12 apreciaciones en el establecimiento de SSPi

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Noviembre 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Bancos Mixtos de Forrajes, Sistemas Silvopastoriles Intensivos, condiciones sistemas silvopastoriles intensivos, suelo para sistemas silvopastoriles intensivos, especies más usadas sistemas silvopastoriles intensivos, densidad de siembra sistemas silvopastoriles intensivos, localización cultivo sistema silvopastoril intensivo
Es importante que el productor tenga en cuenta las recomendaciones de los profesionales, que son quienes definen el mejor periodo para el primer pastoreo. Foto: teorema.com.mx

Se denominan sistemas intensivos debido a que las especies forrajeras que se establecen tienen la condición de ser muy densas, mayores o iguales a 5.000 arbustos por hectárea en trópico bajo y medio y 2.000 en trópico alto.

 

Las especies de arbustos recomendadas para los Sistemas Silvopastoriles Intensivos (SSPi) deben contener un alto contenido de proteínas, minerales y vitaminas. De igual manera, las pasturas que acompañan este sistema deben tener buenos contenidos de azucares solubles y fibras. (Lea: Sistema silvopastoril intensivo, alternativa de ganadería sostenible)

 

De acuerdo a lo explicado en la Cartilla Sistemas Silvopastoriles Intensivos – SSPi de Ganadería Colombiana Sostenible, existen 12 apreciaciones importantes que el productor debe poner en consideración a la hora de establecer un SPPi en sus predios: 

 

  1. Preferiblemente se debe sembrar los forrajes de mayor adaptación en las condiciones de cada región, de esta manera se reduce el riesgo de enfermedades y plagas, además que se obtiene mayor longevidad y persistencia productiva. 

 

  1. En cualquiera de los sistemas es importante el control a tiempo de las plantas acompañantes. Las arvenses pequeñas se pueden controlar con machete, azadón o pala a un bajo costo, pues permitirles un mayor desarrollo ocasionará pérdidas de cultivo y mayores costos de inversión.

 

  1. Tenga en cuenta las recomendaciones de los profesionales, para definir el mejor periodo para realizar su primer pastoreo. Es recomendable utilizar animales jóvenes en las primeras rotaciones del cultivo, pues esto evitará pérdidas, compactación del suelo y permitirá aprender sobre el manejo del sistema. Lea: 7 acciones a tener en cuenta en el manejo de los bancos forrajeros mixtos)

 

  1. Es importante realizar el aforo de forraje que permitirá ajustar la carga animal óptima para su modelo, esta podrá ir incrementando en la medida que el sistema madure y variará dependiendo de la época del año. La observación permitirá aprender a conocer el cultivo.

 

  1. En todos los casos es indispensable hacer un análisis de suelo físico y químico para determinar la disponibilidad de nutrientes, así como para identificar las limitantes y corregir las deficiencias o excesos.

 

  1. Si es necesario, se debe realizar las correcciones o arreglos de acuerdo con los resultados del análisis de suelos.

 

  1. Incluir plantas forrajeras capaces de activar el reciclaje de nutrientes mediante la fijación de nitrógeno y con capacidad de extraer nutrientes y agua de los mantos más profundos del suelo.

 

  1. Preparar el terreno en forma mecanizada o manual dependiendo de las condiciones del lote.

 

  1. Es importante orientar los caballones, surcos o melgas de oriente a occidente en zonas planas.

 

  1. Se debe sembrar en curvas a nivel en zonas de ladera. (Lea: 3 condiciones fundamentales para sistemas silvopastoriles)

 

  1. Es deseable que los arreglos lleven árboles maderables y pastos mejorados.

 

  1. La distancia entre surcos puede variar si se agregan árboles maderables.

 

Finalmente, Ganadería Colombiana Sostenible menciona en la cartilla que la correcta instalación de los equipos eléctricos para el aislamiento de los sistemas es fundamental, pues de esto depende el éxito de los forrajes en la etapa de crecimiento inicial ya que se impide que los animales entren y de alimenten de los pastos.

 

Fuente: Cartilla Sistemas Silvopastoriles Intensivos - SSPi