Aspectos que debe manejar un trabajador de una finca ganadera

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Octubre 2020
compartir
Bienestar Animal, Trabajadores, finca ganadera, puntos de fuga, puntos de balance, movimientos bruscos, instalaciones, signos de estrés, enfermedades, medicamentos, procedimientos sanitarios, nutrición, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
El trabajador de una finca ganadera debe tener ciertos conocimientos básicos como temas de bienestar animal y manejo de la finca. Foto: Fedegán

La educación del personal que trabaja en las fincas ganaderas es muy importante si se quiere que el negocio sea rentable, planteó el Presidente de la Asociación Latinoamericana de Bienestar Animal, Leopoldo Estol, en un artículo publicado en el portal bmeditores.mx

 

De acuerdo con el dirigente, un entrenamiento mínimo deberá considerar aspectos como la comprensión de los “puntos de fuga” y “punto de balance” para acercarse al ganado y manejarlo solo con banderas o trapos, sin gritos, látigos o perros y evitar acciones que atemoricen al ganado como es el caso de movimientos bruscos.

 

Así mismo, el personal debe saber cómo manejar animales agresivos o fácilmente excitados para proteger también a las personas y hacer un uso adecuado de métodos de sujeción y formas de manejo. (Lea: Bienestar animal: una cuestión ética pero también económica)

 

En áreas donde las instalaciones no sean adecuadas, se tendrán que usar métodos de sujeción tradicionales, y se intentará balancear entre el estrés del manejo y los beneficios para la salud de la aplicación de dichas medidas.

 

Otro punto que recomienda es que el personal encargado del manejo del ganado sepa reconocer tempranamente los signos de estrés o enfermedad y pueda aplicar primeros auxilios a los animales en un momento determinado.

 

Un factor más que es necesario es que sepa administrar adecuadamente medicamentos y procedimientos sanitarios de rutina.

 

Además, dar una respuesta adecuada al estrés por falta de agua o calor y saber sobre nutrición básica. También es preciso que sepa tomar acciones cuando se presenten emergencias como inundaciones. (Lea: Bienestar animal, no solo una cuestión de buen alojamiento y alimentación)

 

Respecto a las enfermedades, muchas pueden ser prevenidas o sus riegos minimizados si se presta atención a la nutrición adecuada. Otras se controlan mediante vacunaciones, tratamientos antiparasitarios, uso de aditivos alimentarios y otras formas de manejo adecuado. No todas las enfermedades se pueden controlar vacunando, y eso es otro aspecto importante que debe tenerse en cuenta a la hora de contratar el personal que va a ayudar en la finca.

 

Es básico que tanto el productor como los empleados sepan reconocer los problemas sanitarios comunes y qué medidas pueden usar en esos casos; y cuando las medidas de emergencia son ineficaces, se deberá contactar al veterinario para hacer el diagnóstico, ordenar el tratamiento y evitar o reducir las pérdidas animales.

 

En todo caso, señala Estol, es necesario que los productores tengan asesoramiento de un veterinario para temas de salud animal, quien por sí mismo o con la ayuda de un nutricionista o ingeniero agrónomo desarrollará planes de manejo eficientes para la salud del plantel en aspectos de enfermedades infecciosas, tóxicas o metabólicas. (Lea: El bienestar animal también es beneficioso para usted y sus empleados)

 

De acuerdo con lo expuesto por el directivo, “la importancia del manejo humanitario como característica del buen manejo es manifiesta a través de la línea de acción del que quizás es el más importante instituto de la industria de la carne de los EEUU, el Meat Institute”.

 

Bajo su patrocinio se desarrolla el programa de “Humane handling” (manejo humanitario), que tiene como objetivo “asegurar el manejo óptimo del ganado en las plantas frigoríficas de los EEUU, que es éticamente apropiado, y crea un lugar de trabajo positivo y garantiza una óptima calidad de los productos cárnicos elaborados”. Para la industria de los EEUU, la ética también es parte de un correcto enfoque comercial: “El manejo humanitario es bueno para la carne y para los negocios”, afirma.