Aproveche la temporada de lluvias y coseche agua

Por: 
CONtexto Ganadero
09 de Mayo 2014
compartir
cosechar agua
Cosechar agua a través de sistemas silvopastoriles y evitar la trashumancia es a lo que le deben apostar los productores agrícolas y pecuarios. Foto: tomada de Vanguardia Liberal.
Paulatinamente ha vuelto a llover en varias zonas del país, precipitaciones que venían siendo añoradas desde hace varios meses. Es entonces el momento propicio para almacenar el líquido vital antes de que de nuevo llegue la temporada seca.
 
Luego de un intenso verano que se prolongó por 4 meses, de a poco regresan las lluvias a varias regiones del país. Es el caso del Meta, en especial el municipio de Granada, donde desde hace algunos días, intensos aguaceros vienen cayendo en la región, los cuales ya dejan cerca de 300 familias afectadas. (Lea: ¿Cuánta agua tiene su finca y cómo la mide?)
 
No obstante, en el sector productivo, las precipitaciones son bien recibidas, así por lo menos lo manifestó Pablo Velásquez, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en la región, quien aseguró que los productores esperan que este periplo invernal se mantenga.
 
“Es la primera semana que llueve por un largo lapso, porque hace 8 días, cayó agua, pero no fue mucha. Sin embargo, aún no tenemos información de que haya inundaciones en predios, ni desbordes en los ríos, lo único que nos preocupa es que las vías se vuelven intransitables, en especial en aquellas poblaciones cercanas al río Ariari como son Vista Hermosa y La Uribe”, sostuvo el funcionario. (Lea: El consumo de agua por las praderas)
 
Ante la llegada de las precipitaciones, CONtexto Ganadero consultó sobre el tema a Rolando Barahona, docente de la Universidad Nacional, sede Medellín, experto en zootécnica, nutrición de rumiantes y PhD en agricultura, quien aseguró que los productores colombianos saben luego de sufrir por la escasez del recurso hídrico que es hora de empezar a “cosecharlo”.
 
Barahona sostuvo que el país pasó de ser el cuarto a nivel mundial con mayor reserva hídrica en el mundo a estar en un séptimo u octavo lugar, por lo que insistió en ver a las lluvias como una “bendición de Dios”.
 
“Si tiene que irrigar las praderas con bombas que funcionan con diésel y otro combustible, tendría que gastar más o menos $300 mil por hectárea al mes para tener esa irrigación, por lo cual los costos de producción aumentarían muchísimo. Pero si esta actividad la hace con energía eléctrica, llevar a cabo esa acción tendría un valor promedio de $600 por hectárea, por lo cual la lluvia no solo se debe ver como un regalo de Dios, sino como un beneficio económico”, explicó el docente universitario. (Lea: El cuidado del agua, vital para la ganadería en el mundo)
 
Para el experto, el uso de jagüeyes; praderas que sirven para recolectar agua; manejar el suelo para evitar que se compacte, lo cual  se hace a través de la renovación de praderas, logrando que las plantas se hidraten mejor por cuenta del agua que hay en el subsuelo y el establecimiento de sistemas silvopastoriles, son medidas viables y óptimas que permiten preservar el líquido vital ante las constantes variaciones del clima que está viviendo actualmente el país.
 
“Tenemos que empezar a cosechar agua y las instituciones generadoras de conocimiento, deben trabajar en cómo se logra y cuál es el método que permite hacerlo. Yo recomiendo el establecimiento de los sistemas silvopastoriles. Allí encontramos árboles y estos tienen raíces profundas que pueden explorar más el suelo y sacan agua de donde el pasto no puede”, argumentó Barahona.
 
El experto también manifestó que con la presencia de un árbol en este sistema de producción, el verde se mantiene por más tiempo, produce más biomasa, lo que lo convierte en una solución en aquellas regiones en donde los ganaderos se quejan por la falta del preciado líquido. Además tienen una ventaja, generan sombra y evitan la evapotranspiración. Es decir, gracias a un sistema silvopastoril, se conserva el agua. (Lea: Cosechar agua, alternativa para enfrentar su escasez)
 
Finalmente, Rolando Barahona pidió a los productores del campo conciencia a la hora de usar los recursos hídricos, para que escenas como las que se presentaron en Casanare y la región Caribe, donde hubo una elevada mortandad de animales, no se repitan, sino que cosechen agua, para soportar el Fenómeno de El Niño que está por venir.