Aquí les contamos las bondades del pasto rescate o triguillo

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Septiembre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, pasto rescate o triguilo, siembra pasto rescate o triguillo, manejo pasto rescate o triguillo, fertilización del pasto rescate o triguillo, riego del pasto rescate o triguillo
La siembra de este pasto puede realizarse al voleo o en surcos, por lo que se recomienda realizar una buena preparación del suelo. Foto: infopastosyforrajes.com

Llamado científicamente como Bromus Catharticus, el pasto rescate o triguillo es una especie que se adapta a zonas comprendidas entre los 1.500 a 3.100 m.s.n.m. Su mejor grado de adaptación se encuentra entre los 2.200 a 3.000 m.s.n.m.

 

De acuerdo a un artículo publicado el SENA, esta especie crece silvestre en campos cultivados o abonados, a los lados de las carreteras y en los potreros nativos. Se usa en pastoreo, ensilaje, forraje verde y heno, pero no es muy resistente al pisoteo, razón por la que se recomienda el pastoreo en rotación. (Lea: El pasto rescate o triguillo es productivo y apetecible)

 

Para los animales, este material resulta muy apetecible como pasto de corte o heno, especialmente cuando se suministra mezclado con alfalfa o tréboles. Hay que resaltar que puede ensilarse solo o mezclado con leguminosas.

 

Siembra

 

Se recomienda realiza una buena preparación del terreno. La siembra puede hacerse al voleo o en surcos pero para pastoreo se recomienda mezclar con festucas y tréboles. En el caso de ser para corte debe sembrarse solo mezclado con alfalfa.

 

Cuando se siembra al voleo se deben emplear 12 a 15 kg de semilla por hectárea, en surcos separados entre sí por 25 a 30 cms. Si se siembra con alfalfal los surcos deben estar separados por 30 cms, usando 15 kg de semilla de alfalfa por hectárea. La semilla del triguillo no debe quedar a más de 2 cms de profundidad.

 

Fertilización

 

Toda recomendación para el uso de fertilizantes debe hacerse sobre la base de un análisis previo del suelo. En general, los climas fríos suelen ser ácidos, por eso se recomienda aplicar cal en cantidades de 1 hasta 4 toneladas por hectárea dependiendo del grado de acidez, antes de la siembra y posteriormente cada 3 o 4 años si necesario. (Lea: Fertilización orgánica mejora calidad de los pastos)

 

Riego

 

El pasto rescate es particularmente susceptible a la sequía. La aplicación de riego durante épocas secas estimula la producción de forraje y aumenta la eficiencia de los fertilizantes, manteniéndose el nivel durante todo el año.

 

Manejo

 

Esta especie es una gramínea bastante agresiva, de excelente desarrollo inicial en la que fácilmente se pueden cosechas hasta 6 toneladas de forraje seco en el primer corte luego de tres meses de la siembra. En los cortes subsecuentes la producción de forraje disminuye pero con un buen manejo puede mantenerse una excelente producción.

 

El artículo mencionado expone que es recomendable el pastoreo en rotación para esta especie, pues bajo estas condiciones tiende a comportarse como perenne y se recupera fácilmente. Con fertilización y riego se puede cortas o pastorear cada 30 a 35 días.

 

Producción de forraje

 

Bajo condiciones naturales sin fertilización ni riego puede producir un promedio de 2.2 toneladas de forraje seco por corte durante el primer año, lo que equivale a 11 toneladas de forraje verde por corte; estos se pueden efectuar cada 6 u 8 semanas con una producción total al año de 70 a 90 toneladas por hectárea de forraje verde.

 

Con aplicaciones promedias de 3.5 toneladas por hectárea de nitrógeno cada tres cortes se han obtenido producciones medias de 3.5 toneladas por hectárea de forraje seco por corte y en algunos casos hasta 5 toneladas, lo que significa una producción anual de 150 a 200 toneladas por hectárea de forraje verde.