Amansar los bovinos puede aumentar la producción de leche y carne

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Febrero 2017
compartir
Animales mansos mejor producción carne y leche, animales mansos, bovinos mansos, Amanse y adiestramiento en bovinos, Manejo de bovinos, manejo animal, Bovinos mansos mejor producción de carne y leche, Empresa de amanse y adiestramiento de bovinos, técnicas para amansar a los bovinos, técnicas para amansar a los bovinos Colombia, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Cuando se aplican técnicas de adiestramiento, los bovinos pueden concentrar su energía en mejorar ganancia de peso y producción de leche. Foto: actualidadganadera.com.
Según expertos consultados por CONtexto ganadero, un bovino estresado gasta su energía de forma infructuosa mientras que uno manso puede concentrarla en mejorar ganancias de peso y otros parámetros productivos.
 
En la antigüedad, los bovinos no domesticados empleaban gran parte de la energía que obtenían de la dieta en preservar su vida, recorriendo grandes distancias o teniendo que huir de los depredadores.
 
Si el animal es muy nervioso, concentra energía en producir corticoides, se estresa y eso desmejora la ganancia de peso o la producción de leche”, explicó César Gómez Velásquez, médico veterinario y magíster en ciencias veterinarias. (Lea: Conozca en qué consiste el temperamento lechero)
 
Con el tiempo, cuando el ser humano empezó a domesticar a los bovinos, estos pudieron concentrarse en consumir alimento y optimizar su producción en kilos de carne o litros de leche.
 
Para aclarar esta afirmación, utilizó un ejemplo actual y comparó a una novilla que tuvo su primer parto con una vaca de segundo o tercer parto. Mientras que la primera evidencia más estrés al momento del ordeño, la segunda parece menos inquieta.
 
Uno ve que las producciones de las novillas no son tan altas por muchas cuestiones, pero entre otras por el nerviosismo que tiene. A medida que ella se va acostumbrando a entrar a la sala de ordeño, es más tranquila y produce más”, señaló. (Lea: Conozca cómo las vacas se acostumbran a rutinas de ordeño)
 
De hecho, Nicolás Benedetti Pineda, médico veterinario y zootecnista especialista en amanse de bovinos, aseguró que la cantidad de litros así como la calidad del lácteo se pueden mejorar con una vaca más adiestrada.  
 
La producción de leche es superior entre un 20 % y 25 % en animales mansos, tanto en calidad y cantidad. Esto es porque la res está equilibrada, no se encuentra en ningún tipo de estrés”, indicó.
 
El experto puntualizó que el adiestramiento no es suficiente para esta mejoría. También es necesaria la presencia de mano de obra calificada para ordeñar a las vacas, así como estructuras que permitan el mayor confort para el bovino. (Lea: Así se alista un bovino antes de ser exhibido y juzgado)
 
Beneditti añadió que un semoviente, en el estado previo al sacrificio, genera unas altas descargas de hormonas corticoides debido al estrés, que desencadenan una coloración oscura y desmejoran la condición de la carne.
 
La carga hormonal ocasiona una baja de oxígeno en la sangre y por eso se da ese color en la carne. En cambio, un animal adiestrado muestra un rojo intenso pero no oscuro, lo cual es un indicativo de la calidad”, declaró.
 
Según dijo, el adiestramiento es un proceso con el cual los animales se acostumbran a la presencia humana y aprender a confiar en las personas que los tratan bien y a desconfiar de los que lo maltratan.
 
Así pues, cuando se va a sacrificar, los animales están acostumbrados a la convivencia con humanos y no experimentan incomodidad o molestia. (Lea: Importancia de conocer la conducta animal para el manejo bovino)
 
De igual manera, recomendó la suplementación como otra herramienta para generar confianza. En las empresas que se dedican a la ceba, entre 60 y 90 días antes del sacrificio, los ganaderos deben suministrar suplementos con el fin de incrementar el ácido láctico en la fibra muscular para que la carne sea más blanda.
 
“El solo hecho de la suplementación genera confianza en el animal, porque la presencia del humano que los alimenta le es familiar. Entonces cuando se lleva a los corrales donde se va a sacrificar, las reses están calmadas porque están acostumbradas a la convivencia con las personas”, puntualizó.