140 minutos es el tiempo normal de parto en cerdos

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Julio 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, cerdos, porcinos, parto porcinos, parto normal cerdos, partos distocicos cerdos, tiempo parto cerdos, condiciones aprto cerdos, partos distocicos, porcicultores, productores, ganaderos, ganaderos colombia
El parto distócico ocurre cuando se presentan inconvenientes en el proceso de alumbramiento del porcino. Foto: Purdue University - W. Singleton

En los cerdos por ejemplo, en muchas ocasiones se presentan los partos distócicos que se convierten en un inconveniente para el procedimiento. Conozca más acerca de este proceso y las ayudas que se usan para realizarlo. 

 

Los partos distócicos en animales como los cerdos se presentan porque por naturaleza este tipo de seres no son tan exactos al momento de dar a luz a sus crías. Estos partos se dan por la complicación que tiene el porcino de expulsar al feto, por lo cual se necesita la intervención de expertos para no dejar morir al animal que está por nacer. (Lea: Cuidados a tener con los terneros cuando se presenta un parto distócico)

 

En muchas ocasiones, este proceso se realiza debido al prolongado tiempo que toma el animal para extraer la cría, lo que puede generar dificultades y hasta la muerte del feto.

 

Yesid Lora, médico veterinario y zootecnista de la Hacienda Villa María, Almacén Agropanorama y del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), indica que este tipo de alumbramientos se hace debido a los problemas en la etapa normal de gestación de los porcinos

 

“Este inconveniente genera que el animal no tenga un parto fisiológico normal. El mayor porcentaje de estos se presentan en las cerdas de primer parto porque su anatomía y fisiología reproductiva no están del todo adaptado a ese procedimiento”, afirma Lora. (Lea: Nuevo método para reducir mortandad en cerdos)

 

Las caderas de una porcina primeriza no son las mismas que las de un animal que ya ha tenido crías anteriormente. Además, el tamaño de la cerda pequeña no es el mismo que el de una de mayor edad, por lo que las diferencias anatómicas son distintas así como también la experiencia del animal en el procedimiento.

 

Como todo alumbramiento, en este tipo de animales se tiene que cumplir unas fases anteriores al momento de parir que inician con la gestación de las crías.

 

“Por lo regular, esta fase dura 3 meses, 3 semanas y 3 días, como se dice coloquialmente. Este es el periodo de gestación por lo que es importante que el animal no alumbre antes ni mucho menos en días posteriores”, asegura Lora.

 

En un parto normal, la cerda tiene su tiempo de gestación estipulado naturalmente. Cuando el animal está próximo a parir comienza a tener un comportamiento inquietante, además su aparato reproductor aumenta de tamaño y se enrojece, así como la ubre y los pezones se encuentran preparados para recibir al que está por nacer.

 

Conjuntamente, el animal inicia la búsqueda del lugar en el cual va a dar a luz y se acomoda para luego pasar con la fase de las contracciones y así expulsar la cría.

 

Según Lora, “en estudios se ha demostrado que el proceso del parto total de una cerda se toma un promedio de 140 minutos, es decir, aproximadamente 5 horas en parir la cría. Existe la posibilidad que se pueda demorar menos o más, pero ese es el promedio del parto”.

 

Cuando la cerda demora más, se considera que hay problemas, por lo cual se debe analizar qué está pasando para intervenir con el personal experto.

 

Es clave tener en cuenta que entre cada lechón debe haber un tiempo entre 16 minutos como mínimo y 30 minutos como máximo. Si luego de este periodo la cerda está teniendo contracciones pero no expulsa a la cría, algo está pasando con la posición del animal, el estado o cualquier anomalía que genera una intervención inmediata.

 

Cuando este tipo de partos se presenta, es fundamental que la persona que lo realice sea un médico veterinario que tenga conocimiento acerca del proceso, sus tiempos, el comportamiento del animal, así como su anatomía para no cometer prácticas erradas que puedan incomodar al porcino. (Lea: Inscríbase a las capacitaciones sobre bienestar animal porcino)

 

Finalmente, una de las ayudas que están usando algunos veterinarios es “la utilización de una pinza extractora de lechones roma, que no causa lesión en el útero porque está diseñada para eso por lo que no tiene filo. En mi caso, me ha servido mucho porque a veces con nuestra mano se nos dificulta la extracción del lechón y es ahí donde la pieza se convierte en un facilitador”, concluye Lora.