Conozca cómo es la producción de leche con el pasto Mulato II

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Diciembre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, mulato II, pasto Mulato II, caracteristicas del pasto mulato II, bondades del pasto Mulato II, calidad forrajera pasto mulato II, adaptacion a suelos pasto mulato II, produccion de leche pasto mulato II
Esta especie es híbrido apomíctico, que quiere decir que es genéticamente estable y no se segrega de una germinación a otra. Foto: infopastosyforrajes.com

El pasto Mulato II es una Brachiaria hibrida que es el resultado de B. ruziziensis (sexual) por B. decumbens (apomíctica). Las progenies sexuales se expusieron a polinización abierta dando origen a una segunda generación de híbridos de donde se seleccionó un genotipo generando esta especie.

 

Estudios con marcadores moleculares muestran que Mulato II tiene alelos que no está presentes en B. ruziziensis, ni decumbens pero sí B. brizanthe Marandú y otras accesiones de brizantha. Esta especie posee alta densidad de hojas lo que contribuye a mejorar la afecta eficiencia de utilización del pasto, la pubescencia es más corta que la de Mulato II según lo explica el portal Engormix.com. (Lea: Mulato II, un forraje mejorado que aumenta producción de carne y leche)

 

Además, el sistema radicular es profundo y bastante ramificado, se adapta a suelos con deficiente drenaje sin llegar a soportar encharcamiento permanente. En pruebas realizadas en campo se ha encontrado resistencia antibiótica al mión de los pastos.

 

El pasto mulato II es una alternativa más novedosa para mejorar la productividad en sistemas semi-intensivos de carne y leche. Recomendado para regiones que poseen suelos ácidos, fertilidad media y baja, periodos de sequías prolongados, altas temperaturas y elevada humedad relativa; y principalmente donde hay riesgo de ataques severos de varias especies de salivazo.

 

Esta especie es un híbrido apomíctico, lo que significa que es genéticamente estable, no segrega de una gemación a otra, y por tanto le puede durar por muchos años.

 

Adaptación a suelos

 

El mulato II presenta mayor resistencia que Mulato I a suelos con drenaje deficiente, sin embargo, no soporta encharcamientos. Se desenvuelve bien en altitudes que van desde 0 a 500 m y precipitaciones anuales a partir de los 500 mm.

 

En general, es una especie híbrida recomendada para nichos agro-ecológicos donde se siembra Brachiaria brizantha cv Marandú. Aporta rusticidad y tolerancia a suelos con alta concentración de aluminio heredadas de Brachiaria decumbens, quien es uno de los antecesores de Mulato II.

 

Calidad forrajera

 

Este material posee excelentes características nutricionales en lo que se refiere a contenidos de proteína bruta (PB) y digestibilidad. Ambos parámetros varían dependiendo de la edad del pasto y de la época del año, normalmente arroja porcentajes de PB entre 18 a 21% además de niveles de digestibilidad de “in vitro” en rebrotes de 25 a 35 días entre 55 y 66%. (Lea: Conozca las ventajas del pasto mulato II para ganadería en clima cálido)

 

Producción de leche

 

En trabajos realizados por el CIAT fue validada la producción de leche con diferentes brachiarias los resultados indicaron que con mulato II la producción de leche durante la época seca se elevaron en un 11% y en un 13% durante la temporada de lluvias en comparación con los pastos Brachiaria decumbens CV basilisk y B brizantha cv, Toledo.

 

Manejo y fertilización

 

El pasto mulato II por su alta calidad forrajera y buena producción de forraje es adecuado para un manejo rotacional intensivo. La capacidad de recuperación del pasto es alta necesitando periodos de descanso de 21 a 28 días en épocas de lluvias.

 

Dado que esta gramínea requiere fertilidad de suelo de moderada a baja, para maximizar su producción de biomasa, es recomendable efectuar fertilizaciones periódicas de manutención con nitrógeno y fósforo una vez al año dependiendo del resultado de los análisis del suelo.