poder unirnos para exportar”.

 

Señaló que hoy seguimos vendiendo leche que no está mal pero que no nos prepara para los retos que vienen a futuro en especial con los tratados de libre comercio donde si no se genera valor como cadena de valor podrían venir momentos difíciles. (Lea: Alagro, una cooperativa que diversifica sus negocios)

 

Es la hora que la industria se una para hacer ganaderos más fuertes y que todos empujen hacia un mismo lado.

 

“Como colombianos siempre pensamos que porque tenemos una idea o un conocimiento puntual lo queremos guardar para nosotros mismos y no lo queremos compartir y a veces terminan siendo simplemente ideas y no se traducen en acciones”, afirmó.

 

Por eso dijo que prefiere aplicar que “contra la confidencialidad la velocidad. Deberíamos compartir conocimiento, si se va a competir se debe tener en cuenta que en el exterior hay mercado para todo el mundo que si se comparte conocimiento no hay problema”.

 

El poder compartir conocimiento permite cocrear y de ahí salen nuevas ideas y con ello se mejora.

 

Esto aplica para toda la cadena de valor. “Si el día de mañana nosotros como país descubrimos que hay una gran oportunidad con un tipo de leche como las orgánicas y si encuentro el mercado pero no preparé a los ganaderos para tener la materia prima para producir esa leche no se logró nada”. (Lea: ¿Qué pasa con la industria láctea?)

 

Colombia tiene unas características tan particulares que permiten contar historias. Nuestro país en el mundo lácteo está en la obligación de generar productos de valor no solo por sus características organolépticas sino por la belleza que tiene el país, las regiones, el campesino. Estamos llamados a contar historias diferentes, a entregar productos con una historia. Que el consumo se vuelva algo más emocional que racional, sostuvo.

 

Estamos llamados a cambiar el cómo se vende un producto lácteo de cara a un consumidor afuera del país.

 

“Debemos enfocarnos en los productos de valor agregado, sin desconocer que un vaso de leche seguirá estando en la mesa. En la medida en que nos salgamos del commodity vamos a ser capaces de lograr mayor valor en la cadena y eso se refleja en mayor valor financiero. Si no me puedo diferenciar no puedo cobrar más y si es así se va a seguir en la eterna discusión del precio de la leche”, aseguró.

 

La base de todo está en cocrear, poner sobre la mesa el conocimiento que cada uno tiene, tanto la industria como el ganadero y entre todos hacer mesas de trabajo para crear, para equivocarse y aprender. Hay que tratar de equivocarse barato, indicó.

 

Los colombianos son muy buenos en la improvisación estratégica. Como sector lácteo no se tiene una visión a cinco, diez, 15 y 20 años, no hay una visión unificada de cómo pararse como sector de cara al mundo.

 

Se tiene una oportunidad importante de pensar qué se podría hacer afuera, qué volúmenes mover, como se podría agregar valor y cómo todo eso podría incidir en que Colombia pudiera incrementar sus volúmenes de producción. (Lea: Nuevo pacto por el crecimiento del sector lechero debe incluir más compromisos de la industria)

 

El consumo per cápita se incrementa a través de nuevas propuestas, es decir, ampliar la oferta de productos lácteos con valor agregado que sean suficientemente atractivos para el consumidor y que permitan consumir productos de mayor valor y con mayor frecuencia, sostuvo.

 

Indicó que Celema trabaja muy de la mano con los ganaderos a quienes capacitan para que su pensamiento esté enfocado en que la productividad no es producir más barato sino mejor y eso significa leche con más proteína, grasas y otros aspectos que al final van a ser mejor pagas y permitir que la empresa, como aliada, tenga productos de mejor calidad lo cual va a generar mayor rotación y eso se vuelve un ciclo porque se va a demandar más leche.

 

En estos momentos Celema está trabajando el tema orgánico y están en un proceso de innovación y tratando de entender ese mercado. Dentro de ese proceso vienen con una serie de sellos que les permite contar una historia.

 

“Si las innovaciones resultan todos en la cadena de valor ganan”, concluyó.