Alimentación animal mejora con especies vegetales del Pacífico

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Abril 2014
compartir
alimentación animal
Según la investigación estos vegetales también son considerados como suplemento alimenticio. Foto: www.agenciadenoticias.unal.edu.co.
De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional, con sede en Palmira, el consumo de hojas de árbol del pan, achín, pacó y subproductos como cáscaras de chontaduro o plátano tienen un valor nutritivo similar al de forrajes cultivados.
 
Según Dissa Enith Mosquera Perea, ingeniera agroforestal y estudiante de la maestría en Ingeniería Agroindustrial de la Universidad Nacional en Palmira, las hojas de árbol del pan, achín, pacó y las cáscaras de productos como chontaduro y plátano pueden ser usadas como suplementos en la alimentación animal, ya que presentan un valor nutritivo similar al de los forrajes cultivados.
 
“Algunos expertos consideran que muchas especies tienen valores nutritivos superiores a las gramíneas y pueden producir elevadas cantidades de biomasa comestible de forma más sostenible en el tiempo, bajo condiciones de cero fertilización”, explicó Mosquera. (Lea: La papa, alternativa de suplemento alimenticio para el ganado)
 
La investigadora también indicó que el uso de estos vegetales como suplemento alimenticio también son una alternativa para reducir los costos de producción en cualquier predio con animales.
 
Interesados en el aprovechamiento de los recursos nativos del Pacífico, determinamos el potencial nutritivo para estos 5 recursos locales del municipio de Quibdó en el departamento del Chocó, teniendo en cuenta la composición bromatológica (es decir cualitativa y cuantitativa) y la digestibilidad in vitro de la materia seca (DIVMS)”, comentó Dissa Mosquera.
 
Los resultados del estudio permitieron establecer que las hojas de achín y las de árbol del pan presentaron los contenidos más altos en proteína y energía bruta; mientras que los indicadores de DIVMS más altos se presentaron en las cáscaras de chontaduro y hojas de achín.
 
Por su parte, Héctor José Anzola Vásquez, coordinador de Investigación y Desarrollo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG, explicó que los análisis que se presentan son excelentes para la determinación de la calidad nutritiva de fuentes alternativas de alimentación para el ganado y sugirió que sería bueno realizar otro tipo de pruebas en los animales.
 
Habría que conocer resultados de pruebas de palatabilidad, degustación y determinación del aumento del peso diario en animales a los cuales se les suministren estos vegetales. Algunos de animales tienden a tener buena dieticidad y energía con la cáscara de chontaduro. También sería bueno conocer los valores antinutricionales que presenten porque se pueden tener problemas en la salud de los animales”, aseguró Anzola Vásquez.
 
“En general, las materias primas objeto de este estudio pueden contribuir a la reducción de costos de producción asociados con la alimentación de animales de granja, a la vez que permiten utilizar recursos no convencionales de la región, de bajo valor comercial y poco competitivos con la alimentación humana”, concluyó la investigadora. (Lea: Leguminosas nativas "no son malezas, son buenazas” para bovinos)