Conozca las ventajas de la caña de azúcar en los sistemas silvopastoriles

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Noviembre 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, caña de azúcar, propiedades caña de azucar, ventajas caña de azucar, ventajas caña de azucar sistemas silvopastoriles, Sistemas silvopastoriles, ganaderos, ganaderos colombia
La caña de azúcar forma parte del grupo de plantas C4, las cuales, gracias a su especial metabolismo pueden utilizar mejor energía solar. Foto: agriculturers.com

La caña de azúcar es una fuente de forraje energético para la alimentación del ganado, además de ser una planta con una gran capacidad de producir enormes volúmenes por unidad de área. Conozca las ventajas de esta vegetación en los sistemas silvopastoriles.

 

Esta especie tiene un gran potencial para la producción de biomasa, pues aprovecha de manera muy eficiente la principal ventaja del mundo tropical: alta radiación solar y alta temperatura a lo largo del año. La caña de azúcar forma parte del grupo de plantas C4, las cuales, gracias a su especial metabolismo pueden utilizar mejor energía solar y hacer una mejor utilización del agua. (Lea: El potencial de la caña de azúcar para la alimentación de bovinos)

 

Además de su eficiencia en la conversión de energía sola en materia orgánica, la caña de azúcar ofrece otro importante número de ventajas en los sistemas silvopastoriles:

 

  1. Amplio rango de adaptación agroecológica, pues se cultiva prácticamente en todas las regiones tropicales y subtropicales del planeta tierra. En Colombia se encuentra desde el nivel del mar hasta las alturas alrededor de 2.200 metros. En el continente americano se cultiva desde el sur de los Estados Unidos hasta el norte de Argentina.

 

  1. Es un cultivo perenne que puede durar varias décadas, pues su capacidad de rebrote permite obtener numerosas cosechas a partir de la siembra inicial, lo que disminuye los costos y los riesgos asociados a la siembra de cultivos de ciclos cortos o anuales.

 

  1. La cosecha de la planta se realiza aproximadamente cada 12 a 18 meses en las regiones cálidas. Se mantiene una cobertura constante sobre el suelo, lo que disminuye los costos de control de malezas y permite un uso más eficiente del agua y un mejor control de la erosión. (Lea: La caña de azúcar como fuente energética en los BMF)

 

  1. Resistencia a plagas y enfermedades, pues cuenta con una estructura rígida de la corteza de la caña y su bajo nivel de proteína la hacen una planta relativamente poco susceptible a las enfermedades.

 

  1. Preservación de la fertilidad de los suelos, porque la gran cantidad de residuos que quedan después de la cosecha permite la reincorporación al suelo de una gran cantidad de materia orgánica y de nutrientes. Es importante destacar que los residuos no se deben quemar.

 

  1. Bajo uso de insumos, especialmente cuando el cultivo se explota sin quema, porque exige pocas o nulas cantidades de agroquímicos y de productos externos a la explotación.

 

  1. Integración de especies animales, pues la caña se puede fraccionar y por medio de trapiche obtener jugo para alimentación de los seres humanos y de animales como los cerdos. El cogollo y el bagazo que se obtienen de este fraccionamiento se pueden utilizar para la alimentación de los rumiantes. (Lea: ¿El ganado puede consumir caña de azúcar o cogollo sin cortar?)

 

Finalmente, La caña de azúcar es básicamente una fuente de energía en forma de azúcares con alto contenido de fibra. Los contenidos de otros nutrientes importantes como proteína y grasa son prácticamente despreciables. La caña es una planta fundamentalmente enérgica y de ellos se desprenden sus ventajas pero también sus limitaciones.

 

Fuente: Guía Sistemas Silvopastoriles. Aspectos teóricos y prácticos del CIPAV: