Conozca dos especies ideales para bancos proteicos en trópico alto

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Mayo 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, bancos de proteína, bancos proteicos, bancos de proteína para trópico alto, alfalfa, alfalfa para banco proteico, tréboles, tréboles para bancos proteicos
Por sus aportes nutricionales, el experto asegura que la alfalfa y el trébol rojo son recomendables para la producción de bancos de proteína. Foto: es.wikipedia.org - alimentacionderumiantes.blogspot.com

Se llaman bancos proteicos cuando se cultivan forrajes con un contenido de proteína mayor de 15 %, teniendo en cuenta que un banco se pueden combinar tanto forrajes proteicos como energéticos. Conozca qué especie son aptas para la elaboración de estos forrajes.

 

Raúl Rojas, director técnico de forrajes de Sáenz Fety, indica que para el trópico alto, una de las especies más recomendadas para la realización de estos bancos de proteína es la alfalfa. Según el profesional, “es una excelente alternativa que cuenta con tres o cuatro puntos clave que debe tener muy presente el productor ganadero”.

 

¿Por qué la Alfalfa?

 

Uno de estos es el nivel freático profundo, tal como lo menciona Rojas, pues la alfalfa nutricionalmente hablando es excelente para los animales porque es una leguminosa que se puede utilizar como banco de proteína, con la característica que profundiza sus raíces, puede hacerlo a un metro o más profundo. (Lea: Las propiedades de la alfalfa como alimento bovino)

 

En palabras de Rojas, si cuando se abre un hueco en la tierra el agua está a 50 cm, “pues obviamente no es un suelo apto para alfalfa porque no va a profundizar su raíz y claramente en una época de sequía donde se baja el nivel freático no va a poder tomar aguas profundas para conservar su productividad. Entonces lo ideal es que este nivel sea profundo, ojala se encuentre agua a un metro o más para que no tenga problema”.

 

Otra de las características que resalta el productor es el pH del suelo que tiene esta especie, pues debe estar por encima de 5.5, preferiblemente cercano a 6. En el caso de las tierras que lo tienen por debajo de 5 complica el proceso porque dificulta el establecimiento de esta leguminosa.

 

La alfalfa requiere nutrientes en niveles óptimos, en la medida que yo tengo un pH más ácido, entonces la disponibilidad de estos nutrientes es menor. Por eso es tan importante hacer un análisis de suelo a la hora de sembrar esta especie”, explica Rojas.

 

El profesional reitera que esta es una excelente alternativa porque se puede sembrar en surcos, al boleo. Rojas también aclara que esta especie se puede pastoreas, pero el hacerlo puede afectar un poco la vida útil de la planta porque el casco del animal dañará la corona de las raíces.

 

“Esto se presenta especialmente cuando tengo suelos pesados, arcillosos y eso me lo afecta. Por eso muchas veces es preferible utilizarla solo para corte. Entonces la densidad de siembra si lo quiero hacer al boleo es de 50 libras o si se quiere sembrar en surcos es más o menos 35 libras”, asegura Rojas. (Lea: Alfalfa: cómo aumentar un 8 % su productividad)

 

Lo anterior se debe realizar con rotaciones aproximadas de entre 28 a 35 días promedio, pues el punto ideal de cosecha de alfalfa es cuando esté en botón floral, antes que empiece a producir las flores. De acuerdo a Rojas, “la altura de corte no debe ser más baja de unos 8 cm para no afectar los rebrotes que vienen en la parte de la base del tallo”.

 

Tréboles

 

Esta es otra alternativa para bancos proteicos, especialmente el trébol rojo porque produce alta producción de forraje. Es un material un poco más rustico a la alfalfa pero el profesional asegura que también se puede utilizar. (Lea: Estas son las propiedades nutritivas del trébol para el ganado)